Inicio » Carrusel » Todo lo que necesitas saber sobre la leche
FOTO: Istock.

Todo lo que necesitas saber sobre la leche

FERNANDA ALVARADO. EL UNIVERSAL.

¿Realmente es indispensable en tu dieta?

Aunado a que el pasillo de leches en el súper cada vez es más largo y confuso, este alimento y sus derivados se han convertido en productos controversiales, no solo entre los consumidores; también entre los profesionales de la salud. Por un lado, hay quienes alegan que la naturaleza ha diseñado la leche de cada especie para satisfacer necesidades nutrimentales específicas en cada animal y que, por tanto, la de la vaca no es apta para humanos; mientras que algunos especialistas y distintas instituciones de salud incluyen este alimento como parte de una dieta saludable.  

La leche de vaca se compone principalmente de agua, grasa, proteínas de alta calidad, vitaminas A, D y B12, así como minerales como calcio, magnesio, fósforo y zinc. De acuerdo a la cantidad de grasa, la leche se clasifica como entera, semidescremada y descremada. Cabe señalar que todas aportan la misma cantidad de calcio, vitaminas y proteína.

LECHE ENTERA

Este tipo ha atravesado por distintos linchamientos en los últimos años. En la década de los setenta, se adoptó una política de salud pública que limitó el consumo de alimentos ricos en grasa saturada por su supuesta conexión con las enfermedades cardiovasculares. En la actualidad, esta recomendación ha sido cuestionada: distintas investigaciones apuntan que la grasa de los lácteos no afecta la salud del corazón. Por el contrario, puede ayudar a prevenir el aumento de peso y disminuir el riesgo de diabetes tipo 2.

LECHE SEMIDESCREMADA

Contiene 50% menos grasa que la leche entera. Es ideal para personas que quieren disfrutar la consistencia de la leche entera pero con un poco menos de grasa, y para niños mayores de dos años de edad.

LECHE DESCREMADA

También es conocida como “leche light”. Si bien no es considerada como la  más saludable, es ideal para personas que quieren disminuir el consumo de calorías. Aunque este tipo de leche tiene menos grasa y calorías, no necesariamente se relaciona con una mayor pérdida de peso.

LECHE DESLACTOSADA

A esta bebida se le añade lactasa, una enzima que rompe la lactosa (el azúcar natural de la leche) convirtiéndola en una bebida más digerible a personas con intolerancia o maldigestoras de la lactosa.

Tiene las mismas cualidades nutrimentales que la leche entera, la única diferencia es que no tiene lactosa. En el caso de la leche deslactosada “light”, además de no tener lactosa, es baja en grasa. 

FÓRMULAS LÁCTEAS 

Se trata de bebidas elaboradas a partir de componentes propios de la leche pero no es leche. Contiene grasas de origen vegetal y un menor aporte de proteína. Por tanto, su producción es más económica y su calidad nutrimental más baja. 

Considera que, para que una leche sea considerada como tal, debe cumplir con todas las especificaciones sanitarias expuestas en la Norma Oficial Mexicana NOM-243-SSA1-2010.

LECHES VEGETALES

Aunque mucha gente las confunde, las bebidas hechas a base de vegetales y la leche de vaca son alimentos con muy distintos sabores y  cualidades nutrimentales. Este tipo de bebidas son de bajo o nulo aporte de proteína, a excepción de la de soya que contiene casi la misma cantidad de proteína que la leche de vaca. 

¿DEBEMOS BEBER LECHE? 

Ningún alimento es imprescindible en una dieta equilibrada; sin embargo, la leche es una de las principales —y más accesibles— fuentes de proteína, vitamina D y calcio para gran parte de la población, sobre todo para la de escasos recursos debido a su costo; además de  que es un alimento duradero, que se puede almacenar y transportar fácilmente. 

Las Guías Alimentarias y de Actividad Física en Contexto del sobrepeso y la Obesidad de la Población Mexicana, recomiendan el consumo de dos porciones de productos lácteos (como leche, kéfir, yogur, queso, jocoque) dentro de una dieta correcta y equilibrada.

Considera que la mejor leche es aquella que se adapta a nuestros gustos, necesidades nutrimentales, presupuesto, objetivos y estilo de vida. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *