Inicio » Noticias » Estatales » Campeche » Quieren salir de la “ilegalidad” en captura de camarón blanco

Quieren salir de la “ilegalidad” en captura de camarón blanco

FERNANDO KANTÚN. POR ESTO CAMPECHE.

Actualmente, los ribereños dedicados a la captura del crustáceo se encuentran en un ‘limbo’ legal al estar limitada a la del siete barbas, dejando la del camarón blanco como incidental, lo que les resulta insuficiente.

CIUDAD DEL CARMEN, Campeche. Los estudios que realizaron los ex funcionarios del Instituto Nacional de Pesca (Inapesca) y la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (Conapesca), en la administración federal pasada sobre la biomasa del camarón blanco y siete barbas, sólo quedaron en el escritorio, de hecho, nosotros como sector social pesquero ribereño colaboramos con las dependencias aportando las lanchas y el combustible, y ellos pusieron a los biólogos y allí quedó, nunca nos informaron sobre los resultados, dijo José del Carmen Sáenz Trujillo, presidente de las Sociedades de Cooperativas de la Industria Pesquera Ribereña y Acuícolas de Ciudad del Carmen.

Indicó que como sector pesquero desean que se continúe con los estudios porque como pescadores saben que existe la biomasa del camarón blanco y sería bueno que les otorguen los resultados de las investigaciones, para que de este modo soliciten a las autoridades de Pesca a nivel nacional que les otorguen los permisos para la captura del camarón blanco, ya que la captura de esta especie se lleva a cabo de forma ilegal porque no pueden facturar el producto, y eso para las autoridades es ilegal.

Actual permiso no es suficiente

Mencionó que a los pescadores ribereños que se dedican a la pesca del camarón siete barbas les permiten traer la captura incidental del camarón blanco en un promedio de 100 kilos por tonelada, pero eso es muy poco; por lo tanto, sí beneficiaría al sector pesquero que se hagan de nuevo los estudios o que les otorguen los resultados de los anteriores.

Señaló que la falta de los permisos para la captura del camarón blanco les está afectando, porque si la captura del siete barbas es mínima no pueden arribar una máxima cantidad de camarón blanco, y por esa parte les está afectando; ya que sí existe la producción y lo han comprobado cuando se dedican en un tiempo durante el año a la pesca del camarón grande.

“Al no tener el permiso para la captura del camarón blanco, los intermediarios se aprovechan de la situación porque adquieren este producto a un precio muy bajo, pues a falta de permiso no pueden facturar el producto y esto les afecta económicamente, o en su caso no podemos sacar el producto a otras entidades porque no tienen factura ni guía y por lógica se vuelve ilegal ese producto”, añadió.

Finalizó diciendo que esperan a que con estas nuevas autoridades federales se lleven a cabo los estudios de las biomasas del camarón y les otorguen los permisos de captura, para que pueda ser legal la pesca del crustáceo en talla grande y de este modo generar fuentes de empleo de forma directa e indirecta, con el proceso del producto.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *