Director General: Eduardo Goycoolea Nocetti. Subdirectora: Julieta E. Rocha Hernández.
jueves , 27 enero 2022
Inicio » Noticias » Nacionales » Plaguicidas peligrosos aún se usan en el país: activistas

Plaguicidas peligrosos aún se usan en el país: activistas

Compartir es bueno:

ANGÉLICA ENCISO L. LA JORNADA.

En el país se utilizan al menos 183 plaguicidas altamente peligrosos que ocasionan enfermedades como cáncer, alteraciones hormonales y tienen presencia persistente en agua y suelo. Pero aún así hay una batalla por su expansión, pues para las empresas transnacionales estas sustancias, sobre todo el glifosato, representan la tercera parte de sus ventas, señaló Fernando Bejarano, de la Red de Acción en Plaguicidas y sus Alternativas en México.

Sumado a ello, aquí se utilizan 140 ingredientes activos que están prohibidos en otras naciones. En este contexto, ante el decreto presidencial para la eliminación gradual del glifosato se requiere conocer el volumen y tipo de sustancias que se utilizan, la vigilancia ambiental en agua y suelo, vigilancia epidemiológica de intoxicaciones y enfermedades crónicas, así como un monitoreo regular de residuos de plaguicidas en alimentos, dijo durante la presentación del portal dedicado a la agroecología y el glifosato de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales.

Sostuvo que la regulación de los plaguicidas es un campo de batalla sobre todo con la expansión de los cultivos y transgénicos, las transnacionales dependen mucho del uso de plaguicidas altamente peligrosos. Ejemplificó que en el caso de Bayer, dueña de Monsanto, 36 por ciento de sus ventas dependen del comercio de glifosato, ligado a la expansión de los transgénicos.

Por su parte, Teresa Rodríguez. del Centro de Investigación en Salud, Trabajo y Ambiente, sostuvo que el glifosato tiene un alto volumen de producción, se usa en todo el mundo y en cantidades que superan el uso de otros químicos de este tipo. Dijo que la fortaleza de la evidencia científica del efecto en la salud de este químico se centra en su asociación con el cáncer y la alteración hormonal.

 

Compartir es bueno:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *