Inicio » Noticias » Nacionales » Pide Ron Ramos no engañar a consumidores al venderles productos con fórmulas lácteas, pero sin leche

Pide Ron Ramos no engañar a consumidores al venderles productos con fórmulas lácteas, pero sin leche

COMUNICACIÓN SOCIAL CÁMARA DE DIPUTADOS.

La Federación Mexicana de Lechería reconoce la importancia de reformas jurídicas que impulsen la producción.

Liconsa ampliará más de 50 por ciento la red de cobertura de acopio el próximo año y atender la pobreza alimentaria.

Se inauguró el “Foro para el Impulso del Sector Lechero Nacional”.

Femeleche solicitó ajustar el IEPS, modificar la Ley del ISR, reordenar el mercado, actualizar normas oficiales lácteas y un programa de fomento con presupuesto suficiente.

PALACIO LEGISLATIVO. El presidente de la Comisión de Ganadería, diputado Eduardo Ron Ramos (MC), convocó a no engañar a los consumidores y se les aclare que no adquieren alimentos elaborados con leche, sino una fórmula láctea en detrimento de la salud y economía, además de perjudicar a los productores nacionales.

Esta problemática se presentó en una iniciativa, dijo, cuya dictaminación depende de la Comisión de Economía Social y Fomento del Cooperativismo, “lo único que pedimos es honestidad, que se le llame a los productos por lo que son y no se etiqueten como leche cuando es una fórmula láctea, porque el daño va a todos los estratos sociales”.

Durante la inauguración del “Foro para el Impulso del Sector Lechero Nacional”, realizada por el director de Operación de Liconsa en Seguridad Alimentaria Mexicana (Segalmex), el legislador subrayó que se ha argumentado que con esta situación “se atenta contra la competitividad y por eso está mal, ¿quiere decir que para ser competitivo se tiene que engañar al consumidor?”, cuestionó. 

Ron Ramos llamó a la Comisión de Economía a unirse en esta iniciativa, en favor de los compradores, quienes desconocen lo que contienen muchos alimentos y se aclare el contenido, “sólo pedimos honestidad”, reiteró.

Destacó que la instancia legislativa que preside trabaja de forma integrada sin considerar colores políticos o ideológicos, si no por el bien de los productores lecheros, en particular de los pequeños y medianos, para que todos los eslabones de la cadena productiva encuentren mejores soluciones a los problemas, en especial en el precio.

Debido a los bajos costos en el litro de la leche al productor, de cuatro pesos a un promedio de 6.50 de acuerdo a la región, pidió atender esta problemática derivada de una competencia desventajosa que les resta competitividad.

“Con esos precios los productores sólo sobreviven cuando tienen derecho no sólo para mantener a su familia e hijos, sino vivir y tener lo suficiente para hacerlo bien, incluso para salir de vacaciones, porque es el trabajo más esclavizado y se les pone el pie; eso no se vale”, afirmó. 

La presidenta de la Comisión de Hacienda y Crédito Público, diputada Patricia Terrazas Baca (PAN) señaló que los sectores deben estar perfectamente integrados y pensando principalmente en el consumidor. “No se puede producir cosas que no necesite el comprador”.

Señaló que se requieren acuerdos que vayan más allá de los tiempos que dura quien llega a los puestos de elección, y sin estar orientados a intereses políticos porque se distorsiona y se pierde el objetivo de beneficiar a los lecheros.

Enfatizó que las políticas públicas deben estar relacionadas, ya que “se tiene que hablar, dialogar y llegar a acuerdos que perduren en el tiempo”.
El diputado Guadalupe Romo Romo (PAN), coordinador del grupo de trabajo para el Impulso del Sector Lechero Nacional, expresó la necesidad de revisar este tema en toda la República y no sólo en algunas regiones.

Puntualizó que éste será un foro privilegiado que permitirá conocer más a fondo los principales problemas a los que se enfrenta en la actualidad el sector, buscar acuerdos e impulsar acciones legislativas y de gobierno para mejorar las estrategias que apoyen, protejan y defiendan a los lecheros.

“La presencia de expertos en el tema contribuirá a fortalecer los programas que tienen como fin apoyar la deshidratación y empaquetado de leche en polvo, garantizar la pasteurización y el abasto de leche a los sectores más necesitados de la población”.

Al inaugurar el foro, Bernardo Fernández Sánchez, director de Operación de Liconsa en Seguridad Alimentaria Mexicana (Segalmex), anunció que se ampliarán en más de 50 por ciento los puntos de la red de cobertura de acopio para el próximo año, a fin de captar más leche fresca y disminuir la importación del lácteo en polvo. “Para un primer año es un esfuerzo nunca antes hecho”.

Explicó que el organismo público compra casi el 10 por ciento de la producción nacional a pequeños y medianos lecheros con la expectativa de incrementar la captación e impulsar la producción, para luego industrializarla y distribuirla a casi 6 millones de personas, como alimento nutritivo para eliminar la pobreza alimentaria.

Sin embargo, aclaró que en la realidad no puede ser el único organismo responsable para lograr la autosuficiencia en este alimento; “no se podría promover la generación de 3 mil millones de litros que faltan para completar el consumo de 15 mil millones”. Demandó involucrar a la industria nacional a fin de fomentar la compra a pequeños y medianos lecheros.

Para mitigar la pobreza alimentaria, uno de los objetivos principales de Liconsa es incrementar la cobertura en las zonas rurales. Solicitó que se sumen industriales al esfuerzo y mayor presupuesto para la paraestatal, con el objetivo de fomentar el consumo de leche, y avanzar a obtener la autosuficiencia alimentaria en cuatro granos básicos.

Vicente Gómez Cobo, presidente de la Federación Mexicana de Lechería, dijo que se requiere cambiar algunas reglas para que las cosas funcionen con el objetivo de no engañar al consumidor con las marcas y los nombres, así como evitar la excesiva importación.

“Es para nosotros muy satisfactorio que estén enarbolando e impulsando la reformas que necesita el sector lechero para que realmente México sea autosuficiente en la producción de leche y cuando hablamos de este objetivo se hace en un contexto donde México es el país más abierto a la importación”, sostuvo. 

Enfatizó que el propósito debe ser que el consumidor reciba un buen producto a mejor precio y, a su vez, lograr un ingreso digno para los productores y sus familias.

Previamente, se inauguró en una de las explanadas de la Cámara de Diputados, una exhibición y degustación de productos lácteos nacionales, realizados por productores mexicanos, quienes explicaron que se elaboran con los más altos estándares de calidad y salubridad.

Garantiza Secretaría de Agricultura pleno apoyo al sector lechero para lograr la autosuficiencia

El subsecretario de Autosuficiencia Alimentaria de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader), Víctor Suárez Carrera, expresó total apoyo y respaldo a las propuestas de la Federación Mexicana de Lechería (Femeleche), para lograr la autosuficiencia, a través del ajuste de 15 por ciento al Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) y modificar la Ley del Impuesto sobre la Renta (LISR).

En el “Foro para el Impulso del Sector Lechero Nacional”, convocado por la Comisión de Ganadería y la Femeleche, el funcionario federal resaltó la importancia de que se aprueben las reformas a las leyes del IEPS para la leche de polvo descremada. 

Garantizó que la Sader está dispuesta a perfeccionar las normas oficiales mexicanas existentes y asegurar su cumplimiento.

Consideró relevante las modificaciones al marco jurídico del ISR para propiciar la integración de las cadenas productivas, con el propósito de generar un incentivo virtuoso en la asociación de pequeños y medianos productores, establecer un régimen de contrataciones cierto, equilibrado y exigible e impulsar el Programa del Fomento Lechero.

Sobre la reforma a la Ley General de Salud, que obliga a un etiquetado frontal de advertencia en alimentos y bebidas, dijo, “estamos en un momento extraordinario para lograr este propósito, así como la autosuficiencia en la producción en beneficio de todo el sector, consumidores y salud de toda la población”.

Al moderar el panel “Estrategias y acciones para el impulso del sector lechero”, el funcionario federal exhortó a los diputados que “sus decisiones queden libres de conflicto de intereses, que no sean las empresas quienes como en el pasado, determinen lo que hay que legislar o no en función de sus intereses particulares”.

Hoy hay una separación del poder económico del político; las decisiones son guiadas por el interés público y nacional y los derechos de las personas, aseguró.

Suárez Carrera apuntó: “estamos conscientes de que la propuesta en su conjunto tiene fundamento, es articulada y refleja las necesidades del sector y del país”, con el objetivo de reordenar el mercado y lograr la autosuficiencia lechera. 

Previamente, Vicente Gómez Cobo, presidente de la Femeleche, planteó propuestas para que México logre la autosuficiencia en la producción del alimento, mediante el ajuste del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS), modificación a la Ley del Impuesto sobre la Renta (LISR), en el marco de la Ley de Ingresos, reordenar el mercado con normas oficiales en los lácteos y un programa de fomento con presupuesto suficiente. 

Refirió que el litro de leche en México se paga de 4 a 6.50 pesos, mientras que en la Unión Europea se cotiza entre 7.50 a 8 pesos. Indicó que los países atienden primero su consumo nacional y venden el sobrante, al exportar el 10 por ciento. Advirtió que “de no incrementar la producción del alimento básico, no vamos a avanzar”.

Dijo que se requiere cambiar algunas reglas para que las cosas funcionen con el objetivo de no engañar al consumidor con las marcas y los nombres, así como evitar la excesiva importación. Enfatizó que el propósito debe ser que el comprador reciba un buen producto a mejor precio y, a su vez, lograr un ingreso digno. 

Gómez Cobo afirmó que es vital reordenar el mercado a través de normas oficiales en los lácteos, petición presentada desde hace doce años; las aprobadas para leche en polvo, yogurt y quesos entran en vigor en 2020, a un año de su publicación.

“Eso ha propiciado que lleguen a México productos catalogados para uso pecuario en los países de origen, ya no son para consumo humano; por el tiempo de almacenamiento la proteína base se ha degradado y vale menos, aunque es inocuo distorsiona el mercado nacional de lácteo, porque no nutre igual e implica una competencia desleal por los bajos costos”.

Hay quesos análogos que no tienen un gramo de proteína de leche, por eso la propuesta de la Comisión de Ganadería para que se etiqueten de forma fidedigna la apoyan los productores, porque el consumidor requiere tener toda la información sobre los alimentos que adquiere y no se le engañe con fórmulas lácteas en lugar de leche.

Demandó que “no se engañe con los nombres ni con las imágenes, que le pongan a los productos el nombre que quieran, pero no es leche y las empresas lucran con el nombre”.

Expresó su satisfacción de que se impulsen las reformas que necesita el sector para que México sea autosuficiente en la producción lechera, aunque se habla de este objetivo se hace en el contexto de apertura a la importación, porque somos el país más abierto, agregó.

En el panel “Integración de los productores a la cadena de valor como factor determinante del sector lácteo en México”, William Mark Sinclair, embajador de Nueva Zelanda en nuestro país, explicó que las cooperativas pueden proporcionar soluciones a problemas compartidos por productores agrícolas y lácteos, modelo que se emplea en la actualidad en su nación con buenos resultados.

“Las cooperativas proporcionan una posición sólida a los productores en la cadena de suministro. El éxito está basado en granjas familiares de productores pequeños y medianos, organizados en este tipo de empresas”, subrayó.

Rafael Bolívar Raya, consejero de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente de la Embajada de España en México, aseveró que “no existe una varita mágica para impulsar un sector económico en ningún país del mundo”, la opción son los diagnósticos y esfuerzo sostenido para integrar a los pequeños productores en la cadena agroalimentaria.

Recomendó acciones transversales de funcionarios, productores e industriales para incidir en fijar precios justos que garanticen rentabilidad integral por litro de leche, donde se incluyan los factores que inciden en los costos de producción. 

Con el tema “La Importancia de la Mecanización para la Productividad”, Federico Sotelo Aguilar, director general de New Holland/Case, dijo que 55 por ciento de las unidades de producción en México tiene al menos un tractor y de los existentes más de la mitad tiene 15 años o más en servicio. “Hoy en día se requiere una reposición anual de 10 mil unidades. Tenemos hasta ahorita una mecanización del 47 por ciento del campo mexicano”.

Propuso crear programas de mecanización a fin de renovar unidades o adquirir tractores para los productores pequeños y medianos, con un apoyo de 200 mil pesos por cada maquinaria de parte del gobierno federal.

El presidente del Consejo Mexicano de Proteína Animal, José Luis Caram Inclán, comentó que en México no hay normas en calidad de la carne y lo que se le puede inyectar, por lo que se requiere establecer un etiquetado como el que plantea la reforma en materia de lácteos. 

“México es uno de los cinco países que están libres de todas las enfermedades reportables del Código Sanitario de Animales Terrestres, lo que coloca a nuestro país en una posición privilegiada de sanidades, lo que debe protegerse junto con nuestras autoridades y legisladores”.

Indicó que entre las estrategias a seguir para incentivar el consumo de proteína animal está fortalecer la inversión en infraestructura, resguardar el presupuesto y realizar acciones de sanidad pecuaria, así como establecer reglas para un comercio justo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *