Inicio » Carrusel » Pesca ilegal arrasa con todo en mares yucatecos

Pesca ilegal arrasa con todo en mares yucatecos

VERÓNICA MARTÍNEZ. POR ESTO.

Pulpo, incluido

A siete días del arranque de la temporada de pulpo 2017, la pesquería más importante del Estado, René Echeverría G. Cantón, presidente del Comité Sistema-Producto Pulpo, advierte que esa actividad está saturada y colapsada y “se nos está yendo de las manos”.

“Alguien está comprando todo lo que se saca en la ilegalidad y en nuestras narices vemos la depredación y no hacemos nada; las buenas causas se están dejando atrás; el esfuerzo pesquero aumentado por el pepino de mar, con embarcaciones nuevas y sin matrícula, no están paradas 11 meses del año, siguen saliendo con sus compresores y están sacando pulpo y lo que sea, lo hacen en nuestras narices y lo estamos permitiendo.

Hoy ya tenemos el problema

“Se ha manifestado con las autoridades que es un problema, se le ha dicho a las autoridades, hoy ya tenemos el problema; me preocupa que esta pesquería, de las más importantes y sustentables, no tenga la certeza de lo que se va a capturar, porque a unos días de la temporada no tenemos la prospección de captura; los europeos trabajan con cuota y no tenemos el dato”, dijo.

Recordó que la captura del pulpo involucra legalmente a 4,200 embarcaciones con el mismo número de permisos y más de 12 mil pescadores; el año pasado se capturaron 21,800 toneladas y, un año antes, 18 mil toneladas; el precio promedio al pescador el año pasado fue hasta de 80 pesos y esta temporada hay la incertidumbre de lo que habrá realmente en el mar porque los ilegales han arrasado con todo.

Se nos está yendo de las manos

“Yo quiero hacer un llamado, porque es increíble que el mismo sector no se dé cuenta y permita que nuestra pesquería la estén desordenando, porque el famoso compresor ha deteriorado toda la costa. El pulpo, que por muchos años fue el número uno y que arroja una derrama económica de tres generaciones, se nos está yendo de las manos, porque todo el sector se está incorporando a la pesca ilegal.

“Hay una manifestación abierta del sector que antes esta actividad era lícita y no perjudicaba y ahorita es tentador y nos preocupa mucho que en veda salen al mar con jimbas. Hay que ser realistas, está rebasada la inspección y vigilancia, y siento que se hacen acciones correctivas y nada es preventivo; esto ya nos está afectando, estamos a días de temporada y nadie interviene”, insistió el también empresario pesquero.

Recordó que, desde hace tres administraciones de gobierno, el Sistema Producto ha manifestado la preocupación de las implicaciones del pepino de mar y ahora el ejemplo claro de la descomposición es Dzilam de Bravo.

“Esta temporada puede ser buena, esperamos que los mercados se abran como el año pasado y se exporte a otros países, además de Europa. Sin embargo, la ilegalidad se está llevando todo, y están participando personas de la misma comunidad, porque alguien está comprando, porque hay casas con congeladoras almacenando pulpo, estamos ante un serio problema y tenemos que actuar; como sociedad nos tenemos que dar cuenta que nos estamos haciendo daño”, dijo.

Recalcó que los propios empresarios están cansados que “los de afuera” saqueen sus recursos y la gente de las comunidades se incorporan con ellos; “hay ilegales, alguien compra la ilegalidad y nadie está haciendo nada; si la ilegalidad está rebasando a las autoridades, pues tenemos que hacer algo nosotros, porque el que en verdad está esperando la temporada se va a dar un chasco cuando vaya al mar y no halle nada”.

Nadie les toca un pelo

Agregó que los ilegales hacen capturas adelantadas, las almacenan y nadie les toca un pelo.

“Algo se tiene que hacer o se levantan compresores o actúa el gobierno o algo, porque no vamos a permitir que nos sigan depredando; hago el llamado a toda la costa a tomar conciencia de nuestros recursos a que sean parte, porque todos saben quién captura ilegalmente y la verdad es que el gobierno no puede con el paquete, le queda muy grande”, dijo.

Recordó que hay 24 congeladoras certificadas en Yucatán y es sabido de muchas más que operan en la ilegalidad.

“Es una situación preocupante”, finalizó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *