Inicio » Noticias » Nacionales » Prioridad, fortalecer la transferencia de tecnología para el campo: INIFAP

Prioridad, fortalecer la transferencia de tecnología para el campo: INIFAP

BOLETÍN DE PRENSA SADER.

El Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (INIFAP) cuenta con 14 modelos de transferencia, de los que siete son participativos,​ es decir, se toma en cuenta lo que los productores necesitan bajo sus propios contextos, indicó el especialista Pedro Cadena Íñiguez, quien se desempeña en el Campo Experimental Centro de Chiapas.

​Cerca de 300 investigadores del organismo adscrito a la Secretaría de Agricultura realizan diagnósticos participativos mediante una aplicación móvil para celulares; los resultados se pueden visualizar en una plataforma que permite capturar información y analizar problemáticas productivas, sociales, culturales y estructurales en el campo.

Para el Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (INIFAP) es una prioridad la transferencia de tecnología que radica en llevar los desarrollos generados en los laboratorios, campos experimentales, parcelas y ranchos de los productores para usar en los distintos subsectores o ramas de producción.

El Instituto cuenta con 14 modelos de transferencia, de los que siete son participativos, es decir, se toma en cuenta lo que los productores necesitan bajo sus propios contextos, esquema impulsado desde el año 2000, cuando se inició para áreas de alta marginación, informó el investigador del Campo Experimental Centro de Chiapas del INIFAP, Pedro Cadena Íñiguez.

Fue así, abundó, como se impulsaron las escuelas de campo para el sector agropecuario, cuyo método de enseñanza es aprender-haciendo bajo estrategias andragógicas –educación y aprendizaje para adultos-, y el modelo Grupos Ganaderos de Validación y Transferencia de Tecnología (GGAVATT), que se desarrolla con técnicas dirigidas a productores organizados.

Además, dijo, existen los métodos tradicionales que ha usado el INIFAP, entre ellos la estrategia multimedia, consistente en una batería de recursos usados por los investigadores como demostraciones, capacitaciones, publicaciones, giras tecnológicas, participación en congresos y exposiciones, entre otros.

Actualmente, se usan las redes sociales y las páginas oficiales desde el dominio del Gobierno de México, www.gob.mx, las cuales son utilizadas por el INIFAP para dar a conocer las novedades tecnológicas, detalló el investigador.

Precisó que la falta de continuidad en los proyectos, la carencia de un departamento específico que coordine los trabajos para la transferencia de tecnología a nivel institucional y la escasez de jóvenes que continúen el trabajo de los especialistas que están por jubilarse, son limitantes y retos que se suman a la necesidad de investigación en transferencia de tecnología, ya que en el INIFAP se tienen muy pocos expertos que estudian esta materia y hacen proyectos para su implementación.

Apuntó que el Gobierno Federal impulsa el Programa para el Desarrollo de Zonas Prioritarias (PDZP), en áreas de alta marginación y que se relaciona con los Proyectos de Desarrollo Territorial (Prodeter), para lo que hay que tener en cuenta que se requiere de personal capacitado para el proceso de transferencia.

Destacó que, por la importancia de los Prodeter, cerca de 300 investigadores del INIFAP realizan diagnósticos participativos mediante una aplicación móvil para celulares que no requieren internet, resultados que se pueden visualizar en una plataforma que permite capturar información y analizar las problemáticas productivas, sociales, culturales, estructurales o de comercialización que impactan el trabajo en el campo.

Ingeniero Agrónomo Zootecnista, con estudios en procesos sociales, fotografía, diseño, y con 36 años de trabajo en el INIFAP, Pedro Cadena recuerda que su trayectoria comenzó en la extinta Red de Divulgación, donde con sus colegas Alierso Caetano de Oliveira y Serafín Mendoza Mendoza, se impulsó un grupo de más de 30 investigadores para ejercer la tarea de transmitir el conocimiento. Así construyó su camino hacia la transferencia de tecnología, la que requiere de “personas con facilidad de palabra, sensibilidad y amor al campo, puesto que, para transmitir, hay que sentir, recalcó.

“De nada sirve tantos conocimientos y tantos títulos si éstos no llegan al sector que los requiere para mejorar su calidad de vida”, advirtió el investigador.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *