Inicio » Opinión » Reconversión: Ecoturismo Pesquero en Yucatán

Reconversión: Ecoturismo Pesquero en Yucatán

DELFÍN QUEZADA DOMÍNGUEZ*. POR ESTO…
Cualquier actividad turística es susceptible de convertirse en motor de desarrollo socioeconómico y de alivio de la pobreza. Tan importante es crear nuevas oportunidades, como integrar, en la realidad turística global existente, nuevas políticas que faciliten el alivio de la pobreza. El patrimonio cultural y el natural son idóneos para esta tarea. Para el desarrollo, la cultura se entiende como vehículo y fundamento de la identidad territorial. Naturalmente, este marco sería el más adecuado para cualquier consideración al entorno de la relación turismo, cultura y desarrollo.

Tomando la actividad pesquera como parte del patrimonio cultural y con base a la “Ley general de pesca y acuacultura sustentable” expedida en el 2007, en su artículo 2 manifiesta que son objetivo de esta Ley, entre otros;

a). Establecer y definir los principios para ordenar, fomentar y regular el manejo integral y el aprovechamiento sustentable de la pesca… considerando los aspectos sociales, tecnológicos, productivos, biológicos y ambientales; y, b). Promover el mejoramiento de la calidad de vida de los pescadores. Y en correspondencia con el “Plan Estatal de Desarrollo 2007-2012 del estado de Yucatán”, que en su apartado III.2.2 de Pesca y Acuacultura establece que:

“En Yucatán las actividades pesqueras y acuícolas se realizan con técnicas de producción sustentable y sostenible…obteniendo resultados económicos favorables para los productores”, a través del objetivo de “Brindar más oportunidades para mejorar y ordenar las actividades pesqueras y fomentar proyectos de acuacultura, maricultura y turismo ecológico, con la finalidad de aumentar el desarrollo productivo del sector”.

En esta colaboración presentamos una propuesta de proyecto denominado Ecoturismo Pesquero en Yucatán, con el objetivo de aportar bases al desarrollo de las comunidades pesqueras de nuestro estado.

Introducción. En todo el litoral del estado de Yucatán se explota una extensa variedad de recursos pesqueros, aunque esta actividad incide sobre todo en la captura de pulpo y mero. La actividad pesquera en Yucatán tiene un régimen de libre acceso a la mayoría de las especies lo que, a corto o mediano plazo, puede generar situaciones de sobreexplotación del recurso. Tal, es el caso de la especie de mero (Epinephelus morio) que se encuentra ya en un estado de sobreexplotación. También, en los últimos años el estado de Yucatán ha experimentado una migración masiva de personas procedentes del campo hacia la costa. La desaparición del cultivo del henequén en el Estado, sumado a otros factores ha provocado un aumento en la cantidad de pescadores en la zona costera, con el consecuente incremento de la presión sobre los recursos pesqueros. El aumento en el número de pescadores capturando recursos de alto valor económico ha provocado serios conflictos sociales, ecológicos y económicos.

Por todo lo indicado, se hace necesaria la creación de alternativas productivas para la gente del mar. Una de estas alternativas propuestas es el Proyecto de reconversión de la actividad pesquera, en la que se elimine el esfuerzo pesquero (número de embarcaciones, pescadores y artes de pesca) con otra actividad alternativa:

EL ECOTURISMO PESQUERO

Para impulsar el desarrollo de las comunidades de la zona Norte del estado de Yucatán se impulsan diferentes estrategias, entre ellas el desarrollo del sector pesquero y la inclusión del Ecoturismo como herramienta de desarrollo. Es por ello que este proyecto pretende impulsar el desarrollo ecoturístico y apoyar a los pequeños productores denominados pescadores ribereños. Este proyecto tiene como OBJETIVO invertir en la construcción de sitios costeros, en formaciones en temas básicos de turismo y en el área pesquera, lo que podría beneficiar a más de 1,000 familias de pescadores. Además, se dispondría de una zona común que esté a disposición de las comunidades y organizaciones (cooperativas pesqueras) para que puedan llevar a cabo las tareas de la reconversión pesquera. La creación de sitios con arrecifes artificiales en todos los puertos de la costa del estado con el objetivo principal de crear zonas de encuentro, anidación, reproducción y refugio de juveniles de las especies comerciales para lograr el aumento de su biomasa y además para desarrollar el ecoturismo como actividad alternativa económica y ambientalmente sustentable ya es un inicio real en la costa Norte.

OBJETIVOS GENERALES:

a). Promover y estimular el ecoturismo pesquero como un instrumento eficaz para la conservación de la naturaleza y recuperación de las especies marinas que son el sustento de cientos de familias de las comunidades de la costa Norte;

b). Ofrecer principios y lineamiento precisos para la realización de actividades ecoturísticas vigilando por el bien de las áreas protegidas del estado de Yucatán, así como elaborar modelos y patrones para el desarrollo del ecoturismo en las áreas protegidas (Chuburná Puerto, Progreso, Río Lagartos, San Felipe, Sisal, Dzilam Bravo y Celestún) principalmente;

c). Proporcionar una orientación correcta a los planes y proyectos de infraestructura física y equipamiento ecoturístico, con énfasis en la aplicación de técnicas ecológicas al diseño arquitectónico y sistemas constructivos, lo que daría como consecuencia la creación de empleos para los egresados de las instituciones educativas del puerto de Progreso, Yucatán (Instituto Tecnológico y la Escuela Tecnológica Pesquera de Progreso), así como de los egresados de las Universidades, Tecnológicos e Institutos de enseñanza superior que se encuentran en Mérida, Valladolid, Tizimín, y que inciden directamente en las comunidades costeras por la matrícula curricular vinculadas al turismo. Ejemplos, manejo de los recursos naturales, turismo y medio ambiente, lenguas extranjeras (inglés, francés, italiano y maya); y,

d). Impulsar el desarrollo de programas modelo de interpretación ambiental.

El ecoturismo se caracteriza por ser un proceso multisectorial. Un sector cuya participación es vital y que lamentablemente hasta ahora ha estado poco involucrado en los proyectos de desarrollo de las comunidades locales que están en o cerca de las áreas protegidas costeras de Yucatán. Las comunidades de áreas costeras rurales constituyen usualmente los grupos menos prósperos de la sociedad. Su implicación en actividades de ecoturismo podría contribuir en gran medida a mejorar su situación económica y elevar su nivel de vida en general. Por tal motivo, con capacitación, los habitantes locales de la costa Norte del Estado pueden convertirse en excelentes guías ecoturísticos. Por ejemplo, la habilidad para la guía de muchos de ellos en el puerto de Sisal, puede ser utilizada especialmente para los observadores de aves.

En fechas relativamente recientes, el ecoturismo ha sido reconocido como un útil instrumento de desarrollo en la Península de Yucatán. Los visitantes que son atraídos a un área natural requerirán de una variedad de servicios durante su estadía. Las diferentes modalidades del turismo basado en nuestro patrimonio cultural y natural están frecuentemente centradas en áreas más o menos aisladas o de difícil acceso que, por diversos motivos, han sido dispensadas de los estragos de la “civilización”. Frecuentemente, para las personas que habitan estas áreas se presentan pocas opciones de desarrollo aparte del turismo. Existen áreas de larga tradición pesquera donde esta actividad está pasando por etapas críticas o de franca decadencia. En estos casos el ecoturismo puede presentarse como opción adicional de generación de empleos y de ingresos.

Es importante señalar que no deberá concebirse al ecoturismo ni como panacea ni como actividad única de una comunidad costera rural. Deberá constituir una actividad complementaria de otras de índole tradicional que ya practican los habitantes locales. De no ser así se puede caer en un tipo de “monocultivo” que podría ser desastroso, ya que la actividad turística puede sufrir fluctuaciones bruscas, muchas veces por factores totalmente externos e inclusive de carácter mundial (recesión, disturbios políticos, catástrofes naturales, etcétera). Además, se podría caer en el contrasentido de que pronto los habitantes costeros rurales ya no están generando sus alimentos y tienen que empezar a traerlos de otro lugar. Se pueden aprovechar dichos períodos ociosos para que durante ellos los habitantes de la costa se dediquen primordialmente a actividades ecoturísticas, evitando la necesidad de la migración estacional o permanente.

Es indudable que el objetivo principal de involucramiento de la población local en el ecoturismo es que este proceso les brinde oportunidades concretas de beneficio socioeconómico dentro de patrones de sustentabilidad. De esto dependerá que los habitantes locales verdaderamente respeten el recurso primordial en que se basa el ecoturismo, que es un patrimonio natural lo menos disturbado y degradado, incluyendo a su fauna y flora nativas. Una parte importante de los beneficios surgidos del ecoturismo podrían destinarse a mejorar el nivel de vida de las comunidades costeras locales, mejorando los servicios públicos y educativos. Por lo tanto, el ecoturismo habrá de ser visto como lo que realmente es: una herramienta potencialmente útil para un desarrollo costero rural localmente dirigido y la protección de ecosistemas naturales.

De esta manera podemos clasificar a los atractivos ecoturísticos del área costera en tres categorías básicas: atractivos focales, complementarios y de apoyo. Los atractivos ecoturísticos focales de un área determinada siempre se referirán a los elementos distintivos de patrimonio natural y/o cultural que se encuentren en dicha área. Son aquellos rasgos específicos de singularidad que mejor caracterizan a un sitio o región y el motivo fundamental por lo cual los ecoturistas los visitarían; Los atractivos ecoturísticos complementarios también se refieren a elementos de patrimonio natural y/o cultural que se encuentran en un área determinada, pero que no poseen el grado de importancia o singularidad en cuanto a atracción turística de los atractivos focales; Los atractivos ecoturísticos de apoyo están constituidos por los elementos artificiales (instalaciones, como arrecifes artificiales y servicios turísticos) que proporcionan al visitante diferentes satisfactores (alojamientos, restaurantes, centros de interpretación, senderos y miradores, servicios de paseos en lancha, etcétera). La estrategia de cursos-talleres sobre ecoturismo impartidos a los participantes en el marco de la reconversión, servirán en gran medida al cuidado del medio ambiente, y sobre todo, de los recursos y especies endémicas de la región yucateca.

Por lo tanto, en el contexto de la relación cultura y desarrollo se entiende, pues, la cultura en un sentido amplio, más allá de los tópicos espectaculares o, incluso, huyendo fundamentalmente de los tópicos, para descubrir nuevos espacios de interacción y dar valor agregado al conjunto real de todos los activos culturales y naturales, y el desarrollo como crecimiento económico y social en el marco de la libertad de elección de la comunidad receptora de los flujos turísticos.

* Director de Pesca de la Secretaría de Fomento Agropecuario y Pesquero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *