Inicio » Noticias » Estatales » Pierden el miedo, comercializan pez “diablo”

Pierden el miedo, comercializan pez “diablo”

MIRNA HERNÁNDEZ. EL SOL DE TAMPICO.
Pierden el miedo, comercializan pez “diablo”

Con sabor similar a la Lisa, el pez diablo, que tantos estragos ha causado a los pescadores ribereños del sur de Tamaulipas, ya es comercializado en restaurantes y mercados locales para ser degustado como ceviche o empanizado.

Los pescadores por fin le pedieron el miedo y fabricaron atarrayas que resisten el embate de la especie de caparazón muy dura y que en la última década se multiplicó e invadió lagunas de agua dulce de esta región, diezmando especies altamente comerciales como la tilapia, bagre, chocomite y robalo, explicó Hector Gómez, de la colonia Moscú.

Dijo que existen puntos de la Laguna del Chairel donde es mas fácil capturarlo, como las inmediaciones la bocatoma de la Comapa y el canal de Tancol, donde pueden capturar hasta 40 kilogramos por noche, para después filetearlo y venderlo a comerciantes del mercado La Puntilla en 18 pesos por kilo.

“Allí lo hacen filete y lo comercializan en más de 40 pesos por kilogramo, para hacerlo ceviche o empanizarlo”.

Héctor Gómez, pescador.

Héctor Gómez, pescador de la colonia Moscú.

La especie también llamada plecos, puede pesar hasta tres kilos y aseguró que su uso comercial ha disminuido en los cuerpos de agua de la localidad, porque ahora los pescadores ya se atreven a atraparlo con la improvisación de atarrayas resistentes al animal que ha invadido grandes regiones del país.

“Desde hace unos meses lo comenzamos a vender, para resarcir las pérdidas que ha dejado al reducir la pesca de otras especies, principal fuente de ingresos de las familias que habitan las riberas del sur de Tamaulipas”

Incluso señaló que están buscando la forma de comercializarlo para transformarlo en harina y obtener un mejor aprovechamiento del pez diablo, enormemente depredador porque come los huevos de los demás especies, evitando su reproducción.

Durante los últimos años los plecos se han expandido rápidamente y actualmente es muy común encontrarlos en las lagunas.

“Desde hace varios años, nos dijeron que instituciones educativas harían estudios para aprovecharlo, pero no lo han hecho y nosotros lo estamos haciendo para reducir su embate en nuestra economía”

“El pez diablo que forma parte de las especies de peces gato acorazados con origen en la cuenca del río Amazonas, tiene amenazada la reproducción de la población piscícola de esta región, pero los pescadores estamos buscando reducirlo, pues ya bastante sufrimos las bajas cosechas por la contaminación y la escasez de lluvias”, apuntó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *