Inicio » Noticias » Nacionales » Pesca artesanal está en crisis; urge impulsar esta actividad

Pesca artesanal está en crisis; urge impulsar esta actividad

COMUNICACIÓN SOCIAL SENADO DE LA REPÚBLICA.

Proponen exentar de derechos a este sector para mejorar condiciones de empleo y vida de los pescadores y pequeños productores de mar.

Con el propósito de mejorar las condiciones de empleo y vida de los pescadores y pequeños productores de mar, el senador Benjamín Robles Montoya propuso una reforma para que la pesca ribereña y artesanal queden exentas del pago de derechos.

El legislador del Grupo Parlamentario del PT refirió que la pesca sostenible en pequeña escala, es una de las metas propuestas por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, para garantizar la seguridad alimentaria y reducir la pobreza.

La iniciativa, que reforma el artículo 191-B de la Ley Federal de Derechos, se envió a la Cámara de Diputados.

GACETA DEL SENADO

Iniciativa del Senador Benjamín Robles Montoya, del Grupo Parlamentario del Partido del Trabajo, con proyecto de decreto por el que se reforma el artículo 191-B de la Ley Federal de Derechos.

INICIATIVA QUE REFORMA EL ARTÍCULO 191-B DE LA LEY FEDERAL DE DERECHOS

El que suscribe, senador Benjamín Robles Montoya, integrante del grupo parlamentario del Partido del Trabajo ante la LXIII Legislatura, con fundamento en lo dispuesto por los artículos 71 fracción II de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, así como en los diversos 8 fracción I; 164 párrafos 1 y 2; 169 párrafos 1 y 4; 172 párrafo 1, y demás aplicables del Reglamento del Senado de la República, en este acto presento a esta Honorable Soberanía la siguiente iniciativa que reforma el artículo 191-B de la Ley Federal de Derechos, de conformidad con la siguiente:

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

La pesca, junto con la agricultura, es la actividad económica más antigua que tiene el ser humano. Inició como forma de subsistencia y ha evolucionado a varias aristas, donde una de ellas es la comercial a gran escala.

La pesca es la captura de organismos acuáticos en zonas marinas, costeras e interiores.  La pesca, junto con la acuicultura, proporcionan alimentos, nutrición y son una fuente de ingresos para unos 820 millones de personas en todo el mundo, mediante su recolección, procesamiento, comercialización y distribución. Para miles de comunidades, la pesca forma parte de su identidad cultural tradicional.

La pesca sostenible en pequeña escala constituye el Objetivo 3 de las metas propuestas por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, FAO por sus siglas en inglés, en cuanto a la seguridad alimentaria y reducción de pobreza, pues dicha pesca contribuye a la alimentación de una zona humana en específico y general equilibrio en el ecosistema.

La FAO reconoce la importancia del pescado y sus numerosos productos asociados para:

  • La seguridad alimentaria y la nutrición.
  • El crecimiento económico a través de la producción y el comercio pesqueros.
  • La mitigación de la pobreza y la creación de oportunidades de empleo en zonas rurales.

Aunado a ello, dentro de la pesca marítima y continental, existe una práctica socorrida por los habitantes y pescadores denominada, pesca ribereña y artesanal, sin embargo, la actividad pesquera en nuestro país en pequeña escala se encuentra en crisis, los decretos de veda aunado a la falta de mantenimiento de las embarcaciones han sumido en un evidente abandono esta actividad milenaria.

Si se suma a ello, el alto costo del biodiesel y los derechos que deben erogar los pequeños pescadores aun cuando sus embarcaciones no corresponden a las dimensiones de arqueo bruto como los que, si se dedican a la pesca comercial, ponen en riesgo de desaparición las pescas ribereñas y artesanales, imposibilitando su crecimiento económico.

Por pesca ribereña entendemos que es la actividad de extracción de recursos acuáticos ejecutada con embarcaciones menores que no cuentan con maquinaria de cubierta accionada con fuerza electromotriz para el auxilio de las operaciones de pesca, utilizan el hielo para la conservación del producto y tienen una autonomía en tiempo máxima de tres a cinco días.

Mientras que la pesca artesanal se realiza en ríos y lagos o en zonas costeras con o sin embarcación, utilizando técnicas sencillas sin la ayuda del desarrollo tecnológico.

Es en este contexto que la presente iniciativa pretende mejorar las condiciones de empleo y vida de los pescadores y pequeños productores de mar al permitir que la pesca ribereña y artesanal se inscriban en el apartado de excepciones al pago de permisos y registros de libretas de mar junto a la denominada pesca doméstica.

Lo anterior, toda vez que en la práctica mexicana las actividades de pesca ribereña y artesanal son una realidad pero que no están conceptualizadas en la ley correspondiente.

Señala el artículo 72 de la Ley General de Pesca y Acuacultura Sustentable:

ARTÍCULO 72.- La pesca de consumo doméstico que efectúen los residentes en las riberas y en las costas, no requiere concesión o permiso.

Sólo podrá efectuarse con redes y líneas manuales que pueda utilizar individualmente el pescador, observando y respetando las vedas y las normas oficiales que se expidan.

Tratándose de zonas concesionadas se podrá practicar la pesca de consumo doméstico, siempre y cuando no se capturen las especies materia de las concesiones otorgadas a terceros.

En los casos que se requiera, la Secretaría establecerá, en normas oficiales, las artes de pesca de consumo doméstico y sus especificaciones técnicas, considerando entre otros aspectos, las condiciones biológicas, tecnológicas y ambientales.

Las cantidades permitidas por pesquería o especie se especificarán en el reglamento de la presente Ley, y en las normas correspondientes.

Bajo esa idea y considerando que el artículo 191-B de la Ley Federal de Derechos excepciona de pago a diversas figuras, la pesca ribereña y artesanal no puede ubicarse en el rubro denominado pesca de consumo doméstico, toda vez que, del artículo arriba citado, se entiende por dicha actividad, la que se efectúa individualmente con redes y líneas manuales, mientras que las actividades ribereña y artesanal requieren de específicamente de otras modalidades ya citadas.

Artículo 191-B.- No se pagarán los derechos de pesca, a que se refiere esta Sección en los siguientes casos:

I.- … Por la pesca de consumo doméstico.

II.- .. Por la pesca de fomento para los centros oficiales de enseñanza, investigación y desarrollo pesquero.

III. .. Por la introducción de especies vivas en cuerpos de agua, para los ejemplares y poblaciones nativas.

IV.- . La pesca didáctica que realizan las instituciones educativas del país, reconocidas por la Secretaría de Educación Pública, dentro de sus programas de enseñanza, investigación y adiestramiento.

V.- .. (Se deroga).

La presente iniciativa a la par de dotar de justicia a la actividad de miles de pescadores en nuestro país, permitirá la creación de empleo formal, el crecimiento de microempresas que permitan la pesca sostenible y el cuidado del ecosistema aplicando el código de conducta la pesca responsable.

Por lo anteriormente expuesto, propongo ante esta Honorable LXIII Legislatura el siguiente proyecto de decreto:

ÚNICO. Se reforma el artículo 191-B de la Ley Federal de Derechos, para quedar como sigue:

Artículo 191-B.- No se pagarán los derechos de pesca, a que se refiere esta Sección en los siguientes casos:

I.- .. Por la pesca de consumo doméstico, pesca ribereña y pesca artesanal.

II.- . Por la pesca de fomento para los centros oficiales de enseñanza, investigación y desarrollo pesquero.

III. .. Por la introducción de especies vivas en cuerpos de agua, para los ejemplares y poblaciones nativas.

IV.- La pesca didáctica que realizan las instituciones educativas del país, reconocidas por la Secretaría de Educación Pública, dentro de sus programas de enseñanza, investigación y adiestramiento.

V.- . (Se deroga).

TRANSITORIO

ÚNICO.- La presente reforma entrará en vigor el día de su publicación en el Diario Oficial de la Federación.

Atentamente,

Sen. Benjamín Robles Montoya

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *