miércoles , 13 noviembre 2019
Inicio » Noticias » Ciencia » Regenera laboratorio 90 especies vegetales en riesgo de extinción

Regenera laboratorio 90 especies vegetales en riesgo de extinción

CÉSAR ARELLANO. LA JORNADA…
Los efectos del cambio climático y destrucción del hábitat han causado la desaparición de especies vegetales que se creía estarían seguras en su ambiente natural. Por ello, el laboratorio de Cultivo de Tejidos Vegetales de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) reproduce plantas mexicanas emblemáticas o en peligro de extinción y de algunas que ya no existen en sus zonas naturales.En entrevista, Víctor Manuel Chávez Ávila, investigador del Jardín Botánico del Instituto de Biología de esa casa de estudios, aseguró que en el país existen 90 de especies mexicanas en peligro de extinción, las cuales son regeneradas en dicho laboratorio.

Nos basamos en la lista de la norma oficial mexicana 059-Semarnat-2010 donde hay un alto número de especies vegetales: cerca de 987 y muchas de ellas están amenazadas, en protección especial o en peligro de extinción y hay algunas que se consideran extintas en la naturaleza. En el laboratorio tenemos aproximadamente 90 de ellas.

De las más emblemáticas, dijo, están cactáceas, orquídeas, pináceas, cícadas, palmas, hierbas, arbustos, plantas medicinales y familias completas de todas éstas. “No obstante que son muy populares, están consideradas en riesgo de extinguirse a escala mundial.

México es el centro de diversidad de muchas de estas poblaciones silvestres se están agotando.

Los objetivos del laboratorio son el estudio, conservación y aprovechamiento de los recursos naturales del país, con énfasis en especies en extinción. Las que están en posibilidad de desaparecer, como las mencionadas, merecen mayor atención.

El cultivo, señaló, permite dividir un organismo en sus bloques constituyentes, como tallos, ramas o flores, para ser producidos in vitro y en condiciones limpias y controladas, hasta lograr dirigir la respuesta de las células o pequeños fragmentos y obtener mediante clonación la variedad que se quiere multiplicar.

Asimismo, el procedimiento permite la procreación de miles de plantas, debido a que no todas provienen de semillas, sino de la regeneración a partir de células de plantas adultas, además de que se obtienen en poco tiempo y en espacios pequeños.

“También se puede hacer a partir de una raíz, hojas, polen, pétalos de una fracción de epidermis, tomar células individuales y hacer la investigación. Una vez superada la parte experimental, habremos definido las condiciones bajo las cuales podemos dirigir hacia la regeneración de un nuevo individuo. Los organismos obtenidos in vitro se conservan en el Jardín Botánico. Una vez propagados y mantenidos en el invernadero se integran a las colecciones de exhibición y de investigación o se intercambian con otras instituciones.”

Agregó que el cultivo de tejidos vegetales es una herramienta biotecnológica muy utilizada en países con una economía fuerte, ya que permite estudiar, propagar, conservar y hacer propuestas de aprovechamiento sustentable para especies que requiere la humanidad, porque no podemos seguir con el consumo de recursos sin producirlos. Nuestro país puede encontrar con esta biotecnología alternativas para preparar sus recursos humanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *