martes , 19 noviembre 2019
Inicio » Noticias » Estatales » Protegen duraznos del clima

Protegen duraznos del clima

AGENCIA REFORMA.

HUAMANTLA, Tlaxcala. Cultivar un durazno resulta cada vez más complicado en Tlaxcala pese a que los terrenos de cultivo son óptimos para el desarrollo de los árboles que producen este fruto.

El ciclo de las plantas frutales está alterado por los efectos del cambio climático que provocan que las lluvias no lleguen cuando tienen que llegar y de eso depende la floración.

“El clima en los últimos años ha hecho lo que ha querido, llueve en febrero y hace horrible calor en septiembre, entonces se descontrolan los árboles porque por naturaleza tienen un ciclo que está afectado por fuertes calores y lluvias con granizadas”, expresó Lidis Díaz Macías.

A sus 26 años de edad y madre de un niño, esta joven se dedicada al cultivo y cosecha de duraznos en diferentes especies. Comenzó con un pequeño terreno y hoy posee una huerta de cuatro hectáreas donde existen mil 300 árboles.

Prevé una cosecha de al menos 13 mil kilogramos que pone a la venta en un negocio a pie de la carretera que conduce a Huamantla.

En entrevista, expuso que el impacto del clima obligó a buscar técnicas protección a los árboles de durazno de tal manera que se garantice el crecimiento del fruto con calidad.

Aprendieron de productores extranjeros, el uso de bolsas de papel como capas protectores de los frutos de durazno.

Entre mayo y junio, los árboles de las huertas a las faldas de La Malinche, lucen tal cual el ornato de Navidad, chapeados melocotones con una cubierta de papel, así lo cuidan de la lluvia, caída de granizo, plagas, aves y exceso de calor.

“Esto lo hemos aprendido de extranjeros, se lleva una buena inversión el poner bolsas de papel a cada durazno”, señaló.

La estrategia sana para alejar a los pájaros de los frutos del durazno es el sonido de unas maracas.

Todas las mañanas en las huertas, un vigilante se pasea entre los árboles agitando con sus manos un par de maracas, así es como se van las aves de las plantaciones.

En el Municipio de Altzayanca una granizada atípica a principios de año, acabó con los cultivos de la misma fruta a cielo abierto. A partir de ello, en esa y otras comunas colocaron mallas antigranizo.

ASÍ LO DIJO

Los pájaros también molestan mucho los frutos, hay un producto químico que ahuyenta las aves pero los mata de tan fuerte que es y tampoco se trata de acabar con ellos porque es parte de la naturaleza”.

Lidis Díaz Macías, cultivadora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *