Productores de frijol tomaron los centros de acopio de la Seguridad Alimentaria Mexicana (Segalmex) para protestar por las irregularidades en el programa de recolección del grano y exigir atención del presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, “no se está haciendo valer la palabra del presidente”, recriminaron.

Desde las 8 horas de este miércoles, campesinos se manifestaron para denunciar la falta de pago y actos de corrupción cometidos por quienes operan los espacios de recolección del grano en el estado y autoridades de la Segalmex.

Con mensajes en mantas y cartulinas, demandaron a López Obrador que intervenga para solucionar el conflicto y actúe en contra de quienes, según les prometió el Gobierno de México, les ayudaríaN a comercializar el producto.

Aunque Ramiro Hinojosa, líder de la Asociación de Frijoleros, dijo no estar al frente de la toma de centros de acopio por parte de productores, aseguró que acudiría, como productor y como líder del movimiento de productores de la zona frijolera para respaldarlos en las exigencias contra Segalmex.

Expuso que seguramente están en derecho pleno de la exigencia que hacen y ésta tiene que ver con las nuevas contralorías sociales.

Sostuvo que no ha tenido acercamiento con el titular de Segalmex, Ignacio Ovalle, con excepción del día que vino López Obrador a Zacatecas, quien les pidió que participaran en el tema de las contralorías sociales para evitar el mal uso de los centros de acopio.

Detalló que esto tiene que ver con lo que está sucediendo ahora, pues las normas son muy rígidas y buscan flexibilizarlas, ya que se basan en un padrón muy rasurado, en el que no se encuentran todos los productores, ni siquiera los que cumplen con la norma de las 20 hectáreas o menos, hay productores que tienen menos de 20 hectáreas y no aparecen.

Este movimiento representa a aproximadamente mil 500 productores de General Francisco R. Murguía, Miguel Auza, Río Grande, Saín Alto y Sombrerete. 

Inconformes

Por su parte, Carlos Santos y José Guadalupe Martínez Chávez, ambos productores, manifestaron estar inconformes con el incumplimiento a la palabra del presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador.

Señalaron que existen muchas inconsistencias y que las normas son rígidas, porque más de la mitad de productores se les regresa el frijol.

Debido a la nueva norma, el análisis es más estricto y si el frijol tiene hongo o está quebrado no pasa y finalmente los productores se ven obligados a vender a los coyotes o acopios tradicionales, lo que habla de un acto de corrupción entre analistas y coyotes, aseveraron.

Comentaron que las normas de calidad son muy estrictas y los granos de este año, debido a las lluvias, son de mala calidad; de hecho, hay productores que criban su frijol hasta dos veces y no pasa, lo que genera que el frijol lo paguen a 12 pesos, y no al precio de 14.50.

Cuando el grano es captado por los coyotes, éstos pagan aproximadamente 7 pesos, ese mismo frijol se oferta al consumidor final hasta en 26 pesos.

Explicaron que de ocho productores que acuden, sólo pasan tres o cuatro, por lo que la mayoría queda fuera del esquema.

“Antes de que nos quiten kilos por tonelada nos envían a cribarlo, esto genera un gasto extra, además de que no hay suficientes cribas en el municipio”, aseguraron.

Asimismo, exigieron que sea revisada la norma por Segalmex y que la amplíe, para que puedan entregar su frijol. “Entendemos que hay frijol sucio, pero no es exactamente así, hay frijol que llega en condiciones de ser recibido y por la norma no pasa, en el hongo es un 1 por ciento, con cuatro o cinco granos así, ya no pasa”, acotaron.

“Ya los productores están desesperados porque, al final, de no recibirnos el producto, no lo pagan, siendo que en los puntos de acuerdo se dijo que se pagaría en un lapso de 24 a 48 horas, ya van tres semanas y nada”.

Los centros de acopio que se tomaron fueron los de Sombrerete y las comunidades de Hidalgo y Progreso.

 

Jesús Padilla se lava las manos

Jesús Padilla Estrada, diputado local y coordinador de la bancada de Movimiento Regeneración Nacional (Morena) admitió que hasta el momento desconoce el esquema de acopio de Segalmex, por el que los frijoleros se han manifestado en desacuerdo.

“Yo no represento más que a los productores de Sombrerete, Juan Aldama, Miguel Auza, Río Grande y Saín Alto que están operando bajo las reglas del programa de Aserca-Sader, pero no los represento, les echamos la mano en lo que podemos”, declaró en entrevista para NTR Medios de Comunicación.

Explicó que “a la información que tengo se está generando a falta del pago oportuno al productor como lo había ofertado el propio presidente, hasta ahí sé que no se está haciendo en los términos que se anunció el programa. Realmente no tengo mucha información porque ellos (Segalmex) manejan poquito más cerrada la información”.

“El ofrecimiento del presidente [López Obrador] que fue a la hora que lleven el frijol se les pagaba de inmediato. Y parece ser que ahora tienen problemas con el pago. No le sé decir más porque más información no vierten, se cierran”, sentenció.

Jesús Padilla, quien cuenta con 10 hectáreas dedicadas al cultivo del frijol aseguró que no ha participado como acopiador de ningún esquema, “ni tengo conflicto de intereses, ni tengo ninguna participación en la comercialización”.

El actual diputado, quien llegó a ejercer como presidente estatal del Sistema Producto Frijol, fue el asesor jurídico de ejidatarios de Miguel Auza, además, desde 1980 se dedica a la producción del grano, por lo que recordó que actualmente  hay dos esquemas: el tradicional de la Agencia de Servicios a la Comercialización y Desarrollo de Mercados Agropecuarios (Aserca) y el de Segalmex.

De igual manera, refirió que en el esquema que maneja Aserca es transparente y que se pagará a 14.50 pesos el kilogramo de frijol, siempre y cuando el frijol esté limpio y satisfaga la norma oficial de compra.

Recordó que lo primero que hizo como diputado fue apoyar a los productores para que el precio llegara a los 14.50 pesos por kilogramo.

“Se vio envuelta la Sader en que los acopiadores tradicionales de Durango, Zacatecas y Chihuahua, se cerraron a no comprar hasta que no se les diera más subsidio. Ahí estaba el otro problema, ya se logró el precio, pero ¿quién nos lo compra? ¿Quién lo paga? Los  comercializadores se cerraron y querían hacerle mano de puerco a la Secretaría para que les diera más dinero”, expuso.

Por otra parte, el presidente municipal Manuel Alan Murillo Murillo, expuso que Sombrerete es una de las regiones más importantes de producción de frijol, denunció la corrupción que impera en el esquema de Segalmex, por lo que manifestó su apoyo a los productores.

En tanto que la delegada de programas para el desarrollo en la entidad, Verónica Díaz Robles, no dio declaración al respecto, pues sus colaboradores dijeron que no estaba a disposición de los medios de comunicación. 

Justifica Diconsa falta de pagos

Raúl Díaz Díaz, gerente en Zacatecas de Diconsa–Segalmex reconoció que no se les pagó a tiempo a los productores debido a que “estábamos aprendiendo a cómo realizar estos procesos administrativos que fueron hasta cierto punto, nuevos para nosotros”.

Agregó que “estábamos acostumbrados hacer pagos de 120 a 130 productores a la semana y de repente nos caen 500 productores”, explicó.

Además, justificó que el retraso en los pagos obedece a que el programa arrancó “todavía con algunos problemas en cuanto a la sistematización de la información”.

“Nos instruyeron, a que enfrentáramos, en primera instancia, el pago de estas toneladas que se estaban acopiando, y en México, mientras tanto, estaban trabajando en la afinación de los sistemas”, sentenció.

Asimismo, afirmó que ni Diconsa ni el programa de precios de garantía, realizan cobros por la calidad, sin embargo, sí se penaliza porque se tiene que recibir como lo exige la norma mexicana.

Aseguró que hay unas cribas que no son ni del programa de precios de garantía, ni de Diconsa, sino de particulares que ofrecen el servicio y les cobran 250 pesos aproximadamente.

Confirmó que no cambiaron las normas de limpieza, ni se volvieron más estrictos como lo argumentan algunos de los manifestantes, sino que es la misma norma de calidad que se exigió en años anteriores.

Hasta el momento se cubrieron 51 millones de pesos de este programa. Aseveró que este jueves se cubrirá el resto de los pagos entre las 9 y las 12 horas por 176 millones de pesos más, lo que equivale mil 743 productores que recibirán sus pagos por transferencia bancaria.