martes , 12 noviembre 2019
Inicio » Carrusel » ¿Qué mató a los camarones?

¿Qué mató a los camarones?

DIANA SAAVEDRA. REFORMA. Foto: Juan Jesús Cortés…

El roce al vivir en un estanque, amontonados, estresa mucho a los camarones

Por el estrés, los animales suelen limpiarse abriendo vías de entrada a agentes externos a sus tejidos

Cd. de México (21 julio 2014).- A casi un año de que toneladas de camarón se perdieran en Sinaloa, Sonora y Nayarit, no hay certeza de qué causó su mortandad.

Jorge Hernández López, investigador del Centro de Investigaciones Biológicas del Noroeste (Cibnor), explicó que aún existe debate sobre si se trató de bacterias que entraron al cuerpo de los animales o de contaminación en las granjas.

“Lo cierto es que sí, esta enfermedad ha causado muchos problemas. La industria está realmente muy preocupada y bajó muy fuerte la producción. Hay gente que ya no sembró este año por miedo”, comentó.

Arturo Sánchez Paz, también del Cibnor, precisó que en julio del 2013 un científico de la Universidad de Arizona, Donald Lightner, identificó a la bacteria vibrio parahemolyticus como el agente causante de la enfermedad, la cual produce una toxina que aún es desconocida y que daña mortalmente a la especie.

El problema, añadió, es que se cree que la bacteria, usualmente inocua, es, a su vez, infectada por un virus que sigue sin ser identificado.

Enfrentan granjas problema múltiple

Eso sí, enfatizaron los especialistas, los camarones afectados por el llamado Síndrome de Muerte Temprana de Camarón no son dañinos para el hombre.

El 2013, comentó Julio Luver, productor de camarón en Sonora, fue el año que más problemas enfrentaron por la muerte atípica.

Eugenio Molina, del Comité de Sanidad Acuícola de la Sonora, precisó que, en conjunto, Sinaloa, Sonora y Nayarit perdieron el 80 por ciento de la producción, lo que arrojaba un panorama muy oscuro para la industria: “Había incertidumbre sobre qué pasaría en este ciclo, pues la fuente de capitalización no estaba y peligraba la industria productiva”.

Valeria Souza, investigadora del Instituto de Ecología de la UNAM y experta en el estudio de bacterias, comentó que grupos de productores se acercaron a ella para que su equipo aclare el motivo de la mortandad.

El manejo de los animales puede ser también el origen del problema, pues en los estanques los acuacultores llegan a poner hasta ajo al agua sólo por el hecho de que escucharon que los animales crecen más rápido.

“Es un problema muy fuerte, esas cosas más que ayudarnos nos perjudican”, añadió Hérnandez López.

Actualmente, precisó, los científicos tratan de enfatizar al productor que les avisen cuando añaden o quitan cosas del estanque, para que ellos puedan hacer un seguimiento de lo que ocurre y tratar de dilucidar el origen del problema.

Aún cuando se ha dicho que el Conacyt, a través de los fondos mixtos, ha apoyado a esta industria, esto sólo ha sucedido en el caso de Sinaloa, donde el Instituto Nacional de Pesca recibió recursos para un programa de repoblamiento del camarón, lo cual no ha sucedido en el caso de Sonora y Nayarit.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *