Inicio » Noticias » Nacionales » Proponen combatir plaga con catarinas

Proponen combatir plaga con catarinas

FRIDA ANDRADE. REFORMA.
CATARINASEl control biológico consiste en liberar fauna que no dañe los cultivos y que al mismo tiempo se alimente de los organismos que podrían generar algún tipo de plaga. Foto: Archivo.

 

Cd. de México, México (05 septiembre 2015).- La liberación de fauna benéfica en los cultivos de sorgo es una de las opciones que habrían evitado la plaga de pulgón amarillo que actualmente ataca a los principales estados productores.

“En las áreas marginales (terrenos aledaños en los que no se cultiva) hay que apostarle muchísimo al control biológico porque eso es lo que nos va a prevenir el siguiente año”, dijo José Manuel Méndez, director general de la empresa Organismos Benéficos para la Agricultura.

El control biológico consiste en liberar fauna que no dañe los cultivos y que al mismo tiempo se alimente de los organismos que podrían generar algún tipo de plaga.

De acuerdo con Méndez en el caso del pulgón amarillo son las catarinas las que harían esta función, especialmente de dos especies: hippodamia y cycloneda.

Explicó que estos animales desde que nacen pueden comer el pulgón amarillo y tienen una gran capacidad depredadora y debido a su rusticidad son capaces de adaptarse a muchas zonas.

Si bien un insecticida podría terminar con 99 por ciento de la plaga, el efecto dura solamente 20 días, por lo que el organismo vuelve, pero con las catarinas existe un efecto acumulativo que se amplia con la reproducción de éstas, por lo que también es posible ahorrar en insecticida.

“Cada peso que se invierte en control biológico es un peso que se multiplica porque como los insectos se reproducen, entonces se invierte una cantidad y con el paso del tiempo se tendrá un gran número de insectos benéficos”, afirmó.

Agregó que el control biológico es uno de los elementos que previenen las plagas, pero debe conjuntarse con la aplicación a la semilla de un insecticida sistémico, entre otros cuidados.

Un frasco de 100 larvas de catarina puede costar alrededor de 200 pesos y por hectárea se requieren 500 larvas.

“Estos programas de control biológico idealmente deben hacerlos los gobierno porque en un área marginal el agricultor no le va a invertir ahí, le va a invertir a controlar la plaga directamente en su parcela”, advirtió el especialista.

Para combatir la actual plaga de pulgón amarillo se programó un presupuesto de 17.6 millones de pesos, de los cuales 15.1 millones fueron aportados por el Gobierno Federal y 2.5 millones por los gobiernos estatales, según información de la Secretaría de Agricultura.

De manera adicional se destinaron 20.5 millones de pesos para atender el problema en Guanajuato, la Región Lagunera (Durango y Coahuila), Veracruz, Puebla y Morelos.

El pulgón amarillo es una plaga originaria de África y además de sorgo también puede atacar avena, caña de azúcar, trigo y cebada, pero de manera menos frecuente puede aparecer en maíz y arroz.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *