Inicio » Noticias » Nacionales » Sector agrícola asume la cuarta parte de daños ocasionados por desastres naturales

Sector agrícola asume la cuarta parte de daños ocasionados por desastres naturales

LA JORNADA.

Llaman expertos al gobierno a crear políticas sobre animales y haberes esenciales para campesinos

Foto

Los desastres naturales, como los incendios ocasionados por sequías, tienen un fuerte impacto en la población rural, la cual requiere de sus productos para el sustento diarioFoto Reuters
En México, nueve de cada 10 desastres tienen como origen un fenómeno meteorológico y los sectores económicos que resultan más afectados son el agrario y ganadero, indicó Luis Felipe Puente Espinosa, coordinador nacional de Protección Civil.

Tanto poblaciones rurales como los trabajadores agropecuarios, maquinaria agrícola, instalaciones de producción, almacenes y, principalmente, los ecosistemas donde convergen distintos tipos de animales, semillas, cultivos, alimentos almacenados, pastizales, entre otros, resultan siempre vulnerables a la fuerza de la naturaleza.

Esta circunstancia, resaltó, propicia que el sector rural sea uno de los más afectados por los desastres y, a su vez, de los más sensibles por el impacto que producen en la población, la cual requiere de sus productos para el sustento diario.

Al participar en la inauguración del Seminario Internacional para la Protección Animal en la Gestión Integral de Riesgo, que organizó Protección Animal Mundial en conjunto con el Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred), Puente Espinosa señaló que en 2013 Durango tuvo una pérdida de 70 mil cabezas de ganado debido a la sequía; lo que generó un alto impacto social y una debacle económica de grandes magnitudes.

Casi una cuarta parte de los daños provocados por los desastres de origen natural en los países en desarrollo son asumidos por el sector agrícola. A lo que podemos sumar que a nivel mundial 75 por ciento de las personas en situación de pobreza dependen de la agricultura y de los recursos naturales para sobrevivir.

Gerardo Huerta Arias, director de Operaciones, Desastres de Protección Animal Mundial recordó que en marzo pasado, durante la Tercera Conferencia Mundial de Naciones Unidas sobre la Reducción del Riesgo de Desastres se adoptó el marco de acción de Sendai, que incluye siete objetivos globales para la prevención y respuesta a esas catástrofes por un periodo de 15 años.

En su título tres indica que los animales de granja y trabajo deben ser cuidados como haberes esenciales para la protección de los medios de vida de sus dueños.

Agregó que este seminario es la oportunidad para que el gobierno de México vea la necesidad de construir política pública alrededor de los animales o los haberes esenciales para la vida de sus dueños, no sólo los animales de granja, sino de todos los que están en nuestras vidas.

Por separado, Carlos Miguel Valdés González, director general de Cenapred, señaló que la pobreza en zonas rurales se incrementa con el impacto de fenómenos hidrometeorológicos, como sequías e inundaciones.

Esta condición nos recuerda que es indispensable seguir trabajando en reducir la vulnerabilidad y resaltar la relevancia estratégica de la coordinación, evaluación y diseño de políticas públicas para la reducción de desastres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *