Inicio » Carrusel » Pandemia merma exportación del mango istmeño

Pandemia merma exportación del mango istmeño

JUCHITÁN, Oaxaca.- Hasta hace algunas semanas fue un motivo serio de preocupación la exportación del mango, producido principalmente en Oaxaca, a Estados Unidos, el principal destino para la venta de este manjar de la zona oriente del territorio istmeño.

La coincidencia entre el pico de la pandemia de COVID-19 en Estados Unidos y la temporada de exportación de mango que se realiza en los primeros meses del año, encendió señales de alerta entre los productores de esta fruta, anunciándoles una mala temporada.

La presidenta del Sistema Producto Mango en Oaxaca, Leticia Goto, informó que, en este cierre de temporada, ocurrido el pasado domingo 17 de mayo, la cifra de mango enviado a la Unión Americana apenas superó los 8 millones 700 mil cajas de 2 libras (4.5 kilos).

Desde el principio de la cosecha, la pandemia provocó una baja considerable en la demanda, lo que llevó a una caída del precio de la fruta, obligando a las empacadoras de mango a trabajar al 50 %.

“Esperábamos enviar para este año, más de 14 millones de cajas; pero ni siquiera se logró enviar lo del 2019, que fueron 10 millones, aproximadamente”.

Productores están solos

El cambio climático es otro de los factores que impacta negativamente a este sector, por lo que los productores se las ven más difícil desde el cuidado de las huertas hasta la cosecha y el envío del mango al mercado nacional e internacional.

“Hasta el momento no hemos tenido apoyo ni estatal ni federal, ojalá nuestras autoridades nos volteen a ver, ya que el mango es el principal generador de divisas en el estado y de los principales generadores de empleos en la zona”.

Sin el apoyo de las instancias federales y estatales para el control de plagas y enfermedades, unos 2 mil 800 productores, aproximadamente, hacen producir alrededor de 27 mil 210 hectáreas de mango Tommy y Ataulfo.

Generadores de empleo

Actualmente existen 12 empacadoras de exportación que generan alrededor de 3 mil 500 empleos directos, aproximadamente y con 5 mil empleos indirectos, después de la temporada.

Los exportadores saben que los protocolos fitosanitarios son muy estrictos, por ello aseguran estar preparados ya que, en la actualidad, cada empaque debe de contar por lo menos con tres o cuatro certificaciones fitosanitarias de buenas prácticas de manufactura y de inocuidad agroalimentaria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *