miércoles , 12 agosto 2020
Inicio » Noticias » Estatales » Pescadores en Kino viven en la incertidumbre

Pescadores en Kino viven en la incertidumbre

JULIAN ORTEGA. EL IMPARCIAL.

No tienen a quién venderle sus productos; en la playa no hay vacacionistas y el único sonido que se escucha es el de las olas del mar.

BAHÍA DE KINO, Sonora. Como a la mayoría, la contingencia sanitaria por el Covid-19 tomó a los pescadores de Bahía de Kino desprevenidos y sin opciones para subsistir ante la falta de venta de los productos marítimos.

Desde la entrada al balneario, destino turístico por excelencia de los hermosillenses en Semana Santa, se puede apreciar que las circunstancias no son las de siempre. Hay un filtro de autoridades que invitan a los ciudadanos a no acceder a las playas.

“Si debes salir, que sea por algo importante… evita el riesgo de contagio de coronavirus”, es parte del mensaje que se escucha en el filtro de revisión, donde elementos de la Policía Municipal, la Policía Estatal y la Sedena coordinan el operativo.

Más adelante, la playa luce totalmente diferente a lo que normalmente se observa en el sábado previo al Domingo de Ramos: Las palapas están vacías, los puestos de comida están cerrados y sólo se escucha el sonido del mar.

Pero mientras ahí el ambiente es de completa tranquilidad, los pescadores viven en la incertidumbre, pues desde hace algunas semanas sus ventas han ido a la baja e incluso ya tuvieron que detener su actividad.

Lo que más les preocupa es que al ser la pesca su única fuente de ingreso, ahora no saben qué harán para llevar el alimento a sus familias. Es el caso de José Corrales Gálvez, de quien dependen su esposa y tres hijos.

“Estamos pasando una economía muy triste, porque ya están parando todo, todos los pescadores, y no hay apoyo por parte del Gobierno ni por parte de los permisionarios que hay aquí en Bahía de Kino. Nos mandan para atrás”, lamentó.

Corrales Gálvez expuso que el único plan B es conseguir un préstamo del patrón para el que trabaja, aunque lo ve complicado. Por ser pescador libre, además, no cuenta con el apoyo de otros pescadores que laboran para cooperativa.

“No se hacen responsables de nosotros, aunque estén muchos metidos en la cooperativa. Aquí no dan nada de eso, no hay Seguro ni finiquito ni préstamo, no hay nada; si agarran producto, te prestan, si no, no”, añadió.

En la misma situación se encuentra Ernesto Ramírez, quien también es pescador libre. Señaló que la situación ha empeorado en el último mes y no hay quién les brinde un apoyo ante la crisis.

“Ya todo se ha estado parando, ya no ha habido, no están recibiendo las cooperativas ya, tienen así como 15 o 20 días”, dijo.

SIN APOYOS, AFIRMAN

Los pescadores libres representan cerca del 80% del total y, comentaron, son los que han sido menos considerados cuando se entregan apoyos o alimentos.

“Nada más a los que tienen cooperativa les dan un apoyo del Gobierno y a los que son libres no les llega nada, andamos batallando”, expresó Guadalupe Maytorena.

Hace unos días llegaron personas en un carro y entregaron despensas, mencionó, pero no les dieron a todos los pescadores.

“No sé (de dónde eran), ahí llegaban a las casas y estuvieron repartiendo, eran buenas despensas, y a nosotros no nos quisieron dar, que porque no ocupábamos, ¿cómo no vamos a ocupar?”, cuestionó.

En la playa, en Bahía de Kino sólo está la soledad: No hay vacacionistas ni tampoco comerciantes, el área de las palapas luce vacía y escasos automóviles circulan en la calle. Es tiempo de quedarse en casa.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *