sábado , 7 diciembre 2019
Inicio » Centro de Documentación » Análisis » Panorama Agroalimentario de la Carne de Pollo

Panorama Agroalimentario de la Carne de Pollo

DIRECCIÓN DE INVESTIGACIÓN Y EVALUACIÓN ECONÓMICA Y SECTORIAL DE FIRA. SEPTIEMBRE 2019.

Entre 2008 y 2018 la producción mundial de carne de pollo creció a una tasa promedio anual de 2.7 por ciento, para ubicarse en un volumen máximo histórico de 95.5 millones de toneladas. En Rusia e India se registraron los mayores ritmos de crecimiento de la producción, con tasas promedio anuales de 8.5 y 6.3 por ciento, respectivamente.

De acuerdo con las proyecciones del USDA, la producción durante 2019 podría ubicarse en 98.3 millones de toneladas, lo que representaría un crecimiento anual de 3.0 por ciento.

Los principales productores en 2018 fueron Estados Unidos (20.3 por ciento), Brasil (14.0 por ciento), Unión Europea (12.8 por ciento) y China (12.3 por ciento).

El consumo mundial ha mantenido un comportamiento similar que el de la producción; en 2018 se ubicó en un máximo histórico de 105.6 millones de toneladas. Se espera que en 2019 se incremente 3.0 por ciento para ubicarse en 108.8 millones de toneladas. Los cuatro principales productores son también los más importantes consumidores de carne de pollo. Cabe destacar que el consumo per cápita promedio mundial de carne de pollo es de 14.2 kg al año, superior al de la carne de cerdo (12.3 kg) y de la carne de res (6.54 kg). Entre los principales consumidores, destaca el consumo per cápita en Estados Unidos y Brasil, cuyo consumo anual rebasa los 40 kg anuales.

En 2018 fueron comercializadas en el mercado internacional 11.2 millones de toneladas, es decir, 11.8 por ciento de la producción mundial. Se estima que en 2019 las exportaciones totales se incrementen 3.2 por ciento. Las exportaciones se encuentran altamente concentradas: Brasil (32.8 por ciento), Estados Unidos (28.9 por ciento) y Unión Europea (12.7 por ciento), principalmente, mientras que las importaciones son más diversificadas, lideradas por Japón (11.5 por ciento) y México (8.8 por ciento).

De acuerdo con la OCDE y la FAO, el precio de la carne de pollo en el mercado internacional durante 2018 registró una disminución de 6.1 por ciento con respecto a los precios observados en 2017. Se estima que durante 2019 el precio registre una reducción marginal de 0.2 por ciento, lo cual podría atribuirse principalmente al incremento de la oferta.

El crecimiento del sector avícola en México, en particular el que corresponde a la producción de carne de pollo, también ha sido muy dinámico. En la década reciente, la producción de este tipo de carne creció a una tasa promedio anual de 2.5 por ciento, para ubicarse en un máximo histórico de 3.34 millones de toneladas en 2018. En ese mismo año, la carne de pollo participó con 48 por ciento de la producción de carne en el país, siendo de esta manera la principal proteína animal que se produce en México.

La demanda nacional de carne de pollo en México ha crecido ligeramente por encima de la producción, a una tasa promedio anual de 2.7 por ciento en los últimos diez años. En 2018, el consumo nacional se ubicó en 3.8 millones de toneladas, de las cuales las importaciones representaron 14.0 por ciento. Se estima que durante 2019 el consumo crezca 3.5 por ciento.

Históricamente las importaciones mexicanas de carne de pollo han provenido principalmente de Estados Unidos, que en 2018 participó con 80.9 por ciento de las importaciones totales, mientras que Brasil participó con 17.0 por ciento.

Panorama Agroalimentario de la Carne de Pollo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *