domingo , 15 diciembre 2019
Inicio » Noticias » Estatales » Baja California » No afectará al agro la apertura del TLC

No afectará al agro la apertura del TLC

El Tratado de Libre Comercio en materia agropecuaria con los Estados Unidos y Canadá, ha favorecido las exportaciones de productos del campo; asegura la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa).

A través de un comunicado esta dependencia federal, destacó que el esquema de desgravación de productos sensibles fue paulatino; el 90 por ciento de los aranceles en maíz, fríjol, azúcar y leche en polvo ya se eliminaron; y, a partir del próximo año, México será el único país en el mundo con acceso irrestricto para la exportación de azúcar al mercado de los Estados Unidos.

Así lo expuso el secretario de Agricultura, Alberto Cárdenas Jiménez, ante una reunión que sostuvo en días pasados con todos los mandatarios estatales del país.

Señaló que a partir de enero de 1994, fecha en que se firmó el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), “se abrió para los productores mexicanos un mercado regional de más de 430 millones de personas.

“Esta situación ha sido bien aprovechada por los productores de alimentos frescos y procesados; así, de 1994 al año 2006, el ritmo de crecimiento de las exportaciones ha sido superior al registrado por las importaciones”, añadió, al destacar que el año pasado, el comercio agroalimentario y pesquero de México casi alcanzó los 30,000 millones de dólares, cifra 2.6 veces superior a la registrada en 1994.

Además, dijo, que en el período comprendido entre los años 2000 y 2006, el Producto Interno Bruto Agropecuario, que incluye al sector primario y el de alimentos, bebidas y tabaco, creció a una tasa media anual superior al crecimiento de la población.

Por lo que se refiere a los cuatro productos denominados “sensibles”, cuya desgravación total ocurrirá en enero de 2008, el titular de la SAGARPA, señaló que el esquema de desgravación del maíz, fríjol, azúcar y leche en polvo, ha sido paulatino, a grado tal que el 90 por ciento de este proceso ya ocurrió, por lo que la liberación de 2008 no deberá traer cambios significativos.

En materia de importaciones de maíz de 1994 a 2006, “el 96 por ciento del maíz que se compró a Estados Unidos fue amarillo, el cual se destina a la industria pecuaria y a la producción de alimento balanceado”, explicó el funcionario federal. En maíz blanco, nuestro país es autosuficiente, mientras que en maíz amarillo el 87 por ciento de la disponibilidad total lo constituye el grano importado.

En México existen 300,000 productores de frijol, entre ellos productores bajacalifornianos, de los cuales el 48 por ciento tienen predios menores de cinco hectáreas. La producción de esta gramínea en México y los Estados Unidos es prácticamente similar con un promedio de 1994 a 2006: de 1.21 millones de toneladas en la Unión Americana y de 1.19 millones de toneladas en nuestro país. Las fluctuaciones obedecen principalmente a variaciones en el clima, ya que en México el 87 por ciento de la superficie sembrada es de temporal.

Desde la entrada en vigencia del TLCAN, las importaciones totales de fríjol han representado en promedio alrededor de 7.6 por ciento del consumo nacional; por cierto, agregó el Secretario de Agricultura, “el consumo anual por persona de frijol, se ha reducido de 18.9 a 11.9 kilogramos per cápita, debido al cambio en las preferencias de los consumidores al optar por una mayor ingesta de alimentos preparados”.

La producción nacional de leche se ha incrementado en 38 por ciento de 1994 a 2006, pero este aumento no ha sido suficiente para satisfacer el consumo nacional. En México tenemos productores con diferentes rendimientos, casi 30 por ciento de la producción resulta de sistemas de baja eficiencia, abundó.

“Desde antes de firmar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte, ya éramos deficitarios en producción de leche. El consumo aparente de leche y sus derivados aumentó 37 por ciento en los últimos 12 años; por ello, las importaciones de este alimento representaron el 27 por ciento del consumo de 1990 a 1993 y el 28 por ciento de 1994 a 2006”.

Por lo que se refiere a la producción de azúcar, Alberto Cárdenas señaló a los mandatarios estatales que “México ha sido generalmente autosuficiente en azúcar y con frecuencia ha destinado parte de sus excedentes al comercio exterior”.

En el rubro donde México ha sido deficitario es en la producción de jarabe de maíz de alta fructuosa, en donde la demanda de estas importaciones corresponde principalmente a la industria refresquera. El 85 por ciento de las importaciones nacionales provienen de los Estados Unidos.

En México la producción de caña de azúcar aumentó de 40 a 50 millones de toneladas por zafra de 1994 al año 2006, debido principalmente a mejoras de la eficiencia en campo y a una mayor incorporación de terrenos al cultivo de la gramínea.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *