Inicio » Carrusel » Resienten tablajeros la venta de carne importada

Resienten tablajeros la venta de carne importada

OSWALDO DURÁN. CORREO…

 Carniceros de la localidad advierten sobre la dudosa calidad del producto que se comercializa congelado

 SALAMANCA, Gto.- Tablajeros del mercado Tomasa Esteves aseguran que la introducción de carne congelada procedente de Estados Unidos está acabando con los hatos de ganado en el estado, ya que los ganaderos no pueden competir antes los precios que manejan las empacadoras.

Las ganancias del gremio se han visto perjudicadas por diversos factores. Foto: Israel Gallardo

Sin embargo, Carmelo Rodríguez, tablajero de dicha central de abasto, señaló: “Si bien es cierto que regularmente la carne de empacadora es más barata, también tiene mucho más tiempo, porque esas empresas no matan tres o cinco animales, matan cientos al día, y ese producto se va congelando y en ocasiones es por meses o hasta años que dura en ese estado y su precio es más barato que la carne fresca que aquí ofrecemos a diario ya que nosotros acudimos al rastro de dos a tres veces por semana a matar nuestros animales”.

Por otro lado, carniceros señalan que, además de esta situación de introducción, oferta y venta de carne congelada, deben afrontar la poca participación del gobierno en la regulación y verificación de la antigüedada de los productos.  “Si el gobierno no pone atención en los productores pecuarios, estos van a ir desapareciendo poco a poco, ya un 80% de los engordadores ha desaparecido, ya que gran parte de eso lo han absorbido los monopolios”, comentó Brígido Morales, ganadero local, quien además dijo que otra problemática que se tiene es que año con año las lluvias en la localidad son menores mermando la producción de pastura, que es con lo que comúnmente alimenta a su ganado.

En desventaja

Carniceros e introductores de ganado consideran que la importación de carne congelada los ha impactado negativamente, ya que reduce el consumo de producto fresco, debido a que los carniceros locales que venden carne de animales recién sacrificados no pueden competir en precio por los volúmenes que se procesan.  “La introducción de carne empacada, los cierres de los rastros, las constantes pesquisas, los castigos que se están aplicando a personas que utilizan clembuterol, la falta de atención y de apoyo, ha generado que los ganaderos no vean esta situación costeable, además que cada vez más se ha ido mermando nuestra economía, por el incremento de los insumos” agregó Raúl Rico tablajero.

Los tablajeros del Tomasa Esteves hicieron por último una invitación a la ciudadanía para comprar carne fresca y de calidad en las carnicerías locales, pues la carne congelada ha menudo está muy vieja, aseguran.

 Entre los obstáculos que encuentran los comerciantes de carne están la introducción de producto norteamericano, los cierres de los rastros y las sanciones por parte de autoridades sanitarias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *