Inicio » Noticias » Nacionales » Sembrando Vida, con presupuesto millonario, entrega magros resultados

Sembrando Vida, con presupuesto millonario, entrega magros resultados

ANGÉLICA ENCISO L. LA JORNADA.

Sólo logró plantar 14 por ciento de lo estimado: ONG

Foto

▲ Para mejorar el programa Sembrando Vida es necesaria la participación de organizaciones comunitarias, señala la Red Mocaf. Foto Cuartoscuro

Con un presupuesto de casi 30 mil millones de pesos para un millón de hectáreas, el programa Sembrando Vida contrasta con los 3 mil millones de pesos presupuestados este año para la Comisión Nacional Forestal (Conafor), que atiende alrededor de 60 millones de hectáreas de bosques y selvas, señaló Gustavo Sánchez Valle, de la Red Mocaf.

El programa, con el que se realiza reforestación y restauración forestal, tiene la meta de sembrar un millón de plantas, las cuales se buscará producir en viveros comunitarios y de la Secretaría de la Defensa Nacional.

Acciones de reforestación se han realizado en sexenios pasados, como en el de Felipe Calderón, cuando se buscó romper récord Guinnes en número de árboles plantados y se impulsaron metas incumplidas, como llegar a 2020 con deforestación cero (propuesta en el gobierno de Enrique Peña Nieto).

Ante los resultados del primer año de Sembrando Vida, en el que se sembró tan sólo 14 por ciento de lo planeado, la experiencia de décadas de las organizaciones comunitarias hubiera ayudado a elevar ese porcentaje, señaló Sánchez Valle. Esto puede compararse con la meta que se propuso Felipe Calderón de romper récord y que obligó a sus funcionarios a simular y cometer irregularidades y, desde luego, una mala inversión de recursos, recordó.

La Secretaría de Bienestar, a cargo del programa Sembrando Vida, señaló que durante 2019 se plantaron 80 millones de plantas provenientes de viveros, de los 575 millones previstos para 570 mil hectáreas. Consideró que de lo plantado, 50 por ciento habría sobrevivido.

Sánchez Valle indicó que es fundamental para cualquier tipo de cultivo contar con los terrenos y con las semillas o las plantas en tiempo, es decir cuando empiecen las lluvias, y era obvio que si no se habían producido las plantas suficientes en 2018 no se iba a poder plantar 500 mil hectáreas.

También hay que corregir la asignación de contratos de producción de plantas forestales o frutales; debe ser mediante convocatorias públicas y dar oportunidad a los viveros comunitarios o ejidales de participar, consideró. Además, tratándose de terrenos de uso común en ejidos y comunidades, el sujeto de apoyo tiene que ser la comunidad o el ejido. Resulta paradójico insistir en la individualización de apoyos en terrenos comunitarios, no hay medida más neoliberal que esa.

Durante el sexenio pasado se buscó impulsar la industria forestal, con apoyo a plantaciones forestales, el pago por servicios ambientales y la certificación de buen manejo de bosques, así como una reducción en los recursos destinados a la reforestación y la restauración de suelos.

Mientras, en la administración de Felipe Calderón, entre el 29 y 30 de agosto de 2008 la Conafor rompió el récord Guinness de mayor número de árboles plantados en un solo día en Durango, con 349 mil plantas. De ellas sobrevivieron sólo entre 20 y 30 por ciento, reportaron en su momento las agrupaciones forestales.

Este mes fijarán las reglas de operación de uno de los programas estrellas del gobierno

A diferencia de 2019, en que sólo se emitieron lineamientos de operación del programa Sembrando Vida, se prevé que a más tardar el 28 de febrero se publiquen las reglas de operación del programa, lo cual además fue mandatado por la Cámara de Diputados.

En el primer año, el programa operó en Campeche, Chiapas, Durango, Puebla, Quintana Roo, Tabasco, Veracruz y Yucatán.

Este año participan Durango, Puebla, Quintana Roo, Campeche, Veracruz y Yucatán. Consiste en que un campesino destina 2.5 hectáreas –una para milpa, intercalada con árboles frutales, y 1.5 para el sistema agroforestal– y recibe un jornal de 5 mil pesos. En total este año se prevé dar apoyo a 430 mil sembradores.

El programa incentiva a los sujetos agrarios a establecer sistemas productivos agroforestales, que combinan la producción de los cultivos tradicionales en conjunto con árboles frutícolas y maderables, y el sistema de milpa intercalada entre árboles frutales, con lo que se busca contribuir a generar empleos, incentivar la autosuficiencia alimentaria, mejorar los ingresos de los pobladores y recuperaŕ la cobertura forestal de un millón de hectáreas en el país, de acuerdo con la Secretaría de Bienestar.

Este programa está orientado a las zonas más ricas en biodiversidad del país, aquellas con los mayores índices de pobreza y rezago, esto debido a que no se han establecido programas institucionales que logren aumentar el nivel de bienestar de los hogares rurales y satisfacer sus necesidades básicas de alimentación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *