sábado , 14 diciembre 2019
Inicio » Noticias » Nacionales » Necesario que presupuesto para el sector hídrico aumente: Flores Anguiano

Necesario que presupuesto para el sector hídrico aumente: Flores Anguiano

COMUNICACIÓN SOCIAL CÁMARA DE DIPUTADOS. Con información de NOTILEGIS.

Manifestó que la comisión no está de acuerdo con el impuesto al agua.

Advierte que este gravamen afectaría la producción agrícola y generaría una crisis alimentaria.

PALACIO LEGISLATIVO. El presidente de la Comisión de Recursos Hidráulicos, Agua Potable y Saneamiento, Feliciano Flores Anguiano (Morena), señaló que se buscará que el presupuesto del sector hídrico se optimice, aumente y sea mucho mejor que el que se está operando este año.

Manifestó que la comisión no está de acuerdo con el impuesto al agua, por ello exhortó a las diferentes fracciones parlamentarias para que a la hora de votar la gran mayoría esté de acuerdo en que no se grave ningún impuesto, por la dificultad que están pasando los agricultores en todo el país, su situación es tan difícil económicamente y porque se elevarían los costos de producción.

Durante la Convención Nacional en defensa de un presupuesto digno para el sector hídrico 2020, dijo que el día de mañana se va a presentar en el pleno lo que determinó el Senado respecto a este impuesto o gravar un impuesto al agua, especialmente para riego.

Además, porque eso no venía en la Ley de Ingresos de la Federación, eso no lo planteó el Presidente de la República; es más, hizo una declaración donde tampoco está de acuerdo.

Flores Anguiano enfatizó que la información recabada será de gran utilidad. “Hay que estar pendientes en la semana, especialmente del 11 al 15 de noviembre, que es cuando se estará aprobando el presupuesto en esta Cámara de Diputados”.

Agradeció la participación de los usuarios de riego, organismos operadores de agua potable y expertos en la materia quienes plantearon sus propuestas.

Quintín Suárez Andujo, presidente de la Asociación Nacional de Usuarios de Riego, que encabeza a más de 580 mil concesionarios, aclaró que éstos son los que subsidian al gobierno federal y no al revés, porque desde 1992 se les entregó la infraestructura hidroagrícola en ruinas y con sus propios recursos la manejan y han logrado hacerla eficiente. Pese a ello, “se castiga con menor presupuesto a la Comisión Nacional del Agua para 2020, y el cobro por el agua para producir alimentos es aberrante; sería un golpe que aniquilaría al campo mexicano”.

El presidente de la Asociación Nacional de Empresas de Agua Potable y Saneamiento, Arturo Palma Carro, criticó el recorte de más de 31 por ciento para generar agua potable. Los más de dos mil organismos operadores del líquido pagan altas tarifas eléctricas, con aumentos de entre 40 a 120 por ciento al año, que dañan 60 por ciento los costos de producción y recaudan 48 millones de pesos, mientras que cinco empresas embotelladoras venden 63 mil millones de pesos.

Cada vez que reducen presupuesto al sector, orillan a los consumidores a comprar botellitas de agua beneficiando a empresas transnacionales, mientras que todavía 160 comunidades nunca han tenido el servicio potable.

Manuel Becerra Lizardi, vicepresidente nacional del Sector Hídrico de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción, apuntó que el agua debería considerarse entre las cinco prioridades del país; sin embargo, las inversiones del último lustro no la reflejan ni en el Plan Nacional de Desarrollo.

La propuesta para 2020 de más de 20 mil millones es insuficiente; se requieren entre 60 y 90 mil millones de pesos para modernizar la infraestructura hidráulica con participación del gobierno e iniciativa privada, la cual requiere certidumbre jurídica y garantías para invertir, sin que sea sinónimo de privatización.

Celso Leal, representante de la Asociación Regional Centro de Unidades de Riego, se sumó al esfuerzo de la Comisión de Recursos Hidráulicos para solicitar 90 mil millones de pesos para el sector, con el objetivo de arraigar a las familias en las regiones. El presupuesto asignado para la modernización de las unidades de riesgo impacta en un uso racional del recurso, eleva la producción y calidad de alimentos, con el objetivo de acceder a la autosuficiencia.

Por parte de la Asociación de Ingenieros Civiles de México, Marco Alfredo Murillo Ruiz señaló que las tarifas nunca alcanzan y los subsidios no llegan; por ello, se necesita que se impulse y ejerza cabalmente el presupuesto. “Es falso que los productores del campo sean los grandes consumidores del agua, ellos sólo riegan, transforman el agua en alimento y la planta no toma más agua para crecer”.

Zeferino González Lara, de la Asociación Mexicana para el Desarrollo Integral de las Unidades de Riego, afirmó que el agua y la producción de alimentos son temas de seguridad nacional, pese a ello es raquítico el presupuesto.

“Estamos haciendo esfuerzos extraordinarios en Veracruz para enfrentar nueve meses y 7 días de sequía, a punto de rebasar la registrada en 2011. Se tienen en el estado 22 ingenios y sólo 18 tendrán caña; la producción de maíz, arroz y frijol está diezmada.

De la Asociación de Unidades de Riego Tecnificado, Manuel Zamarripa indicó que para la gente de campo sólo se autorizaron 46 mil millones de pesos, dejando fuera a algunos programas. “Las acciones referentes a los apoyos hidroagrícolas de la Conagua, son herramienta para la productividad agroalimentaria de México; esto afectará a corto plazo la canasta básica como ya lo dijeron, dañaran a todos los mexicanos recayendo en los que menos tienen.

Rafael Sánchez Bravo, director de Irrigación de la Universidad Autónoma de Chapingo, sostuvo que los 90 mil millones de pesos que la comisión impulsa para el sector, es el presupuesto adecuado para subsistir en las unidades de riego para que la infraestructura hídrica siga funcionando, sólo así se podrá lograr la soberanía alimentaria.

Urgió a capacitar a los campesinos en las técnicas de riego para que dejen de estar sometidos al temporal para cosechar, para elevar la producción.

Piden diputados de Morena y MC respaldar eliminación de impuesto al consumo de agua por volumen para el campo 

Los diputados de Morena, Feliciano Flores Anguiano y Eraclio Rodríguez Gómez, y de MC, Eduardo Ron Ramos, llamaron a todos los grupos parlamentarios a defender el campo y respaldar la eliminación del cobro del uso agrícola y pecuario del agua.

En conferencia de prensa conjunta, sostuvieron que aplicar cuotas adicionales al consumo de agua por volumen afectaría de manera importante la producción agrícola, lo que generaría una crisis alimentaria.

El viernes pasado, el Senado de la República aprobó, en lo general y en lo particular, la minuta de la Ley Federal de Derechos, que elimina el cobro de uso de agua a los sectores agrícola y pecuario y la regresó a la Cámara de Diputados. Se prevé discutirla ante el Pleno este miércoles.

Flores Anguiano, presidente de la Comisión de Recursos Hidráulicos, Agua Potable y Saneamiento, convocó a todas las bancadas, incluida la suya (Morena), a no atacar al campo y rechazar gravar el consumo de agua para el sector agropecuario.

“Aplicar el impuesto al campo es acabarlo, derrotarlo, extinguirlo; por lo tanto, rotundamente no estamos de acuerdo en este aumento de impuestos y esperamos que mañana todas las fracciones parlamentarias hagamos lo que hizo el Senado”, señaló.

Rodríguez Gómez, presidente de la Comisión de Desarrollo y Conservación Rural, Agrícola y Autosuficiencia Alimentaria, pidió a los diputados de todos los grupos parlamentarios quitar los colores al campo y ratificar su compromiso con este sector, porque es el único que puede dar mayor estabilidad económica y social al país.

Advirtió que aplicarle un impuesto al agua que se utiliza para riego, será abonar a crear una mayor dependencia alimentaria, ya que habría una disminución en la producción de granos básicos como el trigo, maíz, frijol y el sorgo; además, afectaría al sector ganadero también.

“Si nosotros dejamos de producir maíz, frijol, trigo, huevo y carne, habrá incremento inflacionario que nos llevaría a la creación de más pobres, incluso, de más familias en condiciones de mayor pobreza y las grandes ciudades se darán cuenta para qué servimos los productores” , aseveró.

Planteó a los diputados “poner atención en lo que estamos haciendo, porque no se vale estarnos equivocando y estar haciendo triquiñuelas para después regresarle a los productores lo que legítimamente les corresponde”.

Ron Ramos, presidente de la Comisión de Ganadería, dijo que defenderán el campo, el presupuesto y la dignidad de los que trabajan en el sector, porque ya ha sido muy “lastimado”.

“No se puede lastimar más al campo porque ya está lastimado en el presupuesto y todavía gravando el agua. Lo vamos a defender”, concluyó.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *