jueves , 14 noviembre 2019
Inicio » Noticias » Nacionales » Pérdida millonaria: Pemex compró plantas de fertilizantes, pero no tenía materia prima para operarlas

Pérdida millonaria: Pemex compró plantas de fertilizantes, pero no tenía materia prima para operarlas

TANIA L. MONTALVO. ANIMAL POLÍTICO.

La ASF señala que el abandono a otras plantas que requerían rehabilitación ocasionó una pérdida por deterioro de 212.6 millones de dólares.

El negocio de Pemex para producir fertilizantes no solo fue irregular por la compra de una planta chatarra como lo era Agro Nitrogenados, al hacer la inversión millonaria tampoco se consideró que no existía materia prima suficiente para arrancar producción y se dejó en el abandono a otras plantas que requerían rehabilitación, lo que ocasionó una pérdida por deterioro de 212.6 millones de dólares, concluyó la Auditoría Superior de la Federación.

Otras tres plantas del complejo adquirido para producir fertilizantes en el país —las de ácido nítrico, nitrato de amonio y UAN32—se dejaron en el abandono “por deficiencias en la planeación de inversiones”, después de la adquisición del complejo Agro Nitrogenados, pese a que desde el principio se consideró que necesitarían rehabilitarse. El abandono de las plantas provocó una pérdida millonaria, informó la ASF en su informe de fiscalización de la Cuenta Pública 2018 sobre las Plantas de Fertilizantes Nitrogenados ubicadas en Veracruz.

Pero además, en el plan de Pemex para impulsar a la industria nacional de fertilizantes nunca se consideró la falta de materia prima necesaria para la producción, lo que ha implicado que las plantas adquiridas no den resultados positivos para el Estado mexicano.

Por ejemplo, desde octubre de 2017 el Complejo Petroquímico Cosoleacaque no ha tenido los niveles necesarios de gas para producir, lo que ha provocado que desde agosto del año pasado esté fuera de operación.

Pemex Fertilizantes depende de la producción de ese complejo para producir amoniaco y anhídirco carbónico que, a su vez, son indispensables para la producción de las plantas de Urea 1 y 2.

“Pemex Fertilizantes no consideró la disponibilidad de materias primas de la cadena gas natural-amoniaco-bióxido de carbono-urea que inciden directamente tanto en la puesta en marcha, el funcionamiento y la producción de los fertilizantes nitrogenados como en la consecución de las metas y objetivos planteados originalmente para sustituir las importaciones de fertilizante”, señaló la ASF.

Sumado a eso, Pemex Fertilizantes no contaba con personal capacitado para operar y mantener las plantas de Urea 1 y 2.

Hasta mayo de 2019 Pemex había gastado alrededor de mil 395 millones de dólares por la compra y rehabilitación de dos empresas de fertilizantes, sin que ninguna haya resultado rentable.

Esta inversión millonaria se realizó bajo la promesa de tener una producción que cubriera el 75% de la demanda nacional de fertilizantes, disminuir las importaciones y generar un ahorro de hasta 400 millones de dólares anuales.

En cambio, Pemex Fertilizantes sólo suma pérdidas, además de que la compra —ocurrida durante la dirección de Emilio Lozoya— de las plantas de Agro Nitrogenados y Fertinal está siendo investigada por presuntas irregularidades.

El órgano fiscalizador dijo que Pemex Fertilizantes debe cerciorarse que cuenta con las materias primas necesarias para producción antes de seguir realizando inversiones para impulsar esta industria o, en su caso, detenerlas hasta garantizar que podrá operar bajo condiciones normales.

Pemex dijo a la ASF que el suministro de gas natural es ajeno a ella y que depende de otras entidades como la Secretaría de Energía o la Comisión Reguladora de Energía, por lo que solicitaron no incluir estas observaciones en la fiscalización de la Cuenta Pública. Sin embargo, la Auditoría indicó que Pemex Fertilizantes es responsable de cerciorarse de contratar y ejecutar acciones e inversiones sólo cuando tenga seguridad que pueden concretarse, dado que la falta de materia prima era un foco rojo que nunca se contempló.

La ASF también señaló que Pemex Fertilizantes ha terminado con falta de liquidez y endeudada por “una deficiente planeación”, además de que ha firmado contratos que benefician al contratista y dañan al Estado, lo que ha implicado costos adicionales de 22.7 millones de pesos.

Los datos de la Secretaría de Hacienda indican que Pemex Fertilizantes ha sumado pérdidas continuan durante 2016, 2017 y 2018.

En el último año la pérdida fue de 6 mil 248 millones de pesos, más un déficit acumulado de 27 mil 158 millones de pesos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *