martes , 22 septiembre 2020
Inicio » Noticias » Estatales » Surten carne rastros ilegales

Surten carne rastros ilegales

 JOSÉ SÁNCHEZ, CORRESPONSAL. EL POPULAR.

Carniceros del rastro municipal señalaron que competencia opera sin medidas de higiene

RASTROTECAMACHALCO.- Carniceros del municipio de Tecamachalco informaron sobre la operación irregular de rastros clandestinos, entre ellos de Tepeaca y Acatzingo, donde se sacrifican reses y cerdos sin contar con las medidas sanitarias correspondientes, para después comercializar la carne en varias comunidades del centro del municipio.

Por lo anterior, los afectados señalaron que las autoridades municipales deben sancionar a los responsables, ya que esta actividad ha significado una disminución en la demanda de carne en los rastros regularizados, principalmente el municipal, pues la mayoría de los comerciantes de tacos adquieren la carne en los centros clandestinos.

En ese sentido, los trabajadores del centro de Tecamachalco señalaron: “Están entrando carnes de algunas lugares del municipio y otras partes, como Tepeaca y Acatzingo son carnes de dudosa procedencia porque nosotros como estamos aquí. En el rastro nos obligan a matar (sólo aquí). Cumplimos con todas las medidas de sanidad que estamos cumpliendo. Ellos, como vienen de fuera, no traen ninguna medida de higiene, eso es lo que nos está afectando”, aseveró.

Toribio Díaz Torres, empleado en una carnicería del Centro Histórico de Tecamachalco, mencionó que en las juntas auxiliares del municipio de Santa Rosa, La Purísima de Hidalgo, Alseseca y San Mateo Tlaixpan, los carniceros comercializan carne de los rastros clandestinos.

El entrevistado indicó que algunos carniceros compran la carne desde hace tiempo en el rastro municipal, sin embargo, en últimas fechas clientes de las juntas auxiliares han señalado que en las comunidades ya mencionadas la carne se ha comercializado a un costo más barato, la cual proviene de los sitios irregulares.

El comerciante abundó que se trata de una competencia desleal, pues las autoridades deben analizar la procedencia de la carne y si está en condiciones aptas para su consumo.

Asimismo, Díaz Torres refirió que el número de lugares donde se sacrifican reses y cerdos en la clandestinidad podría ser mayor, sin embargo, sólo dos de estos sitios han sido señalados por presentar el mayor número de animales sacrificados, mientras que el resto son pequeños, los cuales surten de carne a pequeñas cocinas, mismos que corresponden a rastros caseros.

Consecuencias

El entrevistado señaló que la falta de salubridad en los rastros clandestinos acarrea consecuencias principalmente en la proliferación de bacterias, en este caso, el Coli, el cual es un microbio que provoca diarreas en los consumidores que pueden desatar severas afectaciones al organismo.

Además, Manuel García García, carnicero del Centro Histórico, señaló que los vecinos de los rastros clandestinos están expuestos a las heces de los animales, por lo cual pueden contraer enfermedades de la piel, provocar irritación en los ojos, entre otros padecimientos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *