Inicio » Noticias » Estatales » Recorta IP contratos de productores cañeros

Recorta IP contratos de productores cañeros

ANGELINA ALBARRÁN. EL SOL DE CUAUTLA.

ZACATEPEC, Morelos. Los nuevos dueños del ingenio “Emiliano Zapata”, el corporativo Beta San Miguel, pretendieron recortar los contratos del programa de reparación de esta industria hasta en un 46 por ciento; sin embargo, la dirigencia sindical logró en la mesa de negociaciones que se bajaran al 79 por ciento, así lo dio a conocer Víctor Manuel Velarde Díaz, secretario general de la Sección 72 del Sindicato Azucarero.

Con apenas cinco contratos liberados, los obreros del ingenio “Emiliano Zapata” empiezan a resentir el cambio con la Iniciativa Privada (IP), quien ya tomó posesión de la empresa, y aunque a la nómina de trabajadores la siguen pagando con recibos del Fideicomiso Ingenio Emiliano Zapata a través del Fondo de Empresas Expropiadas del Sector Azucarero (FEESA), los contratos ya están en manos del Grupo Santos.

Entrevistado al respecto, Velarde Díaz comentó: “Lamentablemente, como ya es iniciativa privada, se nos cayó el monto de los contratos para el programa de reparación, actividad en la que se emplean muchos obreros”, dijo al advertir que en manos de la IP pretendían reducir en un 46 por ciento dichos contratos, por lo que solo les dejarían ganar el 54 por ciento.”Entonces en las negociaciones nos impusimos y sacamos un 79 por ciento, por lo que solo se reducirá un 21 por ciento del costo original”.

Refirió que en la reunión con personal de este corporativo Beta San Miguel en la Ciudad de México ellos querían bajar al 46 por ciento, pero al final se lograron acuerdos, aun cuando no le gustó a la base obrera.

Velarde Díaz refirió que este grupo está invirtiendo muy poco en la reparación; no hay fuertes contratos y a lo sumo se estima que darán cuando mucho 15. Por lo pronto, los derechos laborales de los más de 400 obreros del programa de reparación se han respetado, y se tienen que respetar si se apegan al contrato colectivo de trabajo.

Y aunque no han aun entrado a ver la situación de la plantilla, está pendiente la situación de 13 trabajadores de la fábrica del alcohol que cerró hace 12 años, y los del departamento de refinería, donde se dejó de laborar desde hace 8 años. La propuesta que tiene el sindicato en defensa de esas plazas es su reubicación, pero a ese tema aun no se ha llegado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *