Querétaro, Qro. El encarecimiento de insumos e insuficiencia de liquidez para solventar compromisos crediticios son algunos de los desafíos que enfrenta el sector agropecuario local y que comprometen su capacidad de producción.

En este arranque del 2021 se presenta un alza de entre 16 y 22% en los costos de producción del sector primario, principalmente de granos, señaló el presidente de la Unión Ganadera Regional de Querétaro (UGRQ), Alejandro Ugalde Tinoco.

Expuso que actualmente estas alzas son absorbidas por los productores, tratando de evitar que se traduzca en incrementos hacia los consumidores, lo que a su vez podría mermar aún más al sector.

El principal problema que existe es la poca capacidad de pago en todos los sectores (…) Necesitamos una verdadera banca de desarrollo, no existe. Con los precios de los granos como están tenemos que aumentar los precios, hay una oferta y demanda”, pronunció.

Aunque el año anterior el sector primario fue el único que reportó crecimiento en el segundo trimestre, hubo afectaciones que presionaron el desarrollo del sector, por lo que de seguir así este 2021 podría presentarse un decrecimiento en la productividad.

A este panorama se suman los ajustes en la política federal para el sector agropecuario, situación que, dijo Ugalde Tinoco, ha impactado negativamente a causa de la reconfiguración de programa y, recortes presupuestales como lo es el fondo de concurrencia, entre otras medidas.

Frente

Ante este escenario, seis asociaciones y organizaciones de los sectores agropecuario, comercio e industria, anunciaron la creación del Frente por Querétaro, con la finalidad de crear una representación que funja como promotores de estrategias, gestores gubernamentales y demás acciones en beneficio de las ramas productivas que lo integran.

El frente lo conforma la Unión Ganadera Regional de Querétaro, Liga de Comunidades Agrarias del estado, Alianza Sindical de Trabajadores local, Federación de Uniones de Comerciantes en Pequeño, Asociación de Agricultores y Ganaderos de Querétaro y la Unión de Organizaciones del Campo.

Por medio del frente se llevarán a cabo mesas de trabajo para conocer las propuestas de cada segmento, buscando crear un diagnóstico de cada uno y delinear una agenda de trabajo.

El representante de la Liga de Comunidades Agrarias, Jesús Ramírez, afirmó que las actuales políticas públicas federales han impactado fuertemente a los productores, traduciéndose en insuficiencia de programas y apoyos para maquinaria, infraestructura y seguros catastróficos. A lo que se añade la falta de recursos para operar el Sistema de información agropecuaria y alimentaria, herramienta que, dijo, es elemental en la toma de decisiones gubernamental, empresarial y productiva.

La presidenta de la Federación de Uniones de Comerciantes, Maricarmen Aguilar, en representación de 5,000 comerciantes, planteó que uno de los objetivos del frente es defender los intereses de los agremiados.

estados@eleconomista.mx