Inicio » Noticias » Estatales » Riviera Nayarit impulsa la raicilla como la bebida local por excelencia

Riviera Nayarit impulsa la raicilla como la bebida local por excelencia

MARIBEL GAMAS. PUBLIMETRO.

El sabor de la racicilla puede variar según el lugar del que proviene, pero podemos encontrar notas cítricas, madera, tierra mojada, hierbas.

El tequila, mezcal, bacanora, sotol y la charanda, son algunos de los destilados más conocidos en México, sin embargo, Riviera Nayarit quiere poner en el mapa desde hace varios años a la raicilla, un destilado que nació en esta región y que pretende hacerle frente a sus competidores.

Es por ello que, con la intención de exponer al turismo local e internacional esta y otras bebidas, nace la segunda edición del Festival de la Raicilla, Mezcal y la Cerveza Artesanal 2020 (FERAMECE 2020), realizado los pasados días 7 y 8 de marzo en la Marina de Nuevo Vallarta, realizado en medio de un ambiente cálido que permitió a los visitantes conocer más de las bebidas más importantes de la zona.

Sin duda, la estrella del festival fue la raicilla -que en 2019 recibió la denominación de origen- y es que este destilado se ha robado los reflectores gracias al sabor ahumado que le caracteriza. Es primo hermano del mezcal por su método de preparación, la gran diferencia radica en el agave del que proviene.

El sabor de la racicilla puede variar según el lugar del que proviene, pero podemos encontrar notas cítricas, madera, tierra mojada, hierbas, mientras que los de la costa incluyen tonos de frutas tropicales, minerales, pimienta blanca y humo, todo esto con un contenido de alcohol que varía entre los  35 y 45 grados de alcohol por volumen.

Actualmente se producen 120 mil litros de raicilla, la meta son 200 mil para finalizar el 2020.

Curiosamente, la raicilla lleva este nombre debido a que desde el siglo XVI se comenzó a beber de manera clandestina, convirtiéndose en la bebida preferida de los mineros que trabajaban en la Sierra Madre de Jalisco, quienes al bajar de los montes y ser inspeccionados por la autoridad respondían que llevaban raicilla entre sus pertenencias, así se le llamaba a las sobras, a los residuos sin importancia en la época.

Actualmente podemos encontrar esta bebida en cualquier parte cercana a Riviera Nayarit y Jalisco, también se encuentra en la Ciudad de México. Los conocedores explican que no es una bebida para emborracharse, sino para degustar de los sabores que su tierra tiene para ofrecer.

La jima de la raicilla se realiza entre 2 y 3 veces al año y la podemos encontrar de distintas formas: blanca, joven, reposada y añeja.

Conocedores de este y otros destilados compusieron un poema que descifra el poder de esta bebida en la región, ya que en la antigüedad se creía que se destilaba en los radiadores de automóvil, por lo que su consumo excesivo -decían- podía provocar alucinaciones:

El tequila me pone alegre
El mezcal me pone místico
La raicilla me pone creativo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *