martes , 12 noviembre 2019
Inicio » Centro de Documentación » Palabras Presidente, Enrique Peña Nieto, en la Toma de Protesta del Presidente del Comité Ejecutivo Nacional de la CNC Periodo 2018-2022

Palabras Presidente, Enrique Peña Nieto, en la Toma de Protesta del Presidente del Comité Ejecutivo Nacional de la CNC Periodo 2018-2022

SALA DE PRENSA PRESIDENCIA DE LA REPÚBLICA.

“Prácticamente el 80 por ciento del comercio de México con el exterior lo hace con América del Norte, y de ahí la relevancia y trascendencia que tenía el que pudiéramos concretar un acuerdo que fuera en beneficio de las tres partes involucradas”: EPN.

Muchísimas gracias.

Muchas gracias a toda la familia cenecista hoy aquí reunida, en este congreso, para elegir, como ya ha ocurrido, al Presidente del Comité Ejecutivo Nacional de esta gran organización campesina.

Por eso, inicio por felicitar y reconocer a su nuevo dirigente, a Ismael Hernández Deras, a quien le deseo el mayor de los éxitos en esta alta responsabilidad, que hoy los miembros de la Confederación le han otorgado.

Reconocer, también, el trabajo de quienes le han antecedido en esta responsabilidad. Muy recientemente Manuel Cota, quien fuera dirigente de esta organización; a Rubén Escajeda, quien llevó también la tarea de conducir a esta organización durante un tiempo; a quienes han tenido esta gran responsabilidad a lo largo de la historia de esta gran institución.

Y que hoy hemos escuchado al decano de todos ellos, a don Augusto Gómez Villanueva, pero en él saludo a Beatriz y a todos quienes han estado al frente de esta organización.

Señores Gobernadores de diferentes entidades federativas.

Señoras y señores legisladores federales, en funciones y electos.

Los Coordinadores actuales de las fracciones en el Senado y Cámara de Diputados del PRI y quienes habrán de asumir esta responsabilidad.

Saludo a los integrantes del Gabinete del Gobierno de la República, que me acompañan en este evento.

A quienes son Secretarios Generales en las entidades federativas de la CNC.

Y saludo a los distintos liderazgos políticos que forman parte de esta gran organización.

Y en ello, va mi reconocimiento de manera muy particular a las mujeres cenecistas, a los jóvenes, presente y futuro de esta organización, y a los hombres, también, trabajadores del campo y liderazgos políticos de gran esta organización.

Gracias.

Muchísimas gracias.

Quiero saludar a la familia, a los familiares de Emiliano Zapata y de Francisco Villa, que hoy aquí nos acompañan.

Muchas gracias por su presencia.

Amigas y amigos, todos:

Para mí es un motivo de gran honor atestiguar y asistir, y haberle tomado protesta a quien asume la presidencia de esta gran organización campesina; no solo por la empatía y la afinidad política que guardo con esta gran organización, sino porque me da la ocasión de encontrarme con mujeres y hombres que me han apoyado, que me han respaldado, que me han ofertado calidez, apoyo y respaldo durante la gestión de diferentes responsabilidades, y más tratándose de la más relevante, que ha sido, el haber sido, y de seguir siendo, el Presidente de la República.

Aquí he saludado a esta gran, a las mujeres, jóvenes y hombres, que me han cobijado, me han apoyado, me han respaldado, y me entusiasma y emociona poder encontrarme con todas y todos ustedes.

Rememorar los tiempos de campaña, hace poco más de seis años. Y que, gracias a su confianza y el apoyo, junto con el de ustedes, de la gran mayoría de los mexicanos es que he encabezado los esfuerzos del Ejecutivo Federal como Presidente de la República.

Gracias a todas y a todos ustedes.

Y, en ello, agradezco la generosidad en las palabras de Ismael Hernández Deras, quien ha comprometido aquí, y estoy seguro que es la voz que habla por muchos de ustedes, de que más allá de la tarea pública siempre tendrán, en el hoy Presidente de la República y en Enrique Peña Nieto, su amistad, el afecto y el cariño que hoy Ismael Hernández Deras ha compartido en nombre de esta gran organización.

Muchas gracias, Ismael.

Estamos aquí, en la relevancia que tiene este evento, pero ocasión también para compartirles lo que a estas alturas hemos avanzado en apoyo al campo, en apoyo a la actividad productiva, en apoyo a la prosperidad y bienestar de las familias mexicanas.

Es cierto. Éste no ha sido un gobierno que llegara a administrar. Éste fue un gobierno que se decidió impulsar la transformación de México.

Y que, para hacerlo, era necesario tender puentes de diálogo y entendimiento con diferentes expresiones políticas, que nos permitieran establecer una agenda, una ruta de cuáles eran los cambios estructurales que México necesitaba, que claramente tenía diagnosticados, pero que se habían pospuesto ya por al menos un par de décadas.

Y arribamos asumiendo el costo que esto pudiera significar, pero siempre pensando en el bienestar de México y en las oportunidades que deparan o deparen a los mexicanos.

Dentro del sector agropecuario redefinimos la política pública para que PROCAMPO y PROAGRO tuvieran incentivos o generaran incentivos a los destinatarios de estos programas para hacer más productivo al campo.

Vale la pena recordar que se han destinado, a través de estos dos programas, más de 50 mil millones de pesos en apoyo a casi dos millones de productores.

Que ha sido una tarea central el apoyar a las mujeres campesinas, a las mujeres emprendedoras del campo.

De qué manera. Darles un acceso un preferencial al crédito.

Sí, es cierto, la Banca de Desarrollo destinó apoyos crediticios con tasas más favorables para las mujeres emprendedoras del campo.

Se han otorgado 2.1 billones de pesos de crédito al sector agropecuario y rural, prácticamente el doble de lo que se había destinado en la Administración anterior en beneficio, centralmente, de las mujeres del campo.

Y, junto a ello, junto a este apoyo, sin duda, la mujer campesina y las mujeres de México se han beneficiado en justicia con la reforma político-electoral en una asignatura o en un tema que llegó para quedarse.

Hoy, los partidos políticos están obligados a presentar candidaturas a las congresos locales y federal de al menos el 50 por ciento sean candidaturas para las mujeres mexicanas.

Hemos apoyado, y no tengan duda, Peña está con las mujeres, porque si bien tuve el respaldo mayoritario de toda la sociedad mexicana, en mucho, pero en mucho, y lo subrayo, en mucho, tuvo que ver el apoyo y el respaldo que tuve de las mujeres de México para llegar a ser Presidente de la República.

Gracias.

Yo también las quiero mucho.

Tercero. Hemos apoyado la modernización del campo. Lo hemos apoyado de tal manera a través de la política pública destinada a apoyar al campo, no sólo ahí, sino que hemos mecanizado al campo.

Se ha apoyado en la adquisición de implementos agrícolas, repito, para elevar la productividad del campo; se ha tecnificado más o se ha logrado la tecnificación de riego para más de 600 mil hectáreas en el país, superando la meta que nos habíamos trazado.

Y esto en qué se ha traducido, para quienes tienen todavía una visión rezagada del campo que hoy tenemos.

En un campo más productivo, en un sector agropecuario que produce más. Y, a partir del 2015, un sector agropecuario que exporta más productos alimenticios al mundo de los que tenemos que importar. Y con ello aseguramos o hemos logrado asegurar la alimentación para todas y todos los mexicanos, garantizando el acceso a productos alimentarios hechos en México, producidos en México y, eventualmente, importados de otras regiones del mundo.

Cuarto. Hemos apoyado la innovación, la innovación y la tecnología; y construimos 10 centros nacionales de innovación y de transferencia tecnológica para que los campesinos puedan modernizar su producción.

Quinto. Y algo bien relevante, México se reafirmó como un país abierto al mundo.

No hemos impulsado, al contrario, hemos combatido el modelo proteccionista, porque significaría rezagarnos frente a lo que está viviendo el mundo entero.

Y, más bien, asumiendo esa condición, decidimos modernizar e impulsar una apertura mayor de México hacia el mundo, para que los productos elaborados en México, para que los alimentos producidos en México tuvieran mercados a los cuales llegar, y eso se tradujera en beneficio para las y los mexicanos, y muy especialmente para quienes se dedican a la actividad agropecuaria.

Hemos modernizado varios de nuestros acuerdos de libre comercio: el acuerdo de la Unión Europea, el acuerdo de la Alianza del Pacífico; el acuerdo TPP, que involucra a 11 países del hemisferio y de la región asiática.

Pero hoy, hemos tenido muy buenas noticias. Ésta es una coyuntura particular para destacar lo que hoy se ha anunciado públicamente y que ha derivado de la conversación que hoy por la mañana tuviera con el Presidente de los Estados Unidos de Norteamérica.

Hemos arribado ya a la concreción de un acuerdo y de un entendimiento en los términos del acuerdo de libre comercio que aseguren esta alianza comercial México-Estados Unidos, y promueva y siga promoviendo desarrollo y bienestar para el país.

Hemos llegado a un entendimiento sobre los principales temas de importancia para ambos países. Y tengamos presente y memoria que, al arribo, hace poco más de año y medio, del nuevo Gobierno de los Estados Unidos, francamente se sembró incertidumbre y duda sobre lo que había de deparar a la relación, especialmente comercial, entre México, Estados Unidos y Canadá.

Fueron varios meses de arduo trabajo para lograr y asegurar que las partes involucradas en esta negociación estuvieran sentadas en la mesa.

Fueron varios meses de arduo trabajo para poder superar diferencias y poder encontrar el entendimiento debido, que asegurara la modernización de este acuerdo comercial.

Que tengamos presente que prácticamente el 80 por ciento del comercio que hace México con el exterior, lo hace con América del Norte, y de ahí la relevancia y trascendencia que tenía el que pudiéramos concretar un acuerdo que fuera en beneficio de las tres partes involucradas.

Hoy, ya arribamos a un punto de entendimiento y de acuerdo, hoy, de ganar-ganar, entre México y los Estados Unidos, y esperemos que muy pronto, de igual manera, ocurra con la negociación con Canadá y Estados Unidos, que nos permita, en los próximos días, cerrar de manera formal y en principio el Acuerdo de Libre Comercio México-Estados Unidos y Canadá.

Pero, sin duda, hoy sí es de destacar que lo que no estaba resuelto y las diferencias que había en esta negociación con los Estados Unidos han quedado superadas.

Y hoy, repito, hemos anunciado, ambos Mandatarios, que hemos llegado a un acuerdo en la parte que tiene que ver en la relación México-Estados Unidos.

Y aquí quiero públicamente reconocer a los equipos negociadores, a quienes han representado y llevado la voz y el interés de México.

Reconocer al equipo negociador de los Estados Unidos que, con voluntad y disposición, se abrieron para ser parte de esta negociación.

Reconocer también, considerando que hoy vivimos un tiempo de transición política, donde ha habido un gobierno ya electo que entrará en funciones el 1º de diciembre, reconocer también la disposición del gobierno electo para que personas designadas por quien ha resultado ser Presidente electo de México, fueran parte observadora de este proceso y eso nos permitiera hacer un frente común como Nación, un frente unido en la negociación con los Estados Unidos y con Canadá.

Éste es un reconocimiento a todos a quienes han hecho posible que hoy hayamos puesto término al buen entendimiento en el acuerdo México y los Estados Unidos.

Los retos continúan, pero, sin duda, se sientan bases de enorme trascendencia que estoy seguro bajo esa ruta trazada, bienestar y prosperidad es el futuro de nuestro país.

México se sigue reafirmando como una potencia agroalimentaria.

Somos ya el 10º productor de alimentos del mundo; tenemos una balanza comercial superavitaria, es decir, más le vendemos al mundo de lo que tenemos que comprarle.

Somos un país cuya economía hoy está creciendo; somos un país que en esta Administración ha logrado registrar la tasa de inflación más baja en promedio de los últimos 48 años.

Somos hoy un país que ha generado más empleos que nunca en la historia de México para 3.7 millones de mexicanos.

Y en una proyección que hoy hacemos de aquí a noviembre de llegar a cuatro millones de empleos formales; cuatro millones de empleos con prestaciones de seguridad social para las familias mexicanas.

Arribamos a esta etapa habiendo logrado que México creciera casi el doble de lo que creció en la pasada Administración.

En pocas palabras, dejamos hoy un México en mejores condiciones de cuando lo recibimos en 2012.

Reconociendo los esfuerzos de las generaciones que nos antecedieron, no importando su origen partidario.

Aquí no caben mezquindades ni regateos. Es de justicia saber reconocer los esfuerzos de cada Gobierno, como los que deseamos tenga la futura Administración, que sea de prosperidad y éxito porque, entonces, significará desarrollo y bienestar para todo el país.

Este Gobierno, el que me ha tocado encabezar, le ha cumplido a México.

Con su apoyo y su respaldo, hoy, dejamos un México en ruta de crecimiento, de desarrollo y con bases sentadas para mayor prosperidad de los mexicanos.

Y, concluyo, estoy seguro que esta gran organización campesina, bajo la conducción de Ismael Hernández Deras; que esta gran organización de la CNC que ha apoyado, seguirá siempre estando a lado de México.

Con visión constructiva, con visión positiva, pero siempre apoyando y respaldando las grandes causas que aseguren bienestar y prosperidad para las familias del campo, y para todo nuestro país.

Felicidades.

Enhorabuena.

Y adelante CNC.

Orgulloso de estar hoy aquí con ustedes.

Muchísimas gracias.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *