Inicio » Carrusel » Supera Tabasco el millón de hectáreas deforestadas

Supera Tabasco el millón de hectáreas deforestadas

FRANCISCO URIBE. NOVEDADES DE TABASCO.

Los principales factores han sido el impulso a actividades primarias como la ganadería y la agricultura, así como por la tala ilegal de la selva tropical en el estado y la venta de terrenos comunales

Ranchería Chivalito, segunda sección, Macuspana – Sin permiso de la autoridad ambiental, don Fidel García derribó poco más de dos hectáreas de árboles maderables en un terreno de su propiedad ubicado en esa comunidad de la región serrana.

En Plátano y Cacao, primera sección, otro comunero hizo lo mismo en su parcela para sembrar banano porque considera que es un producto más rentable, tumbó casi una hectárea de cedros, macuilies y cacao.

Basta recorrer la geografía estatal y notará usted que el común denominador es muy similar. Recientemente, un trabajo de investigación periodística llevado a cabo por los reporteros de Novedades de Tabasco, Felipe Rosales y Jaime Ávalos, puso al descubierto como la mano del hombre ha ido acabando con el cerro El Madrigal, en Tacotalpa.

La tala clandestina del bosque en forma acelerada y la venta de terrenos de propiedad comunal para instalar plantaciones bananeras y cambiar el uso del suelo de forma ilegal son dos de las problemáticas más vigentes que vive Tabasco.

A decir del presidente de los silvicultores, Elizandro Pérez, la deforestación es una realidad que gran parte del territorio comunal sufre, lo cual se contrapone al programa “Sembrando Vida” del presidente Andrés Manuel López Obrador que, aun cuando este fue ampliado a 200 mil hectáreas, apenas alcanzará a cubrir el 1.5 por ciento de la superficie que desapareció en los últimos 50 años.

De acuerdo con un estudio del Colegio de la Frontera Sur, en las últimas cinco décadas la entidad perdió más de un millón de hectáreas de selva tropical por el impulso a la ganadería, el desarrollo agrícola y el crecimiento de la mancha urbana en los 17 municipios de la entidad.

Otra muestra de la problemática la expone el coordinador para el manejo del Cañón del Usumacinta, Juan Carlos Romero Gil, quien dio a conocer que, en los últimos 10 años, se han deforestado cerca de 300 hectáreas en aquella zona.

MENOS SUPERFICIE COPRERA

En los últimos 20 años, la superficie de coco sembrada en territorio tabasqueño pasó de 28 mil a solo 10 mil hectáreas debido a que estas fueron derribadas por afectaciones como el amarillamiento letal del cocotero y porque eran sembradíos viejos.

Así lo reveló el dirigente de los copreros, Pedro Rodríguez Reyes, con el pasar de los años y aparte del abandono a que fueron sometidas, las plantaciones envejecieron y dejaron de producir las mismas cantidades; “porque en los tiempos de bonanza había alrededor de 28 mil hectáreas de coco y ahora sólo quedan 10 mil hectáreas y son plantaciones viejas”, enfatizó.

Mencionó que las plantas que hoy sobreviven y que se encuentran establecidas en municipios como Centla, Nacajuca, Jalpa de Méndez, Comalcalco, Cárdenas y Paraíso, tienen una edad que pasa de los 60 años, cuando su promedio para que produzca al 100 por ciento es de 40 años.

Recordó que, en los años 70, el cultivo de coco en Tabasco le daba trabajo a un sinnúmero de campesinos, ya que se tenía una producción anual que rondaba las 35 mil toneladas; “pero se desplomó a consecuencia de las plagas, la falta de inyección de recursos por parte de las autoridades y al abandono al que fue sometido”, detalló.

NADIE INTERVIENE

Pese a que la tala clandestina es un delito de tipo ambiental, de acuerdo con el artículo 190 de la Ley General de Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente (LGEEPA), la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente se niega a actuar.

Hasta ahora solo existen antecedentes de un par de multas equivales a 100 salarios mínimos, que en 2008 aplicó el Ayuntamiento de Centro a tres particulares por derribar árboles sin contar con ninguna autorización.

Aplicarán Sembrando Vida también en la frontera sur

La estrategia es lograr sembrar un millón de hectáreas de árboles frutales y maderables en el país y crear 400 mil empleos en 19 entidades federativas.

En el caso de Tabasco se sembrarán 150 mil hectáreas que permitirán la creación de 60 mil empleos para sembrar cedro, caoba, cacao, o cualquier otro tipo de árbol tomando en cuenta la tierra fértil del estado.

Esos 60 mil empleos se repartirán, 20 mil en la Chontalpa, 20 mil en la Sierra, y otros 20 mil en la región de los Ríos para que el beneficio llegue a todos los rincones del estado.

No obstante, el programa forestal del presidente Andrés Manuel López Obrador será ampliado en la frontera sur de México para crear 80 mil empleos.

«Una de las decisiones que hemos tomado es ampliar en la franja fronteriza (sur) el programa de Sembrando Vida, vamos a ampliar a 200 mil hectáreas más para crear de inmediato 80 mil empleos en la franja», explicó.

MUNICIPIOS “TALADOS”

  • Balancán
  • Tenosique
  • Macuspana
  • Tacotalpa
  • Jalapa
  • Teapa
  • Cárdenas
  • Huimanguillo
  • Paraíso

DEVASTACIÓN

  • 1 millón de hectáreas de selva perdidas en los últimos 50 años
  • 10,000 hectáreas de copra

RESCATE

  • 200,000 hectáreas contempla reforestar el programa “Sembrando Vida”
  • Apenas el 1.5% de la superficie afectada

UN DATO

El artículo 190 de la Ley General de Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente (LGEEPA), la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente, contempla sanciones de hasta cinco mil salarios mínimos a los taladores clandestinos.

PLECA: PLÁTANO Y CACAO, 1ª SECCIÓN

Árboles de cedro, macuili y cacao son tumbados sin consideración alguna; su madera es vendida como leña

PLECA: SÁNCHEZ MAGALLANES, CÁRDENAS

También los palmares en la zona costera sufren por la tala inmoderada, ha sido reducida en 18 mil hectáreas

PLÁTANO Y CACAO, 1ª SECCIÓN

Según campesinos y comuneros, las acciones son necesarias para preparar la tierra para la siembra

FOTOS: JOEL RUBIO

CERRO EL MADRIGAL, TACOTALPA

También a la serranía de la entidad le va muy mal

FOTO: JAIME ÁVALOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *