miércoles , 19 febrero 2020
Inicio » Carrusel » Sobreexplotan “Oviáchic”

Sobreexplotan “Oviáchic”

MICHEL INZUNZA. DIARIO DEL YAQUI.

En 2015 se capturó un millón 435 mil 890 toneladas de tilapia, 241 mil 134 de bagre y 459 mil 618 de carpa, mientras que en 2018 se obtuvieron 977 mil 907 toneladas de tilapia, 400 mil 933 de bagre y 470 mil 377 de carpa25 febrero, 2019.

Algunas sociedades no tienen beneficiarios en la presa y se propició el
divisionismo entre las cooperativas de la región.

En la década de los 80, la pesca en la Presa Álvaro Obregón (“Oviáchic”) inició con dos sociedades cooperativas, pero en la actualidad, de manera unilateral, sin estudios previos y de forma ilegal, operan 27 consorcios que han sobreexplotado la captura de especies y reducido la producción anual.

Pescadores del embalse, habitantes del “Oviáchic”, han solicitado al Gobierno del Estado participar en el ordenamiento de la captura de escama y hacer de esta una actividad sustentable, a fin de aumentar la productividad y la economía de la región.

Asimismo, hace falta ejercer programas de inspección y vigilancia para el cuidado de las especies, pues actualmente la producción anual de la Álvaro Obregón es de un millón 849 mil 216.60 toneladas, en comparación con los dos millones 136 mil 642.60 obtenidas en 2015.

De acuerdo con el inicio de los años 90, personas ajenas al embalse, conformadas como permisionarios, permitieron el ingreso de marineros sinaloenses.

Dicha situación derivó en graves conflictos ente permisionarios y nativos de la comunidad; por ello, en 1998, la Secretaría de Medio Ambiente, Recursos Naturales y Pesca (Semarnap) optó por sacar a los permisionarios ajenos.

Como parte del acuerdo, se entregaron a estas personas autorizaciones de captura de camarón en las playas San José y Mélagos, donde salieron beneficiados las sociedades de producción pesquera José Dolores Aboytes, El Tecori, José del Carmen Macías Solís y El Carrizo.

Además, en 2002 se firmó el primer convenio para regular la pesca en la presa, en donde se reconocieron los derechos de cinco sociedades, aunque en 2006 el número se incrementó a ocho.

A partir de ese año, José del Carmen Macías Solís, representante de la cooperativa El Tecori, logró que la Conapesca autorizara la construcción de una planta congeladora, lo cual trajo como resultado la sobreexplotación y la práctica del coyotaje entre los compradores.

Estas sociedades no tienen socios en las comunidades del embalse y se les otorgaron licencias para pesca de agua dulce, camarón, escama, medusa bola de cañón y calamar, asimismo, propiciaron el divisionismo de cooperativas establecidas.

Un comentario

  1. Ernesto Salazar Castillo

    La unidad de medida de sus cifras de la producción que refieren en la nota de OviáChuc son erróneas. No son toneladas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *