Inicio » Noticias » Estatales » Baja California Sur » Pesca furtiva a la alza en costas de Mulegé

Pesca furtiva a la alza en costas de Mulegé

ELÍAS MEDINA P. EL SUDCALIFORNIANO.

Incidente con “guateros” puso en evidencia las serias deficiencias que se tienen en vigilancia.

MULEGÉ, Baja California Sur. Sobre este hecho, el director de Pesca, Acuacultura y Desarrollo Agropecuario del municipio de Mulegé , Jesús Salvador Verdugo Ojeda, informó que la falta de inspectores de pesca en el estado está generando una situación muy complicada en el mar, en este caso, con un desacato y reto a la autoridad, aun y cuando se trataba de una actividad que a todas luces era pesca ilegal, según lo confirmaron los propios lancheros, que admitieron que no tenían papeles.

Anunció que ante la falta de recursos oficiales para vigilancia, algunas cooperativas de Laguna San Ignacio, en donde en breve se estaría arrancando la temporada de callo de hacha, están proponiendo aportar una cantidad de dinero por cada kilo de producto extraído, recurso que se destinará al pago de vigilantes, al menos durante el tiempo que dure la zafra. No es la solución, dijo Verdugo, pero al menos resuelve un problema de manera temporal, ojalá que el gobierno federal no nos deje solos, sobre todo en una región tan amplia, como Mulegé, en donde hay 700 kilómetros de litorales y tres lagunas, y sólo un inspector de pesca.

Finalmente, el funcionario municipal denunció que no es sólo la pesca furtiva por parte de embarcaciones menores, sino también de barcos escameros y sardineros, cuyos artes de pesca arrastran el fondo marino, llevándose todo tipo de especies, es un problema muy grave, concluyó.

Piden cooperativistas al gobierno de la 4T se sensibilice y regrese los recursos para vigilancia

El pasado miércoles en La Paz, cooperativistas de la zona Pacífico Norte, apoyados por elementos de la Secretaría de Marina, del Ejército y la Conapesca, sorprendieron a un pescador furtivo con 11 kilos de abulón en Isla de Cedros y en un retén del sur de Ensenada se detuvo a una mujer con 80 kilos de langosta congelada también sustraída de manera ilegal.

En el primer caso se trata de un reincidente al que se le ha decomisado producto ilegal cuando menos en 11 ocasiones anteriores, sin embargo no ha podido ser detenido ni encarcelado debido a que la ley considera que este delito no es grave, a menos que el producto rebase los 10 kilos.

GUATEROS PERFECCIONAN TÉCNICAS

Por si esto fuera poco, este y otros pescadores furtivos han perfeccionado en los últimos meses sus técnicas, y ahora en lugar de usar lanchas y sacar grandes cantidades, bucean el abulón cerca de la playa durante los bajamares y extraen de dos a tres kilos para acopiarla y después venderla, en una práctica conocida como guateo hormiga.

Benito Emeterio López, presidente de la Comisión de Vigilancia de la Federación de Cooperativas Pesqueras de Baja California, que aglutina a 13 organizaciones desde Las Barrancas hasta las islas Natividad y Cedros, informó que en los últimos tres años se han decomisado más de 15 toneladas de langosta en los dos estados sobre el litoral del Pacífico, un producto que se vende en el mercado negro hasta en 800 pesos el kilo y que en su mayoría son langostas que no llegan a su edad adulta.

El líder pesquero alertó por el riesgo de que la pesca furtiva se salga de control debido a que el gobierno federal retiró los apoyos para vigilancia, desapareció las oficinas de la Conapesca en los municipios y despidió a 6 de los 12 inspectores, que de por sí ya eran insuficientes.

Ojalá que el gobierno se sensibilice y dé marcha atrás a estas medidas, dijo, tanto en el tema de los inspectores como en los recursos para vigilancia y desde luego en la desaparición de las oficinas de Conapesca, una vez que ha quedado demostrado que la guía que se tramita y emite por internet no es segura, como se demostró en el reciente decomiso de langosta, en donde la mujer que la transportaba llevaba una guía digital. Antes este documento tenía que ser firmado por el inspector.

Finalmente Benito Emeterio reiteró su demanda a los legisladores federales para que se modifique la ley y se baje de 10 a 2 kilos el producto extraído de manera ilegal que se tipifica como delito grave.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *