Inicio » Noticias » Trabajo Legislativo » Senado fortalece unidades para conservación de vida silvestre

Senado fortalece unidades para conservación de vida silvestre

Boletín de prensa Senado de la República.

El Senado de la República aprobó una reforma para reestructurar el funcionamiento del sistema de unidades para el manejo y conservación de la vida silvestre y reducir la pérdida de biodiversidad en nuestro país.

Para ello, los senadores validaron con 68 votos a favor las modificaciones a la Ley General de Vida Silvestre propuestas por la Cámara de Diputados.

Argumentaron que la eficacia de la unidades “ha sido cuestionada” porque sólo centran su atención en especies de valor cinegético y desatienden a otras que pudieran ser prioritarias para la conservación.

En su operación, resaltaron, persisten en criterios económicos en detrimento de los planes de manejo, la capacitación, confiabilidad en las estimaciones poblacionales y seguimiento del impacto a la biodiversidad.

Por eso, se requiere una revisión integral, sistemática y periódica de su funcionamiento a nivel regional, considerando su impacto con base en criterios ecológicos y socioeconómicos, y teniendo como premisa la conservación de las especies que ahí habitan.

De esta manera, el registro de Unidades de Manejo para la Conservación de Vida Silvestre se podrá negar cuando se contravenga lo establecido en la Ley y se comprometa la biodiversidad o la capacidad productiva en el predio donde se pretende establecer.

Además, cuando el responsable técnico o los poseedores del predio hayan sido sancionados por cualquier tipo de aprovechamiento ilícito de vida silvestre, se presenten conflictos de límites o sobreposición de predios y el programa de manejo no sea congruente y consistente con el estudio de población presentado.

El dictamen se turnó a la Cámara de Diputados para sus efectos constitucionales.

Iniciativa con proyecto de decreto por el que se reforma La Ley General de Vida Silvestre

GACETA DEL SENADO. 25 de abril de 2012.

Iniciativa del Senador Arturo Escobar y Vega, del Grupo Parlamentario del Partido Verde Ecologista de México, la que contiene proyecto de decreto por el que se reforma la Ley General de Vida Silvestre.

CC. SECRETARIOS DE LA MESA DIRECTIVA
CÁMARA DE SENADORES DEL H. CONGRESO DE LA UNIÓN
P R E S E N T E

Los suscritos, Senadores de la República de la LXI Legislatura del H. Congreso de la Unión, integrantes del Grupo Parlamentario del Partido Verde Ecologista de México, con fundamento en lo dispuesto por el artículo 71 fracción II y 72 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos; artículo 163 numeral I y 164 numeral I y II, y demás relativos del Reglamento del Senado de la República, sometemos a la consideración de esta Honorable Asamblea, la presente INICIATIVA CON PROYECTO DE DECRETO POR EL QUE SE REFORMA LA LEY GENERAL DE VIDA SILVESTRE, al tenor de la siguiente:

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

El territorio mexicano concentra alrededor del 10% de las especies reportadas en el planeta; ocupa el primer lugar en cuanto a especies de reptiles (704), de las cuales 50% son endémicas, el segundo en mamíferos (491), el cuarto en anfibios (290) y el décimo en aves (1054). Diferentes factores han contribuido a la disminución de las poblaciones de muchas especies de vida silvestre, una de las principales causas es el comercio ilegal de especies y sus productos derivados.

En efecto, en México muchas especies se encuentran amenazadas, debido al comercio ilegal; de las seis especies de felinos: el jaguar, el ocelote, el tigrillo, se encuentran en peligro de extinción; el jaguarundi, puma y el gato montés, amenazadas, las cuales se ven afectadas por la caza furtiva para el comercio ilegal de productos derivados; cuenta con 22 especies psitaciformes como la guacamaya roja, la guacamaya verde, el perico cabeza amarilla, la cotorra occidental y el periquito catarina, 20 de las cuales se encuentran en alguna categoría de riesgo. Se estima que por cada loro, perico o guacamaya que es obtenido por la vía ilegal, murieron entre cinco y 10, durante el proceso comercial.

Las tres especies de monos de las selvas tropicales de México (mono araña, aullador y aullador negro) a pesar de estar protegidas por encontrarse en peligro de extinción, forman parte de las especies más comunes en el mercado negro; éstos son capturados para el comercio como mascotas, alimento y productos para brujería; por cada mono que es vendido, otros tres mueren en captura, acopio y distribución. Entre los reptiles más vendidos en el comercio ilegal son los cocodrilos, las tortugas terrestres y acuáticas, las víboras, las serpientes, las iguanas y las lagartijas para ser utilizadas como mascotas, como alimento, en la medicina tradicional, en la brujería, como adorno y para la elaboración de prendas y accesorios con sus pieles. Los corales son comúnmente utilizados para la realización de joyería, artesanías y como adorno para acuarios, su extracción no está regulada tan estrictamente como sucede con otras especies y tampoco se tiene un registro claro del número de especies que son extraídas anualmente.

Cada año una gran cantidad de animales son extraídos del medio silvestre para su comercialización dentro y fuera del país como mascota o materia prima para la elaboración de diversos artículos. La mayoría de las especies son atrapadas violentamente, transportadas y alimentadas de manera inadecuada, al adquirir fauna que ha sido extraída ilegalmente del medio silvestre se contribuye a la disminución de sus poblaciones, a la pérdida de variabilidad genética y en algunos casos, a su extinción.

En el mercado ilegal se venden anualmente 50,000 primates, 5 millones de aves vivas, 10 millones de pieles de reptiles, 15 millones de pieles de mamíferos, 350 millones de peces tropicales y 4 millones de cactus, por mencionar algunos casos.

Se estima que se capturan entre 65,000 y 78,500 pericos cada año. La tasa de mortalidad general para pericos capturados del medio silvestre, excede el 75% antes de llegar al consumidor final, lo que se traduce entre 50,000 y 60,000 pericos muertos cada año.

Es importante mencionar que el tráfico ilegal de especies silvestres es el tercer negocio ilícito más lucrativo del mundo después de las drogas y las armas, dejando ganancias anuales que superan los 5 mil millones de dólares para los grupos de traficantes que operan en regiones específicas de algunos países, vendiendo animales exóticos para esas tierras, plantas silvestres y productos y subproductos derivados de las mismas.

Se considera que el 80% de las especies más vendidas en el Mercado Negro de nuestro país y en el extranjero, son: Guacamaya verde, Guacamaya roja, Loro cabeza Amarilla, Cotorra frente roja, Tucán pecho Amarillo, Halcón cola Roja, Mono Araña, Mono Aullador, Boas, Tarántulas, entre otros.

Casi todas estas especies son altamente cotizadas por alguna razón en especial, que las hace ser perseguidas, atrapadas, comerciadas y exterminadas. Los aseguramientos que realiza la PROFEPA representan solamente un promedio de alrededor del 2% del tráfico ilegal anual.

En nuestro país, conforme al Artículo 420 fracciones IV y V del Código Penal Federal, se impone pena de uno a nueve años de prisión y por el equivalente de trescientos a tres mil días multa a quien ilícitamente realice cualquier actividad con fines de tráfico, o capture, posea, transporte, acopie, introduzca al país o extraiga del mismo, algún ejemplar, sus productos o subproductos y demás recursos genéticos, de una especie de flora o fauna silvestres, terrestres o acuáticas en veda, considerada endémica, amenazada, en peligro de extinción, sujeta a protección especial, o regulada por algún tratado internacional del que México sea parte, o dañe algún ejemplar de las especies de flora o fauna silvestres, terrestres o acuáticas señaladas anteriormente. Y se aplica una pena adicional hasta de tres años más de prisión y hasta mil días multa adicionales, cuando las conductas antes descritas se realicen en o afecten un área natural protegida, o cuando se realicen con fines comerciales.

Es la NOM-059-SEMARNAT-2010, el marco normativo que contiene la lista de las especies que se encuentran bajo alguna categoría de riesgo en México; dichas categorías son: “En peligro de extinción, “Amenazada”, “Sujeta a protección especial” y “Probablemente extinta en el medio silvestre”.

En conclusión, cada año una gran cantidad de animales son extraídos del medio silvestre para su comercialización dentro y fuera del país como mascota o materia prima para la elaboración de diversos artículos. La mayoría de las especies son atrapadas violentamente, transportadas y alimentadas de manera inadecuada, al adquirir fauna que ha sido extraída ilegalmente del medio silvestre se contribuye a la disminución de sus poblaciones, a la pérdida de variabilidad genética y en algunos casos, a su extinción.

Los principales proveedores de animales silvestres son países en desarrollo y la demanda se concentra en los industrializados. Las ganancias anuales por el comercio de animales silvestres superan los 5000 millones de dólares para los grupos de traficantes.

A pesar de los diversos esfuerzos legales, el comercio ilegal de especies silvestres es el tercer negocio criminal más lucrativo del mundo tras las drogas y las armas. Debido a que el comercio ilegal no está controlado, resulta imposible hacer una estimación real de las extracciones anuales de fauna y flora silvestre de su hábitat natural.

Por todo lo anterior, resulta urgente la toma de medidas legislativas a fin de proteger de manera efectiva a las especies de flora y fauna silvestre de nuestro país, particularmente las que se encuentran amenazadas o en peligro de extinción. En este sentido, nuestro grupo parlamentario propone la creación de retenes de control de flora y fauna silvestre, con el objeto de realizar los actos de inspección y vigilancia necesarios para la conservación de la vida silvestre. Los citados retenes de control deberán de instalarse en las vías generales de comunicación de todo el país.

Por tanto, sometemos a la consideración de esta honorable asamblea, la presente

INICIATIVA DE CON PROYECTO DE DECRETO MEDIANTE SE REFORMA EL ARTÍCULO 105 DE LA LEY GENERAL DE VIDA SILVESTRE

Artículo Único.- Se adiciona un párrafo segundo al artículo 105 de la Ley General de Vida Silvestre para quedar como sigue:

LEY GENERAL DE VIDA SILVESTRE

Artículo 105. Se crearán, de conformidad con lo establecido en el reglamento, Comités Mixtos de Vigilancia con la participación de las autoridades municipales, de las entidades federativas y las federales con el objeto de supervisar la aplicación de las medidas de control y de seguridad previstas en este título, de conformidad a lo que prevean los acuerdos o convenios de coordinación a los que hace alusión los artículos 11, 12 y 13 de la presente Ley.

Se establecerán, de conformidad con el reglamento, retenes de control de flora y fauna silvestre con la participación de las autoridades municipales, de las entidades federativas y las federales con el objeto de realizar los actos de inspección y vigilancia necesarios para la conservación de la vida silvestre. Los retenes de control de flora y fauna silvestre se establecerán en las Vías Generales de Comunicación de todo el país.

TRANSITORIO

Primero. El presente decreto de reforma constitucional entrará en vigor al día siguiente de su publicación en el Diario Oficial de la Federación.

Por el Grupo Parlamentario del Partido Verde Ecologista de México:

SEN. ARTURO ESCOBAR Y VEGA
COORDINADOR

SEN. FRANCISCO AGUNDIS ARIAS
SEN. JORGE LEGORRETA ORDORICA
SEN. LUDIVINA MENCHACA CASTELLANOS
SEN. JAVIER OROZCO GÓMEZ
SEN. RENÉ ARCE CÍRIGO
SEN. TOMÁS TORRES MERCADO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *