Inicio » Noticias » Estatales » Aguascalientes » Se modernizan los durazneros

Se modernizan los durazneros

TOMÁS DÁVALOS OLVERA. EL SOL DEL CENTRO. Con información del SIAP-SADER.

Con tecnología optimizan la producción de frutas, mediante la instalación de equipos para monitorear la humedad vía satelital, agricultores han logrado abatir hasta en 30% los costos de producción en los huertos de durazno.

La producción nacional de durazno en 2018 fue de 158.8 mil toneladas, según cifras del SIAP.

AGUASCALIENTES. Con tecnología optimizan la producción de frutas, mediante la instalación de equipos para monitorear la humedad vía satelital, agricultores han logrado abatir hasta en 30% los costos de producción en los huertos de durazno, informó Pablo Alemán Hernández, gerente del Comité Producto Sistema Durazno.

Esta tecnología comenzó a implementarse hace cuatro años, y a la fecha, cubre 260 hectáreas de durazno en Aguascalientes. Los equipos se instalan en las huertas y permiten monitorear la humedad del suelo, la información se transmite vía satelital y se baja a un servidor, donde se procesan los datos.

Pablo Alemán comentó que esta tecnología les ha permitido reducir costos referentes al consumo del agua y fertilizantes, energía eléctrica, mano de obra y mantenimiento en los equipos de bombeo, ya que la información referente a la humedad les permite regar las parcelas en el momento y con la cantidad adecuada del vital líquido.

Detalló que la cantidad de aparatos que se colocan por parcela depende de la homogeneidad de la superficie, pues pueden abarcar de cinco a 20 hectáreas cada uno; agregó que además del ahorro de recursos hídricos, esta tecnología les ha permitido mejora la calidad de la fruta y el rendimiento en las cosechas.

Por último, el Gerente del Comité Sistema Producto Durazno dijo que con esos aparatos se ha beneficiado a 18 productores, no obstante, buscan afinar el uso de esta tecnología para mejorar los resultados y abaratar más los costos de producción, mediante la medición de la temperatura y la posibilidad de apagar los equipos de manera remota.

BENEFICIARIOS

18 productores han implementado estos equipos en sus parcelas.

Una suave caricia al paladar

El durazno o Prunus persica es un fruto globoso, de 5 a 7.5 cm. de diámetro, generalmente de color amarillo con tonalidades rojizas en las partes expuestas al sol. Su característica distintiva es que está aterciopelado y posee una única semilla.

Los duraznos pertenecen a la familia Rosaceae, lo que los hace parientes cercanos de la mayor parte de las frutas más comunes: manzana, fresa, pera, membrillo, zarzamora, ciruela, cereza, frambuesa, etc; y también de ornamentales, principalmente las rosas.

La almendra también es pariente cercana del durazno, por lo que las semillas de durazno son usadas como sustituto potencial del aceite de almendras en productos cosméticos.

Dentro de las labores de producción del durazno resalta una actividad llamada generalmente “aclareo” o “raleo”. Consiste en quitar un porcentaje de frutos del árbol para que los que queden sean de mejor tamaño y mayor sabor y dulzura; algunos productores deciden hacer esta labor desde la floración, quitando flores y no frutos.

¿Sabías que?

Un árbol de durazno puede llegar a producir hasta mil 400 frutos, cuyo peso puede oscilar entre 31 y 304 gramos por unidad; al hueso le corresponden máximo 9 gramos.

De acuerdo con cifras del avance al mes de diciembre publicadas por este Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera (SIAP), la producción nacional 2018 de durazno fue de 158.8 mil toneladas, obtenidas en una superficie cosechada de 25.5 mil hectáreas.

Los principales estados productores son Michoacán, Puebla, Chihuahua, Zacatecas y el Estado de México; en conjunto aportaron 70.1% de la producción nacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *