miércoles , 20 noviembre 2019
Inicio » Opinión » Siempre sí Agronitrogenados

Siempre sí Agronitrogenados

ALBERTO BARRANCO. EMPRESA. EL UNIVERSAL.

Realizada una corrida financiera por la Secretaría de Hacienda con relación al costo-beneficio de vender las plantas productoras de fertilizantes adquiridas en 2013 por Petróleos Mexicanos, el resultado arrojaba una pérdida cuantiosa para el país… suponiendo que hubiera compradores

Mientras Agronitrogenados vendió plantas con 30 años de antigüedad y 18 sin producción, Fertinal estaba paralizada desde hacía un lustro.

El problema; sin embargo, no eran sólo los 275 millones de dólares pagados por Agronitrogenados con cargo a créditos de Nacional Financiera y el Banco Nacional de Comercio Exterior, sino la deuda asumida de 200 millones más y el dinero que le ha metido Pemex en el intento de rehabilitarlas.

Si se considera, de entrada, que hubo un crédito adicional de 260 millones de dólares para supuestamente modernizar la chatarra adquirida, la erogación de Pemex fue de 735 millones de billetes verdes.

Sin embargo, aún hay más: colocada la firma en una división llamada Pemex Fertilizantes al lado de Fertinal, a ésta se le dotó de un presupuesto inicial de 6 mil 366 millones de pesos, que se esfumó en una y otra pérdidas.

De entrada, el costo de la rehabilitación, aún no concluida, saltó a 443 millones de dólares, es decir 243 adicionales.

¿Usted cree que hubiera un valiente que le entrara al toro, aunque pagara la quinta parte de las generosas erogaciones de Pemex, o de plano se quedará con la mitad de la deuda?

Acorralado por la evidencia, en cuyo marco en el informe sobre la Cuenta Pública de 2016 la Auditoría Superior de la Federación había emitido una Promoción de Responsabilidad Administrativa Sancionatoria para que la Unidad de Responsabilidades de Pemex realizara las investigaciones pertinentes y, en su caso, iniciara el procedimiento administrativo conducente, Lozoya defendía la compra como el gran negocio.

Según él, con Agronitrogenados en la buchaca de Pemex podría transformar el gas natural producido por la explotación de pozos que se desperdicia en urea.

Pemex le vendería el producto a Pemex Fertilizantes, es decir, la urea, vía un contrato de suministro de largo plazo.

Ahora que la adquisición de las plantas fue solventada con un crédito de Nacional Financiera, lo que implica que Pemex seguirá pagando al menos un lustro la factura.

El propio banco de desarrollo adquirió, como decíamos, bajo otra tasa y otro plazo de pago, la deuda de 200 millones de dólares que arrastraba el complejo que alguna vez fue de Fertimex, empresa paraestatal que privatizó el gobierno salinista.

Las vueltas que da la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *