Inicio » Noticias » Estatales » Campeche » No deforestarán en las áreas rentadas

No deforestarán en las áreas rentadas

CAMPECHE, Campeche. La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) no permitirá violaciones a las leyes en la materia, ni tala ilegal o deforestación masiva en las 120 mil hectáreas que rentarán ejidatarios de Pomuch y Champotón a empresas privadas, prometió su delegado José Carlos Martínez León.

Admitió no conocer planes ni proyectos de la empresa Golden Gate, arrendadora de la mayor parte de esos terrenos, pero aclaró que la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) tiene que recibir los estudios de impacto para definir acciones viables.

“Si se concreta el contrato de usufructo de 60 mil hectáreas de la ampliación forestal de Pomuch y 56 mil de Champotón, deberán reportarlo a la Semarnat por ser la instancia que regula y emite las observaciones pertinentes. La Profepa se limita a verificar la legalidad de la autorización”.

En relación a las denuncias por tala clandestina en las citadas ampliaciones forestales, el funcionario manifestó que desde hace tres años analizan la problemática con el Gobierno del Estado.

Ante las insistentes denuncias de tala irresponsable, la Profepa responde con vigilancia, y esta labor la apoya personal del Gobierno del Estado, por lo que se da seguimiento a las quejas en las ampliaciones de Pomuch y Champotón.

Por otro lado, Martínez León reveló la existencia de predios cuyos propietarios incurren en venta ilegal de madera, ante lo cual trabajan en coordinación con otras instituciones para reforzar la vigilancia y efectuar operativos en puntos claves, que lleven a la detención de los responsables. “Aunque en el Estado no existen aserraderos clandestinos, sí hay predios donde se comercializa madera de forma ilegal”, remató.

El funcionario informó también la detección de corte de mangle en las costas del Estado, particularmente en el litoral del Municipio de El Carmen, por lo cual solicitaron apoyo a la Secretaría de Marina para detener a los depredadores de esa especie, protegida por la NOM 059.

Además, con la participación del Ejército Mexicano y las procuradurías generales de la República (PGR) y de Justicia del Estado (PGJE), se tienen implementados retenes en sitios estratégicos.

Anunció el reforzamiento de acciones de vigilancia en lugares identificados como focos rojos para el contrabando y “lavado” de madera, debido a que los depredadores tratan de legitimarla con facturas apócrifas.

Todas las dependencias de seguridad pública y la Profepa integran un frente común en el combate a los delitos ambientales, de ahí las líneas de acción y estrategias de trabajo por aire, mar y tierra, para proteger las selvas campechanas, finalizó.

SDR Y PROSERCO DESCONOCEN USO

La Secretaría de Desarrollo Rural del Gobierno del Estado (SDR) y la Promotora de Servicios Comerciales (Proserco), desconocen el uso que se dará a las 120 mil hectáreas rentadas por los ejidos Pomuch y Champotón a la empresa Golden Gate, misma que no se ha acercado a estas dependencias para dar a conocer sus proyectos, informaron sus titulares Edilberto Rosado Méndez y Eudaldo Espinoza Alvarez.

Entrevistados por separado en relación a la renta de 60 mil hectáreas de Pomuch y 56 mil de Champotón, Rosado Méndez reiteró que hasta el momento la dependencia a su cargo no tiene conocimiento oficial de algún proyecto de Golden Gate.

“Este tipo de decisiones -rentar tierras-, sólo puede ser tomada por los ejidatarios en acuerdos de asamblea, donde la Secretaría de Desarrollo Rural del Gobierno del Estado no tiene ninguna facultad legal para intervenir”.

El funcionario dijo no saber qué tipo de negociación pretenden los ejidatarios de Pomuch y Champotón, aunque reiteró que están en su derecho de hacer con sus tierras lo que crean conveniente, y ellos deciden.

Sobre las denuncias de tala clandestina en ambos ejidos, Rosado Méndez señaló que, de confirmarse, las autoridades de las secretarías del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) y de Ecología Estatal, así como la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), tendrán que intervenir y sancionar a los responsables, porque ese ilícito daña el ecosistema y afecta el clima, complicando las actividades agropecuarias en detrimento de la economía de los productores.

De su lado, Espinoza Alvarez indicó que desconoce las negociaciones de los ejidatarios de Pomuch y Champotón, ya que su función consiste en apoyarlos con asesorías para la comercialización de sus productos.

Rentar las casi 120 mil hectáreas es facultad de los ejidatarios mediante la decisión de su asamblea, que es completamente autónoma, recalcó e insistió en que la Proserco promociona productos agrícolas y los productores deciden a qué empresa venden.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *