Inicio » Carrusel » “Nestlé seguirá invirtiendo en México”: Fausto Costa
Fausto Costa Presidente ejecutivo de Nestlé México (CORTESÍA).

“Nestlé seguirá invirtiendo en México”: Fausto Costa

MIGUEL PALLARES. EL UNIVERSAL.

Hay confianza en economía y negocios, afirma; pese a cambio político, país es atractivo, opina.

CALI, Colombia. Grupo Nestlé analiza construir dos nuevas plantas en México y asegura que continuará con las inversiones en el país.

En entrevista con EL UNIVERSAL, Fausto Costa, presidente ejecutivo de Nestlé México, asegura que el mercado mexicano ofrece un sinnúmero de ventajas frente a otras naciones y por eso su objetivo es continuar con la expansión de su negocio de manera local.

En los últimos cinco años, Nestlé México ejerció un plan de inversión de mil millones de dólares que anunció en 2014 en Davos, Suiza, con el que abrió dos plantas de fabricación e hizo otras ampliaciones.

Pero este año, la firma está en los últimos detalles para buscar la aprobación de su equipo directivo para seguir con su crecimiento

Aseguró que no hay preocupación ante la virtual victoria electoral de Andrés Manuel López Obrador, porque las características del mercado y sus ventajas superaban cualquier factor negativo.

¿Qué sigue para Nestlé después del resultado de las elecciones?

—Nestlé es una empresa que está presente en México desde hace 90 años, imagina cuántas elecciones vivimos a lo largo de este tiempo, las elecciones en una sociedad siempre permiten momentos de discusión de ideas, de movilización y hasta cierto grado de confrontación, pero lo más importante es que una empresa como Nestlé está comprometida con el país, con los consumidores, con los aliados, proveedores y clientes.

Este no es un compromiso que tenga fecha, plazo, es un compromiso para siempre para toda la vida.

Nestlé es una compañía que a escala mundial tiene 151 años de historia y nosotros vamos a seguir construyendo y trabajando para lo mejor del país.

En el caso de Nestlé México vamos a seguir impulsando gane quien gane, los planes no cambian, nosotros confiamos en el país, confiamos en las instituciones y por encima de todo confiamos en el potencial de todos los mexicanos.

¿Las inversiones no se frenan o detienen?

—Ningún cambio, Nestlé no ha suspendido ninguna inversión, no ha cambiado ninguna inversión que esté en curso, ni ningún plan de negocio, nosotros seguimos.

En el último sexenio invertimos más de mil millones de dólares en expansión de capacidad productiva, inauguramos dos fábricas completamente nuevas, tuvimos expansión de otras unidades y queremos seguir construyendo. Seguramente con el gobierno que llegue, nosotros nos vamos a sentar, dialogar, vamos a ver oportunidades.

Nestlé a escala mundial ve a México como una de sus grandes prioridades. México para Nestlé hoy es su quinto país más importante, esto es más importante que el peso que tiene la economía mexicana a escala mundial y eso demuestra cuanto Nestlé aprecia y confía en el futuro de México.

Nestlé ya invirtió mil millones de dólares en México, ¿qué sigue en inversiones? ¿Otros mil millones más?

—Este es un mundo bastante dinámico, nosotros cumplimos integralmente el compromiso asumido y nosotros estamos trabajando en el plan para los próximos años.

Ya tenemos dos proyectos en curso importantes, son de fabricación, de expansión, y estamos avanzando, no los tenemos todavía concretados pero estamos en fase final de estudios para tomar esta decisión.

Es importante considerar las condiciones que el país ofrece, la estabilidad y las reglas muy claras y que sean mantenidas, porque a escala mundial cualquier empresa lo que hace es una competencia global al momento de buscar nuevas fábricas y nuevas inversiones, pero si nosotros como país tenemos condiciones cambiantes eso dificulta la aprobación de las inversiones.

Éste no es el caso de México, estoy seguro que México tiene las mejores condiciones y por eso estamos impulsando con el consejo directivo de Suiza para que se aprueben estos dos proyectos que están bastante avanzados y esperamos prontamente estar comunicándolos.

Como directivo, ¿hay temor de lo que está pasando en México?

—No, yo no veo temor, pienso que hay algunos grupos que pueden tener cierta ansiedad, lo cual es diferente, no veo temor porque las condiciones que ofrece México son bastante atractivas para la inversión privada y el crecimiento de las empresas.

Es un país que ha tenido en los últimos 20 años un desarrollo fantástico y seguramente hay mucho por hacer.

Creo que México tiene todas las condiciones para ir creciendo en los próximos años a una tasa más acelerada.

¿Cómo empresa no ve inestabilidad social? ¿No tiene contemplado este riesgo en México?

—No, en el caso de Nestlé vemos un país con mucho potencial, con muchas oportunidades, vemos una sociedad cada vez más globalizada, un mexicano cada vez más preparado profesionalmente, somos una nación que exporta talento, no somos un país que estamos exportando mano de obra, exportamos talento, y eso demuestra el potencial del país.

No veo un escenario que no sea de optimismo y de gran chance para el futuro de México.

El proceso del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y las elecciones, ¿cómo ha influido en el consumo de alimentos y bebidas?

—El consumo se ha mantenido y está estable, todo el negocio de alimentos y bebidas sigue creciendo en México a tasas moderadas, somos un país con una economía bastante grande y seguimos teniendo tasas de crecimiento por arriba de países más desarrollado.

Nestlé sigue creciendo en México, los últimos años han sido de expansión y este año esperamos crecer más que el Producto Interno Bruto (PIB) del país y vamos por buen camino.

El TLCAN puede afectar a algunos sectores, pero no veo que en el sector de alimentos y bebidas tenga gran impacto y tengo gran confianza de que se va a buscar un punto de acuerdo.

En cuanto a precios e inflación, ¿Nestlé tendrá aumento de precios en sus productos?

—Nestlé siempre busca tener la condición más accesible en los países donde actúa, por eso buscamos ser una compañía eficiente y productiva.

En México hubo recientemente un alza en la inflación, pero este año viene mejor, más baja, la inflación tiene un componente en nuestras economías al igual que el tipo de cambio, el cual cuando se deprecia ejerce presión sobre una serie de costos, porque tenemos un mundo globalizado donde los insumos son influenciados.

Cuando vemos un México con casi 50% de su población en pobreza y en Nestlé pasamos del octavo al quinto lugar en aportación de ingresos, ¿qué trabajo debe hacer gobierno y empresa?

—El papel de la empresa es cumplir con las reglas de cada país y buscar ser la más eficiente posible y atender las necesidades de los clientes.

En Nestlé buscamos traer innovaciones al mercado y eso genera un mayor desarrollo económico.

A través de políticas públicas adecuadas, creo que muchos países que tienen esa disparidad, donde hay personas en la línea de pobreza.

Se tiene un reto para buscar que estas personas tengan más oportunidades de crecimiento y desarrollo profesional. De ahí nuestra iniciativa de la Alianza por los Jóvenes.

Nestlé ha hecho alianzas con Starbucks a escala mundial y en México con Corporación Mexicana de Restaurantes (CMR) para abrir cafeterías, ¿qué otros negocios pueden llegar?

—Nestlé es una compañía abierta a evaluar las tendencias del consumidor. Hoy las personas se alimentan más fuera del hogar, ésta es una oportunidad, hay cadenas de restaurantes como CMR que son nuestros aliados y nosotros siempre estamos evaluando.

La propia alianza con Starbucks a escala global seguramente tiene oportunidades locales en cada país, lo importante es ver que Nestlé es una compañía bastante dinámica que busca adelantarse y anticiparse a las tendencias del consumidor.

Todas las puertas están abiertas para un proyecto o algo que tenga interés estratégico para Nestlé.

¿Qué sigue hacia adelante en su iniciativa por contratar más jóvenes?

—Nestlé ha sido pionera en el programa de alianza por los jóvenes, fuimos el primer país en el Continente Americano que impulsó esta iniciativa.

Cumplimos con todas las metas lanzadas tres años atrás, desde generar 2 mil empleos directos, tener más de mil becarios y practicantes, más de 300 mil entrenamientos, así como 40 alianzas públicas y privadas.

El reto para los siguientes años es crecer más estas cifras y seguir incorporando más empresas e instituciones.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *