sábado , 26 septiembre 2020
Inicio » Noticias » Estatales » Durango » Plagas causadas por la sequía devastan bosques en Durango

Plagas causadas por la sequía devastan bosques en Durango

Saúl Maldonado, corresponsal. La Jornada…

Durango, Dgo., 22 de julio. Por lo menos dos millones 100 mil pinos (que ocupan al menos 7 mil hectáreas) deberán ser talados en Durango por estar infestados de plagas provocadas por la sequía, a fin de contener el daño, informó Miguel Ángel Olayo, delegado estatal de la Comisión Nacional Forestal (Conafor). Durango tiene cinco millones de hectáreas boscosas, de las cuales 54 mil están invadidas.

Olayo informó que en cada hectárea de bosque maduro en Durango hay entre 300 y 500 pinos de diferentes tamaños. Explicó que el gusano descortezador afecta 54 mil hectáreas de bosques en el estado y 7 mil hectáreas de pino están dañadas.

Afirmó que estas cifras no incluyen los árboles afectados en 93 mil hectáreas por incendios durante 2011 y 2012, aunque de esa superficie sólo 13 mil hectáreas son de arbolado. En estas zonas podría haber pinos que sobrevivieron a las llamas y con las lluvias podrían regenerarse.

La Conafor, así como las secretarías del Medio Ambiente y Recursos Naturales y de Recursos Naturales y Medio Ambiente del estado, invierten alrededor de 26.5 millones de pesos para reforestar 15 mil hectáreas de bosque este año.

Mientras, en la sierra Tarahumara ya empezó a llover y con ello las siembras, pero “el corazón de los indígenas está lastimado” porque en la temporada más dura del estiaje sólo se entregaron despensas a quienes tenían hijos en escuelas, y las pipas de agua llegaron a pocas comunidades, dijo Tomás Ruiz, representante de los Consejos Supremos Indígenas de Chihuahua.

Vía telefónica, explicó que 60 por ciento de las 500 comunidades de la Tarahumara se quedaron sin ayuda porque muchos niños no van a la escuela. Madres solteras, viudas y adultos mayores se quedaron sin despensas y sólo recibieron ayuda de organizaciones campesinas regionales.

Aseguró que aún se necesitan al menos mil toneladas de alimentos, pues hasta octubre empezará a levantarse la cosecha de maíz, si el temporal es favorable. Asimismo dijo esperar que la entrega de despensas y pipas de agua se regularice una vez concluido el proceso electoral.

Las autoridades “deben esforzarse más para ayudar a los pueblos indígenas”, pues los niños y las mujeres padecen altos niveles de desnutrición. “No se trata de que entreguen despensas y ayuda de manera simbólica, sino que se dialogue y acuerde con los pueblos. Ya no queremos que se sigan repitiendo las historias de olvido y devastación de los recursos naturales”, dijo.

La Confederación Nacional Campesina instó al gobierno federal a ejercer los 34 mil millones de pesos que al inicio de este año se comprometió a repartir mediante diversos programas para aliviar los daños causados por la sequía en 26 estados, así como a publicar en el Diario Oficial el decreto legislativo para ejercer 15 mil millones de pesos adicionales.

La sequía, según sus datos, afecta a 48 millones de habitantes y la desertificación del territorio provoca al país una pérdida anual equivalente a 10 por ciento del PIB agropecuario (unos 52 mil millones de pesos), cuatro veces más que el monto del Procampo el año pasado.

Gerardo Sánchez García, dirigente de la CNC, aseguró que los grupos parlamentarios de la Cámara de Diputados y del Senado han manifestado su voluntad para ayudar a los productores.

“Se han logrado acuerdos; ha habido reuniones en la Secretaría de Gobernación y siguen los diálogos con gobernadores, secretarios de desarrollo agropecuario y productores de los estados más afectados, pero los recursos se entregan a cuentagotas”, abundó.

(Con información de Matilde Pérez U.)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *