viernes , 20 septiembre 2019
Inicio » Noticias » Ciencia » Rábano negro elimina cálculos biliares y reduce colesterol

Rábano negro elimina cálculos biliares y reduce colesterol

Crónica.

Ibrahim Guillermo Castro Torres, alumno del doctorado en Ciencias Biomédicas de la UNAM, demostró en un modelo experimental que el rábano negro (Raphanus sativus L. var niger) desintegra los cálculos biliares de colesterol, ayuda a la función biliar y hepática y reduce el colesterol en la sangre.

Desde que realizó su tesis de licenciatura en el Laboratorio de Neurofarmacología de la Facultad de Química (FQ) de la UNAM, para graduarse como químico farmacéutico biólogo por la Universidad Veracruzana (UV), el joven científico ha estudiado esa planta, de tamaño semejante al de la jícama, que a diferencia del pequeño rábano rosado que comemos en el pozole, tiene la cáscara negra, es picante y posee aplicaciones medicinales propias.

“Además de las diferencias visuales con el rábano rosado, el negro tiene otros metabolitos secundarios que no produce el primero”, destacó.

De la familia Crucífera o Brasicácea —la misma a la que pertenecen las espinacas, el brócoli, el nabo y la col—, la planta referida tiene importantes usos etnobotánicos en la medicina tradicional mexicana para tratar los cálculos biliares.

Estos últimos son un problema de salud pública en México, frecuentes en adultos mayores, mujeres y personas con sobrepeso. Producen dolor intenso y la pérdida del órgano que los aloja: la vesícula biliar, que generalmente es extirpada por los médicos gastroenterólogos; se trata de un órgano importante para el proceso digestivo, dijo.

Con forma de pera y ubicada bajo el hígado, la vesícula biliar almacena bilis, un líquido producido por el hígado, que ayuda a la digestión y transporte de lípidos o grasas. La vesícula biliar libera la bilis directamente en el intestino delgado (duodeno) y con ello facilita la absorción y transporte de las grasas consumidas en la dieta y que provienen del estómago.

Los cálculos biliares se producen cuando ciertos compuestos químicos, como pigmentos biliares y colesterol, se solidifican dentro de la vesícula y esto produce dolores intensos en el abdomen, la espalda y debajo del brazo derecho, además de náuseas y vómito.

“Antes de extirpar la vesícula por la presencia de cálculos biliares, es necesario valorar si se puede seguir un tratamiento farmacológico o un método adicional que involucre el uso de plantas medicinales como el rábano negro u otras plantas reportadas”.

EXPERIMENTO. Con apoyo de Miguel Ángel Domínguez Ortiz, profesor y experto en plantas medicinales de la UV, y de Elia Brosla Naranjo Rodríguez, de la FQ, Castro Torres inició la evaluación terapéutica del rábano negro.

Tras colectarlo en el estado de Veracruz, lo clasificó taxonómicamente y lo llevó al laboratorio. “Evaluamos su jugo, que obtuvimos con un equipo extractor. Desarrollamos un modelo experimental con ratones, a los que indujimos cálculos biliares, y luego tratamos con el extracto acuoso, que administramos durante seis días. Al final del experimento los cálculos se desintegraron, como ocurre si las personas consumen el rábano negro para ese fin”, relató el universitario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *