Inicio » Noticias » Estatales » De Tecpan para el mundo, la olorosa albahaca

De Tecpan para el mundo, la olorosa albahaca

Javier Soriano Guerrero. La Jornada Guerrero.

Guerrero trata de sumarse al mercado cuyo principal comprador es Estados Unidos.

TECPAN, Guerrero. La albahaca es una de las plantas aromáticas más apreciadas en la cocina, es considerada insustituible por un gourmet. También tiene uso cosmético, farmacéutico y un elevado valor curativo para varias enfermedades. El aceite esencial se usa en la elaboración de jabones, cosméticos y perfumes. Productores de esta región de Guerrero están aprovechando su gran demanda para exportarla.

La planta de albahaca (Ocimun basilicum) es originaria de la India. Ha sido usada por los pueblos mediterráneos y de ahí su gran utilización en Grecia, en la Provenza francesa y en Italia. La trajeron primero los griegos y luego los romanos.

En México, los principales estados productores de esta especia aromática son Baja California Sur y Morelos. Guerrero trata de sumarse a este mercado, cuyo principal comprador es Estados Unidos.

Específicamente, el municipio de Tecpan, desde noviembre de 2015 cultiva esta planta; empezó con la siembra de dos hectáreas, con lo cual la empresa Bruna Produce, SA de CV ha creado decenas de empleos, principalmente para mujeres de esta ciudad. También siembran salvia, menta y cebollín.

Los propietarios del negocio es un matrimonio joven, emprendedor y con muchas ganas de crecer. Su empresa importa de Israel la semilla especial para la siembra de esta planta aromática. En su cultivo se utilizan fertilizantes e insecticidas orgánicos, ya que así lo especifican las reglas de exportación. Gracias al clima de la región es posible obtener cosechas durante todo el año.

En el vivero, una vez que germina la semilla, a los 15 días, las plántulas son trasplantadas al terreno ya preparado. En quince días más se da el primer corte, y se transporta al área de empacado. Todo este proceso es manejado en forma higiénica; si una planta cae a tierra es desechada. Del mismo modo, las tijeras y manos de los operarios deben estar higiénicamente limpias.

En el área de empacado reciben la carga aproximadamente 12 mujeres, debidamente preparadas y equipadas para evitar contaminar la planta. Usan cofia, cubrebocas, guantes y mandil. No deben estar maquilladas ni utilizar aretes, pulseras, anillos o reloj.

Estas empacadoras seleccionan las mejores plantas y desechan las que tengan imperfecciones, como hojas secas o amarillentas; le quitan la flor y cortan el tallo. Las empacan en bolsas de plástico con papel dentro; cada bolsa debe pesar 460/470 gramos, las que colocan en cajas de cartón que debe contener 12 paquetes.

Una vez terminado el empaque, se guardan los cartones en una caja fría para su conservación; posteriormente, son embarcadas en un tráiler con refrigeración de Tecpan al aeropuerto de la ciudad de México. De ahí, en avión, con refrigeración, hasta Estados Unidos.

Una vez recibidas por el destinatario en la Unión Americana, es revisada por peritos de sanidad estadounidense para certificar que vienen libres de patógenos y bacterias que puedan causar enfermedades en el país.

Son aproximadamente mil libras de albahaca que se exportan cada 15 días a Estados Unidos.

Todo el proceso de exportación genera gastos excesivos a los propietarios de la empresa; aún así, están dispuestos a mantener su negocio, pero necesitan inversiones para mejorar sus instalaciones, ya que la cámara fría donde guardan las cajas listas para ser transportadas es rentada, además que necesitan más vehículos, mesas de trabajo y básculas.

Estos envíos se realizan cada 15 días, pero los empresarios tienen la intención de ampliar su terreno de siembra y hacer envíos cada semana, por lo que andan en busca de apoyos del gobierno, federal y estatal, para poder mejorar sus instalaciones.

Un comentario

  1. Sebastian Sanchez

    Me interesa saber el procedimiento de plantar, cosechar y exportar el albahaca, me podrían conseguir la información de los productores de Tecpan, Guerrero? Gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *