* En caso de que se abran las compuertas de las 3 presas, no habría ningún problema, aseveró el titular de SEDERMA

 

Tepic, Nayarit.- Domingo 30 de septiembre del 2018.- El campo nayarita no tendría afectaciones graves en caso de abrir las compuertas de las 3 presas hidroeléctricas que existen en Nayarit, refirió el titular de la SEDERMA, Rafael Valenzuela Armas.
Actualmente, el ciclo agrícola más importante para el estado aún no comienza y de emerger las aguas de estas presas, provocaría afectaciones mínimas.
Aclaró que se refiere únicamente a las repercusiones que tendría para el agro local y será Protección Civil quien determine los riesgos y acciones de prevención para los habitantes de la zona baja.
“El asunto de abrir las presas puede afectar a las personas, cultivos y animales pero si la población está informada hay manera de prever todo ese tipo de circunstancias”, recalcó el titular de SEDERMA.
En caso de que se abrieran las compuertas de las presas, los daños serían menores para el campo porque en este momento, no hay cultivos en marcha. Ejemplificó el caso del frijol que aún no arranca el ciclo otoño-invierno.
“Puede ser beneficioso porque los desechos que trae las agua de una presa pueden servir de fertilizante y a la vez, el agua humedecer las tierras, lo que daría mayor productividad, si es que las lluvias no continúan”.
El ciclo del frijol inicia en octubre, y de humedecerse las parcelas con agua de las presas en caso de que abran sus compuertas, el productor gastaría menos en el riego.
“Una parcela para que produzca buen frijol ocupa meterle tres riegos. Regularmente el campesino le mete 600 o mil 200 pesos por riego, dependiendo del lugar, de modo tal que si hay lluvia o se humedecen, bajan sus costos de producción y eso representa un ingreso mayor para ellos”, dijo Valenzuela Armas.
Pero si hay un excesivo de agua, les perjudicaría porque comenzarán la preparación de sus tierras más tarde de lo previsto.
Este asunto tiene muchas aristas, la primera de ellas notificar a los productores de los diversos cultivos e incluso ganaderos que estén al pendiente en caso de que se tengan que abrir las compuertas para que puedan proteger sus animales, y patrimonio.
Si bien en este momento, hay cultivos como frutales y arroz en la zona de Santiago, no es una extensión importante.
El impacto sería mayúsculo en caso de que el frijol, tomatillo, sorgo y otros cultivos estuvieran sembrados. Las hortalizas no se siembran en las partes bajas, por eso hay formas de prevenir a los productores para que tomen las medidas pertinentes.