Inicio » Carrusel » Opera mercado negro de especies en Michoacán

Opera mercado negro de especies en Michoacán

CÉSAR ABREGO, PAOLA MENDOZA, SILVIA HERNÁNDEZ, ANED AYALA, ALEJANDRO AMADO Y VÍCTOR RUIZ. EL SOL DE MORELIA.

Operativos de inspección se han encontrado animales como crías de cocodrilos, iguanas, víboras, ajolotes, entre otros

Morelia, Michocán.- A la vista de todos y sin mayores sanciones, pese a lo establecido en al ordenamiento penal federal, en Michoacán se vive un mercado negro sobre las especies en peligro de extinsión.

Tianguis sobre ruedas, veterinarias e incluso centros comerciales tienen sus puntos de venta de las especies que dentro del catálogo emitido en 2010 por la autoridad federal se cuentan como animales en peligro de extinsión.

No obstante, subrayó que se puede deducir cuando una especie requiere de protección especial por los cambios notorios que se perciben en su población o en el hábitat donde comienzan a desenvolverse.Respecto a cómo la gente adquiere estas especies para su venta, el guardaparque detalló que generalmente son extraídas de sitios con buen estado de conservación como reservas de la biosfera, “pero citando el caso de Morelia, se sabe que las aves son traídas de la zona de Infiernillo”.Carlos Domínguez Rodríguez agregó que son tres instancias las que principalmente deben combatir este delito: la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) y a la Fiscalía General de la República (FGR).

Tras el cateo, las autoridades federales se dieron cuenta de la existencia algunos ejemplares en peligro de extinción como fueron 39 aves de ornato, una iguana verde, 60 roedores y seis erizos, dos víboras cascabel, una serpiente coralillo, y una por determinar, además de dos tortugas y varios peces.

La mayoria de los ejemplares decomisados fueron entregados al Zoológico de Morelia “Benito Juárez”.

Foto: Adid Jiménez.

Mercados “foco rojo” para el municipio

Autoridades municipales han señalado la existencia de un mercado negro de especies en peligro de extinción en Morelia, destacando que operativos de inspección se han encontrado animales como crías de cocodrilos, iguanas, víboras, ajolotes, entre otros.

Los animales en cuestión han sido localizados en su mayoría en tianguis y mercados de gran extensión en el municipio, los cuales han sido puestos a disposición de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), para su resguardo o traslado a hábitats seguros.

El secretario de Servicios Públicos Municipales, Ramón Baltierra Sánchez, señaló que derivado de denuncias ciudadanas detectaron la existencia de cocodrilos y víboras de trato especializado en el centro comercial “Servicentro”, así como iguanas, aves exóticas, anfibios tales como salamandras en el mercado dominical del “Auditorio”.

Si hemos encontrado algunas especies que hemos puesto a disposición de la Profepa, un cocodrilo y víboras que son ya de manejo más especializado

En este sentido, una vez que dichas especies son localizadas la Profepa interviene para su rescate y acomodo en zonas seguras para los animales como el zoológico de Morelia o áreas protegidas dentro del estado.

A razón de que el municipio ha recibido al menos tres reportes por maltrato animal o presunto tráfico de especies, la Secretaría de Servicios Públicos, así como la Dirección de Mercados han comenzando a realizar una serie de operativos semanales en mercados para contrarrestar este problema.

Foto: Adid Jiménez

A decir del Secretario Baltierra, los decomisos de especies no les corresponden al municipio, por lo que aunque reciban quejas ciudadanas no es hasta que la Fiscalía General del Estado (FGE) les realiza una petición explícita que acuden a los lugares señalados a revisar las condiciones en las que se encuentran los animales.

“Estamos en operativos permanentes los días domingo que son los días qué hay tianguis y se presenta mucho esta actividad, (…) aunque esto es un asunto que le toque al municipio es un asunto de la Profepa, los operativos se realizan a petición de la Fiscalía General del Estado”, finalizó.

Oculta Profepa denuncias por comercio ilegal de ejemplares.

La delegación de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) en Michoacán no atendió la solicitud de información presentada por El Sol de Morelia sobre el número de denuncias registradas este año en el estado por comercialización de animales en peligro de extinción.

La petición de este medio informativo se centró en la investigación de las condiciones de los ejemplares y destino en el caso de aquellas especies consideradas exóticos o en categoría de riesgo de extinción, además de la posible existencia de un “mercado negro” de especies de fauna, así como un recuento de ejemplares decomisados en Michoacán este año, lo cual no fue respondido por Marco Antonio Méndez, encargado de despacho, a través del área de Comunicación Social de la Secretaría del Bienestar en el estado que representa Andrea Bocanegra.

Sin embargo, de manera directa, el encargado de despacho de la Profepa en Michoacán, Marco Antonio Méndez Cortés, refirió que si las especies en cuestión no cuentan con documentos que certifiquen su legal procedencia, estos son decomisados y se comienza un proceso legal contra los dueños de los mismos.

Si se ven ejemplares de vida salvaje se actúa mediante una orden de inspección contras quien resulte responsable, se les inicia un procedimiento administrativo, si no demuestra la legal procedencia del ejemplar, aseguramos a los animales

No obstante, éste se negó a detallar la solicitud inicial sobre el número de denuncias en el estado argumentando que se tenía que solicitar información a la Ciudad de México para tal requerimiento, dada la centralización que ha hecho el Gobierno Federal de todas las delegaciones en el país.

Foto: Cuartoscuro

FGR también niega denuncias

La Fiscalía General de la República (FGR) delegación Michoacán, no tiene registro de denuncias presentadas ante la instancia por tráfico ilegal de animales, ni detectadas zonas foco rojo por esta actividad.

Pese al decomiso de especies en la veterinaria cateada en esta ciudad, la Fiscalía General del Estado (FGE) aseguró no tener denuncias por la venta ilegal de animales en peligro de extinsión, aunque sí dijo que las investigaciones por este caso continúan junto con Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), toda vez que delitos como el tráfico ilegal son de competencia federal.

Lo que dice la Ley Federal

A su vez, el Código Penal Federal en su artículo 420 finca una pena de uno a 9 años de prisión y el equivalente de 300 a tres mil días de multa, a quien de forma ilícita realice cualquier actividad con fines de tráfico o capture, posea, transporte, acopie, introduzca al país o extraiga algún ejemplar, sus productos o subproductos y demás recursos genéticos de una especie de flora o fauna silvestre, terrestre o acuática en veda, considerada endémica, amenazada, en peligro de extinción, sujeta a protección especial, o regulada por algún tratado internacional del que México sea parte.

Además la Federación impone como castigo o medidas de seguridad la reincorporación de los elementos naturales, ejemplares o especies de flora y fauna silvestre a los hábitats de que fueron sustraídos, siempre y cuando no constituya un peligro al equilibrio ecológico o dificulte la reproducción o migración de las especies.

También refiere que las dependencias de la administración pública competentes deberán proporcionar al Ministerio Público o al juez, los dictámenes técnicos o periciales que se requieran con motivo de las denuncias presentadas por la comisión de los delitos. Los parámetros mínimos y máximos de las penas se disminuirán a la mitad, cuando el imputado o procesado repare o compense voluntariamente el daño al ambiente antes de que tal obligación le haya sido impuesta por resolución administrativa o sentencia judicial.

Foto: Mariana Luna.

Freno al “mercado negro” piden animalistas

Las redes de tráfico ilegal de especies, conocidos también como “mercados negros”, están provocando que algunos animales entren en la categoría de especies amenazadas o en peligro de extinción.

Lo anterior lo informó el biólogo y guardaparque nacional, Carlos Domínguez Rodríguez, quien alertó del riesgo que se tiene de vulnerar la estabilidad de las especies si no se le pone un freno a este negocio ilegal, pues ejemplificó el caso de la guacamaya silvestre, la cual ha estado a punto de desaparecer en México.

En entrevista para El Sol de Morelia, el especialista explicó que en México se trafican todo tipo de especies exóticas y la capital michoacana no es la excepción, por lo que apuntó que se llegan a comerciar monos, serpientes y aves como halcones y loros endémicos.

Abundó que debido al “mercado negro”, muchos ejemplares puede llegar a entrar a la categoría de especies que requieren de una protección especial, lo que implica que aunque todavía no registren una población tan baja, ya están en riesgo de que se sientan amenazadas por la alteración obligada de su hábitat.

El tráfico ilegal de flora y fauna es la tercera actividad más productiva a nivel mundial, es decir, sólo está por debajo de la venta de armas y drogas, lo que indica que es un negocio ilícito que mueve más dinero e intereses que inclusive el tráfico de personas

Sin embargo, el egresado de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH) aclaró que no se puede demostrar oficialmente qué especies se han introducido al rango de “bajo amenaza” en los últimos años, ya que expuso que la última actualización nacional se dio en el 2010.

Foto: Mariana Luna

No obstante, subrayó que se puede deducir cuando una especie requiere de protección especial por los cambios notorios que se perciben en su población o en el hábitat donde comienzan a desenvolverse.

Respecto a cómo la gente adquiere estas especies para su venta, el guardaparque detalló que generalmente son extraídas de sitios con buen estado de conservación como reservas de la biosfera, “pero citando el caso de Morelia, se sabe que las aves son traídas de la zona de Infiernillo”.

“Lo que es una realidad es que esta actividad también responde a la falta de oportunidades para solventar la vida digna de otras maneras, pero no se puede dejar de lado la responsabilidad ciudadana, ya que es la gente quien alimenta este negocio por la necesidad de tener animales exóticos en sus casas”.

Carlos Domínguez Rodríguez agregó que son tres instancias las que principalmente deben combatir este delito: la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) y a la Fiscalía General de la República (FGR).

¿Cuáles son los animales en peligro de extinción?

La Norma Oficial Mexicana NOM-059-SEMARNAT-2010, relacionada a la protección de especies nativas en México, publicada en diciembre del año 2010, señala las categorías de riesgo y especificaciones de inclusión, exclusión o cambio de la flora y fauna de México, las cuales superan las cien especies.

En la norma se señala que el conforme al Método de Evaluación del Riesgo de Extinción de las Especies Silvestres en México (MER), se consideran en peligro de extinción los siguientes animales.

Anfibios: rana de moore; salamandra básica, y saltarina negra; tritón manchas negras; y la rana guerrerense y poblana, por mencionar algunas.

Aves: pato real; cisne de tundra; el colibrí cola hendida y oaxaqueño; zopilote rey; cigüeña jabirú; tórtola pecho morado; paloma perdiz tuxtleña; águila cabeza blanca, arpía, solitaria, cristada, elegante, tirana y blanquinegra; halcón pecho; la codorniz coluda veracruzana y el ave de sol, entre otras.

Invertebrados: tábano de las dunas; camaroncillo; chacales; langostino; camarón de agua dulce; cangrejo básico y de las barrancas; cacerolita; y remipedo.

Mamíferos: venado bura; bisonte americano; celote; margay; jaguar; tayra; nutria marina; oso negro; mapache de la isla maría y de Cozumel; vaquita marina; ballena franca; murciélago platanero; vampiro falso de linneo; miotis pescador y cabeza plana; tlacuache de agua; topo occidental y de tapa ancha; y la liebre de Tehuantepec.

Así también de la misma categoría el oso hormiguero dorado; lobo fino de Guadalupe; mono aullador; saraguato de manto; mono araña; castor; puerco espín del norte; tuza michoacana; rata cambalachera de San Martín; perrito de las praderas; y la musaraña de Arizona.

Peces: charal del Santiago, de la caldera y tarasco, mexcalpique michoacano o cherehuita; carpa de Parras; almirante; cachorrito de medialuna; tiro blanco y manchado; y el guayacón bonito, por mencionar algunas especies.

Y finalmente, los reptiles: lagarto alicante de cerro baúl, lagarto de reid; iguana; lagartija arenera; tortuga marina caguama, de carey, laúd, golfina; galápago tamaulipeco; víbora de cascabel; y el galápago de mapimí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *