Inicio » Noticias » Estatales » Baja California » Reusó de aguas tratadas, futuro en campo agrícola

Reusó de aguas tratadas, futuro en campo agrícola

PEDRO SÁNCHEZ TRALAMÁS. EL MEXICANO…

ENSENADA.- El coordinador de posgrado en el área de medio ambiente del Instituto de Investigaciones Oceanológicas (IIO) de la UABC, Leopoldo Mendoza (IIO), dio a conocer en entrevista con El Mexicano que por el momento se están reusado aguas tratadas a un promedio de 140 litros por segundo de los 500 litros por segundo que genera la planta de tratamiento de El Naranjo.

Abordado en la sede del IIO y en presencia de su compañera de equipo Marina Villada y del director del instituto Asdrubal Martínez Díaz de León, Mendoza explicó que tras más de una década y media de insistir en el reusó del agua, finalmente las autoridades estatales, a través de la CESPE, reconocieron no solo el “valor agregado” del agua sin tratar, sino de la escasez de agua potable agravada por la falta de lluvia.

Por ello, el IIO está en posición y con la mejor disposición de ahora en adelante de realizar monitoreos para conocer a ciencia cierta los contaminantes emergentes, así como los parámetros físico-químicos y los metales pesados en el agua ya tratada.

Con ello, agregó Mendoza, estaríamos dando un paso sumamente importante, ya que conoceremos los valores reales de la calidad del agua y sobre todo su potencial para su futura aplicación, y con ello eventualmente, lograr sea consumida por humanos, es decir, para uso humano ya sea en el riego de cultivos y para los quehaceres domésticos.

En ese sentido, dijo, estaremos firmando el convenio de vinculación con la CESPE, y con ello, dar un paso trascendental como fue el convenio firmado en el año 2000 siendo titular de la CESPE el químico Jesús Del Palacio Lafontaine, quien en aquel entonces lo suscribió con el IIO y se iniciaron los primeros muestreos de la calidad del agua, sin embargo, éstos se suspendieron en el año 2012 por una razón hasta la fecha no explicada y mucho menos validada por la paraestatal.

Por su parte, Marina Villada, quien es colega de Mendoza en este proyecto, aseveró que como doctora en ingeniería ambiental su función es la de aplicar la gobernanza respecto al uso, reusó y manejo del agua en general, pero sobre todo de las aguas tratadas como las de El Naranjo.

Y agregó “me gustaría dejar en claro que mi función es la de estudiar el impacto de los diferentes escenarios res-pecto al tema de la reutilización de las aguas de El Naranjo y darle una sesgo más social y no solo técnico”, aseveró la experta en el tema.

Creo que para lograr una concientización plena con miras a obtener una cultura del agua, es necesario hablarle a las personas no solo con la verdad, sino de una manera entendible para que comprendan la dimensión de lo que implica el no tener agua (o la escasez como está ocurriendo actualmente) y sus posibles soluciones.

Por último, los tres entrevistados señalaron que la UABC a través del IIO, está al día en la materia y ni un día ha pasado sin que tengan alguna intervención en el tema, ya que como van las cosas en Ensenada, la escasez de agua se tornará en un asunto de primerísimo orden, finalizaron.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *