miércoles , 23 septiembre 2020
Inicio » Carrusel » Reconvertir cultivos en favor de la vid

Reconvertir cultivos en favor de la vid

VIVIANA ESTRELLA. EL ECONOMISTA.
La Sedea adelantó que existe una iniciativa para impulsar la producción de vino; sin embargo, ésta requiere de tecnificación y financiamiento.
Sector. En Querétaro se contabilizan alrededor de 29 firmas vitivinícolas. Foto EE: Francisco Peña

El campo queretano tiene potencial para el desarrollo de tierra vinícola, principalmente en la reconversión de cultivos tradicionales como el maíz, frijol y cebada; sin embargo, dar este paso requiere de tecnificación y financiamiento.

El secretario de Desarrollo Agropecuario (Sedea), Tonatiuh Cervantes Curiel, detalló que la iniciativa privada, en coordinación con el sector público, alistan un análisis para identificar las tierras y los productores susceptibles a la reconversión.

“Querétaro tiene un potencial muy importante para el establecimiento de cultivos de la vid (…) Hacia los siguientes años, vamos a estar viendo esas hectáreas que ya están establecidas en producción, una producción que tiene que darse de manera escalonada”, declaró.

De acuerdo con Cervantes Curiel, el establecimiento de cultivo de vid sobre una hectárea presenta un costo estimado en 300,000 pesos, incluyendo el equipamiento que se requiere para la plantación de uva.

Hasta el momento, no se ha configurado un programa para esta propuesta, sin embargo, es una iniciativa que está en proceso de análisis y estudio entre el gobierno estatal, el federal a través de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) así como la banca de desarrollo.

En el bosquejo del proyecto participa la Asociación de Vitivinicultores de Querétaro (AVQ).

Financiamiento

Para poder emprender este proyecto es necesario conformar una base de financiamiento denominado refaccionario, dado que este tipo de cultivos tarda hasta siete años en generar cosecha.

Ante este largo proceso, se busca que los productores puedan acceder a financiamiento refaccionario, cuyo plazo de pago va de tres a cinco años.

Se plantea que organismos como Banco de México, Financiera Nacional de Desarrollo Agropecuario, Rural, Forestal y Pesquera (FND) y Fideicomisos Instituidos en Relación con la Agricultura (FIRA) se sumen para otorgar el financiamiento que permita la adquisición de los paquetes técnicos que requiere la producción de vid.

“Estoy platicando con ellos para ver cuáles son los procesos que se van a seguir para contar con un paquete tecnológico (…) es muy importante que todos los cultivos o la reconversión hacia nuevos cultivos, diferentes a los tradicionales como el maíz, el frijol, la cebada o algunos otros, llevan un acompañamiento técnico y financiero”, explicó.

Asimismo, para detonar la producción vitivinícola en el estado, es necesario realizar estudios regionales para hacer una medición de los niveles de captación de agua, destacó el secretario estatal, quien añadió que cualquier cultivo con acceso a agua es susceptible de reconvertirse.

Querétaro alberga a 29 empresas vitivinícolas que se ubican principalmente en el semidesierto. De acuerdo con información de Sedea, en la entidad se cuenta con 500 hectáreas de cultivo de uva, de las cuales 170 hectáreas son de producción y generan anualmente 1,500 toneladas.

“Es importante destacar que nuestra demanda es mucho mayor. Una de las empresas más importantes a nivel internacional establecida en Querétaro consume alrededor de 1,500 toneladas anuales para todos los productos que se encuentra desarrollando y algunos de ellos se exportan”, dio a conocer el secretario estatal.

[email protected]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *