Director General: Eduardo Goycoolea Nocetti. Subdirectora: Julieta E. Rocha Hernández.
sábado , 4 diciembre 2021
Inicio » Opinión » Simbiosis: Clima y biodiversidad

Simbiosis: Clima y biodiversidad

Compartir es bueno:

EMILIANO REYES GALINDO Y MARIANA GONZÁLEZ ARAUJO. EL HERALDO DE MÉXICO

Desde la Convención de Río en 1992, se formalizó el andamiaje diplomático institucional para la conservación de biodiversidad y del cambio climático

En la Ciudad de México aún existen pequeños oasis. Uno de ellos, el Jardín Botánico de Chapultepec. Espacio gratuito que acompaña la educación ambiental, donde se pueden apreciar plantas endémicas y su relación con los polinizadores.

La atracción de las abejas, mariposas y colibríes por las plantas de llamativos colores es uno de los mejores ejemplos de relación simbiótica dentro de la naturaleza. Mientras los polinizadores se alimentan del néctar, las flores garantizan su supervivencia gracias al transporte de polen de flor en flor.

Así, los polinizadores contribuyen con un servicio ambiental necesario para al menos 70 por ciento de los cultivos destinados al consumo humano, y que hoy enfrentan retos mayores por la crisis climática.

Desde la Convención de Río en 1992, se formalizó el andamiaje diplomático-institucional para la conservación de la biodiversidad y del cambio climático, a través del Convenio sobre la Diversidad Biológica (CBD), y la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC), pero ambos trabajaban en silos, lo que dificultó su integración.

Sin embargo, cada vez son más evidentes los lazos estrechos entre ambas agendas. Hacia las reuniones sobre diversidad biológica (COP15), cuya primera parte se llevará a cabo en octubre, y la de cambio climático (COP26), que se llevará a cabo en Glasgow en noviembre, es importante reflexionar sobre ejemplos de la articulación reciente entre la protección del clima y de la biodiversidad, así como su impacto al futuro.

Por ejemplo, por primera vez, el IPCC y la IPBES, realizaron conjuntamente talleres para visibilizar la mutua retroalimentación entre la pérdida de biodiversidad y el aumento de la temperatura global desde una perspectiva científica.

Conclusiones como el garantizar un clima habitable y proteger la biodiversidad son objetivos que se apoyan mutuamente, y es esencial el trabajo conjunto para garantizar beneficios sostenibles y equitativos.

También, la evaluación de impacto de las Soluciones basadas en la Naturaleza (SbN), ha cobrado mayor relevancia en las discusiones sobre acción climática.

Por ejemplo, desde el G20, en el comunicado ministerial de Energía y Clima –además de enfatizar la aceleración de transiciones energéticas limpias–, también se reconoció a las SbN como estrategias que brindan múltiples beneficios al fortalecer la adaptación, resiliencia y mitigación; además de mejorar la conservación y la restauración de la biodiversidad y servicios
ecosistémicos.

Como las flores y los polinizadores trabajan de manera conjunta, en simbiosis. La COP15 y la COP26 deben fortalecer los lazos entre la conservación de la biodiversidad y la acción climática.

Solo así se podrán garantizar la resiliencia del planeta y cumplir con estos objetivos fundamentales para crear un futuro sostenible.

EMILIANO REYES GALINDO* Y MARIANA GONZÁLEZ ARAUJO**
*INTERNACIONALISTA EGRESADO DE LA UNIVERSIDAD ANÁHUAC
**LICENCIADA EN RELACIONES INTERNACIONALES POR LA UNIVERSIDAD ANÁHUAC
@YOUTHXPOWER / @LUCCCIOLE

Compartir es bueno:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *