Inicio » Noticias » Estatales » Quintana Roo en pobreza alimentaria por COVID-19
La demarcación de BJ alberga gran cantidad de zonas en miseria extrema cuya población resiente la parálisis de la economía. (Foto Martín Chi)

Quintana Roo en pobreza alimentaria por COVID-19

POR ESTO QUINTANA ROO.

Para ayudar a las familias que se encuentran en dicha situación, se repartirán 500 mil despensas en todo el estado.

Más de 308 mil habitantes de Quintana Roo, a quienes el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) ubica en situación de pobreza alimentaria, de los que más de 22 mil se encuentran en Benito Juárez junto con 170 mil trabajadores turístico-hoteleros que perdieron sus fuentes de ingresos, son quienes requieren con mayor urgencia recibir la ayuda en dotación de despensas.

El gobierno del estado anunció que distribuirá a partir de este lunes, como parte de sus planes para auxiliar a la población afectada por la contingencia de coronavirus COVID-19, 500 mil despensas en todo Quintana Roo.

Los estragos que de manera global ha ocasionado la pandemia de este nuevo coronavirus, que ha vulnerado diferentes sectores sociales y productivos, repercute de modo más lacerante sobre la población quintanarroense que enfrenta carencias en el acceso a la alimentación.

Con base a datos estadísticos más recientes del Coneval, alrededor de 308 mil 700 personas enfrentan pobreza alimentaria, entre las que se encuentran unos 59 mil 800 quintanarroenses (3.5% de la población del estado), que sufren pobreza extrema y quienes ante los embates actuales, son aún más vulnerables.

María Elena Ortegón, directora de la asociación civil “Huellas de Pan”, que atiende en Cancún un comedor que diariamente brinda dos raciones de alimentos a 80 personas de escasos recursos, refiere que en el municipio de Benito Juárez aproximadamente 22 mil de sus habitantes padecen carencias alimentarias, siendo los niños y adultos mayores los grupos poblacionales más vulnerables, detectándose como los polígonos urbanos con mayor necesidad, las regiones 200 conocidas hasta hace algunos años como la “franja ejidal”; colonias irregulares de la parte continental de Isla Mujeres y sobre la salida a Mérida.

A esta situación, se han sumado recientemente unos 170 mil trabajadores de los sectores hotelero y turístico, principalmente de Cancún y la Riviera Maya, que ante la detención forzada de prácticamente toda esta industria “sin chimeneas”, que registra una ocupación hotelera acumulada del 5.6 por ciento según datos de la Asociación de Hoteles de Cancún, Puerto Morelos e Isla Mujeres, han sido objeto de despidos y “descansos solidarios”, sin goce de sueldo, quienes conforme avanza el tiempo van sumando necesidades de atender su alimentación.

Ante el anuncio del gobernador del estado de emprender a partir de hoy lunes el reparto de 500 mil despensas de alimentos, de las que 50% se prevé entregar en Benito Juárez, la prioridad de atención deberá enfocarse hacia los ciudadanos con verdaderas necesidades de alimentación.

Con información de Raimon Rosado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *