jueves , 14 noviembre 2019
Inicio » Opinión » ¿Productores o comercializadores?

¿Productores o comercializadores?

ALBERTO VIZCARRA OZUNA. LA VERDADBC.

La autosuficiencia alimentaria ha pasado a ser uno de los clichés de la retórica que compone el discurso presidencial. Es solo una evocación, porque en el Plan Nacional de Desarrollo, no se establecen metas físicas de producción de granos básicos, con relación a la población y a los requerimientos percápita presentes y futuros. Se juega con las palabras, y se asocian los apoyos al autoconsumo con el propósito de lograr la autosuficiencia, cuando es evidente que las regiones temporaleras del país carecen de la capacidad productiva para contribuir realmente a disminuir la dependencia en las importaciones de trigo, maíz, fríjol y arroz.

También en su postura crítica a la política agroalimentaria del gobierno, el Consejo Nacional Agropecuario, alude a la autosuficiencia alimentaria, pero al igual que el discurso presidencial tampoco define metas físicas y la referencia pasa a ser un cumplido discursivo, cuando el dirigente del organismo, Bosco de la Vega, reivindica la llamada agricultura comercial y las políticas públicas que durante los últimos treinta años caminaron en dirección opuesta a la autosuficiencia y propiciaron la gran dependencia en la importación de alimentos que actualmente padecemos.

Parecería que la base de los productores rurales de las principales zonas productoras de granos del país, están entrampados entre los intereses corporativos que se benefician de las reglas que favorecen a los grandes importadores y comercializadores de alimentos, y un gobierno que rehúye encarar esta realidad, lavándose las manos con los apoyos a la agricultura de subsistencia.

Afortunadamente, este martes 8 de octubre, el Diputado Eraclio Rodríguez Gómez, de la fracción parlamentaria de MORENA y Presidente de la Comisión de Agricultura, realizó una importante intervención ante la comparecencia del Secretario de Agricultura en el pleno de la Cámara de Diputados. Rodríguez Gómez encaminó su discurso en dirección a lo que puede ser una salida para que los productores nacionales escapen del dilema en que se encuentran: ser productores o comercializadores de granos.

En su intervención el diputado, además de señalar el abandono presupuestal del que es sujeto el campo, planteó la necesidad de que el financiamiento a los programas en agricultura, ganadería y pesca se ponga en el nivel básico de considerar la población existente y sus necesidades de consumo. Denunció la existencia de un mercado de alimentos totalmente manipulado, que afecta a productores y a consumidores e hizo notar la ausencia total del estado frente a estas distorsiones. Señaló la incongruencia y contradicción de que el gobierno presuma por un lado el apoyo a los más pequeños productores del campo, cuando en la lista de proveedores de la entidad gubernamental SEGALMEX, aparecen en primera línea como favorecidos los corporativos CARGILL y GRUMA.

El discurso del diputado Rodríguez Gómez, debe animar a los agricultores del país, a enriquecer una propuesta realmente orientada a la autosuficiencia alimentaria. Lo cual reclama que los agricultores se coloquen en la condición de productores nacionales y no de comercializadores de granos. Es inadmisible que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, consienta y ratifique el tratado de libre comercio con los Estados Unidos y Canadá y por otro lado abandone a los productores nacionales a las fuerzas ciegas del libre mercado.

Evidentemente esa no es la ruta para la autosuficiencia, más bien es la ruta que nos llevará a una profundización de la dependencia alimentaria. Establecer una proyección inmediata y futura de metas físicas de producción de granos básicos, implica incorporar a las regiones de mayor productividad en trigo y maíz a un esquema de precios de garantía que comprenda a todos los productores nacionales.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *