MÉRIDA, Yucatán. Ana María Frías Salazar, presidenta de la Federación de Cooperativas Pesqueras, Turísticas y Acuícolas de Yucatán, señaló que las primeras semanas de este periodo de captura de langosta están dejando un buen volumen, incluso superior al de otros años.

“Antes las lanchas venían con 120, 180 o 200 kilos. Esta vez, están viniendo con 250, 300, 350 kilos, iniciando la temporada con el pie derecho”, señaló.

“Por la experiencia, es en la temporada de nortes cuando repunta la producción de langosta. Este año está empezando y ya está bastante buena la producción”, remarcó.

En cuanto a los costos, se informó que la langosta alcanza los 700 pesos por kilo, algo que resulta atractivo para los mil 200 pescadores que tienen permiso para su aprovechamiento, pues en años anteriores se cotizaba en 550, aproximadamente.

Siguen los problemas de certificación 

Al menos 100 barcos no han podido salir a capturar pulpo, ante la carencia de permisos de pesca.

Miembros de la Cámara Nacional de la Industria Pesquera y Acuícola (Canainpesca) denunciaron en rueda de prensa que esta situación está poniendo en riesgo la economía de miles de pescadores, los cuales no podrían obtener ganancias, aunado a que también afecta la captación del molusco, que pinta para una buena temporada.

Se informó que un trámite administrativo mantiene paralizada la renovación de permisos por parte de la Comisión Nacional de Pesca (Conapesca).

Hay una pérdida de entre 400 y 500 mil pesos por embarcación, pues estas ya se surtieron con todo lo necesario para iniciar su viaje de pesca por unos 20 días.