Director General: Eduardo Goycoolea Nocetti. Subdirectora: Julieta E. Rocha Hernández.
martes , 18 mayo 2021
Inicio » Carrusel » Trabajadores de Sembrando Vida recibirán ahorros por cultivar la tierra antes de que termine el sexenio: Presidente

Trabajadores de Sembrando Vida recibirán ahorros por cultivar la tierra antes de que termine el sexenio: Presidente

Compartir es bueno:

AMLO.ORG.MX.

SAN MATEO ETLATONGO, Oaxaca. Al constatar el funcionamiento del vivero de Sembrando Vida en San Mateo Etlatongo, Oaxaca, el presidente Andrés Manuel López Obrador anunció que antes de concluir el sexenio, las y los trabajadores del campo inscritos en el programa de reforestación recibirán los ahorros que mensualmente generan.

Recordó que al mes perciben 5 mil pesos de sueldo, de los cuales 4 mil 500 pesos se les entregan íntegros como pago y 500 pesos se quedan en una caja de ahorro de la Secretaría de Bienestar para que con ese dinero se extienda el apoyo al menos un año después de que concluya la actual administración.

“Primero pensaba que debía ser así para que cuando terminara nuestro gobierno, con esos ahorros, se continuara un año o dos años más con el programa, sin embargo, ya hablando con Javier May, pensándolo, lo mejor es que esos ahorros que ustedes tienen se les entreguen antes de que termine nuestro gobierno para no dejar recursos y a lo mejor problema a futuro. Vale más que al finalizar nuestro sexenio esos ahorros se distribuyan a todos los sembradores”, explicó.

Informó que en la Comunidad de Aprendizaje Campesino (CAC) San Antonio, en San Mateo Etlatongo, hay 29 sembradores en total: 11 son mujeres y 18 hombres.

Actualmente se trabajan 75 mil hectáreas con 35 mil sembradores en Oaxaca y se ampliará el programa con 35 mil hectáreas más y 10 mil sembradores.

A nivel nacional se cultiva más de un millón de hectáreas a través de esta iniciativa y suman más de 400 mil sembradoras y sembradores, agregó el jefe del Ejecutivo.

El mandatario sostuvo que Sembrando Vida “es un programa bendito porque se cultiva la tierra, se siembran árboles frutales, maderables; se generan empleos y también se protege el medio ambiente. Tiene varias ventajas, son varios los beneficios”.

Afirmó que “se tiene que aprovechar el tiempo y la oportunidad. Ahora que hay un gobierno que voltea a ver al pueblo, no perdamos el tiempo y no perdamos la oportunidad porque no sabemos qué nos depara el destino”.

Resaltó que las pensiones para adultos mayores y niñas y niños con discapacidad, las becas a estudiantes de todos los niveles escolares y la atención médica gratuita, sí continuarán cuando concluya el gobierno que encabeza porque son derechos establecidos en la Constitución.

El presidente López Obrador precisó que en San Mateo Etlatongo, Oaxaca, hay cuatro aprendices de Jóvenes Construyendo el Futuro; 82 familias con hijos estudiantes en nivel básico tienen becas y un plantel escolar accede a recursos para su rehabilitación a través del programa La Escuela es Nuestra.

Reciben una pensión bimestral 116 personas adultas mayores y 25 niñas y niños con discapacidad habitantes del municipio.

Por parte del programa Producción para el Bienestar, se beneficia a 105 productores y para reactivar la economía, 11 pequeños empresarios obtuvieron créditos de 25 mil pesos.

“En suma, en Etlatongo hay 317 viviendas según el censo y hay 416 personas beneficiadas. Casi en todas las casas llega cuando menos un apoyo. Esto es lo que queremos que siga sucediendo y lo que vamos a fortalecer en el tiempo que estemos en el gobierno: repartir con justicia el presupuesto, que es dinero del pueblo y alcance el presupuesto”, remarcó.

El presidente concluyó la visita al vivero de Sembrando Vida reafirmando que no se contratará deuda para hacer frente a la crisis económica que generó la epidemia de COVID-19 y aseguró que la estrategia de recuperación seguirá fundamentada en el combate a la corrupción y el ejercicio de un gobierno austero.

Versión estenográfica. Evaluación de Sembrando Vida, en San Mateo Etlatongo, Oaxaca

PRESIDENTE ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR: Amigas, amigos de Etlatongo:

Me da muchísimo gusto estar de nuevo en este municipio, que ya conocía. Siempre presumo que conozco todos los municipios de México, pero en especial presumo que conozco los 570 municipios de Oaxaca.

Me da muchísimo gusto estar aquí de nuevo con ustedes, con este programa, que es muy importante, que es el programa que más apoya a la gente del campo, a los pueblos, a los ejidos, a pequeños propietarios, a quienes viven y trabajan en tierras comunales.

Este es un programa bendito, porque se cultiva la tierra, se siembran árboles frutales, maderables, se generan empleos y también se protege del medio ambiente. Tiene varias ventajas, son varios los beneficios de este programa Sembrando Vida.

A nivel nacional, como aquí lo informó Javier May, secretario de Bienestar, ya estamos trabajando más de un millón de hectáreas, ya son más de 400 mil sembradores mujeres y hombres.

Por eso nos da gusto estar aquí, constatar que están trabajando, que en esta comunidad hay un grupo, si bien recuerdo, de 21 sembradores… 29 sembradores.

¿Cuántas mujeres?

INTERVENCIÓN: Once.

PRESIDENTE ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR: Once mujeres y 18 hombres.

Nos da mucho gusto esto, que se esté trabajando la tierra, que estemos arraigándonos, que estemos regresando en algunos casos al campo, que eso es muy importante, y que al mismo tiempo se estén dando estos beneficios, el que tengan sus ingresos para poder sembrar sus parcelas; cinco mil pesos, aunque reciban cuatro mil 500 y 500 queden de ahorro.

Primero pensaba que debía ser así para que, cuando terminara nuestro gobierno, con esos ahorros se continuara un año, dos años más con el programa.

Sin embargo, ya hablando con Javier May, pensándolo, lo mejor es que esos ahorros que ustedes tienen se les entreguen antes de que termine nuestro gobierno para no dejar recursos y a lo mejor problema a futuro. Vale más que al finalizar nuestro sexenio esos ahorros se distribuyan a todos los sembradores.

Tenemos que pensar en que no somos eternos, sólo el Creador, y que, en el caso de nuestro gobierno, si el pueblo así lo decide, terminamos en septiembre del 2024 y no va a haber reelección por cuestiones de principios. Somos maderistas, seguimos el ejemplo del Apóstol de la Democracia, Francisco I. Madero: sufragio efectivo, no reelección.

Entonces, por eso se tiene que aprovechar bien el tiempo y la oportunidad, que ahora que hay un gobierno que voltea a ver al pueblo, no perdamos el tiempo y no perdamos la oportunidad, porque no sabemos qué nos depare el destino.

En el caso de los programas gubernamentales, hay la mala costumbre de que termina un gobierno y ya no hay continuidad, ya cambian los programas, desaparecen, ya son otras políticas. Aunque el nuevo gobierno pertenezca al mismo movimiento, ya es una visión distinta y más si -toco madera, pero aquí es plástico- si hay un retroceso, si regresa la corrupción, si regresa el régimen de privilegios, si el gobierno vuelve a ser un comité al servicio de una minoría y se le da la espalda al pueblo, entonces ya no habría estos programas.

Y no soy adivino, no estoy hablando al tanteo, es que ahora que se propuso, por ejemplo, reformar la Constitución, el artículo 4º, para que se convirtieran en derechos la pensión a los adultos mayores y la pensión a niñas y a niños con discapacidad, y las becas para estudiantes y que la salud fuese gratuita, la atención médica, los medicamentos, bueno hubo partidos en la Cámara que votaron en contra. Pero no les estoy hablando de hace mucho tiempo, no, del año pasado.

Claro, como ahora se tiene mayoría y se contó con el apoyo de partidos progresistas, se pudo lograr que quedara escrito en la Constitución que se tienen que entregar las pensiones a adultos mayores. Ya no es un programa, ya es un derecho adquirido, se elevó ese programa y otros más a rango constitucional, y esté quien esté en el gobierno se tiene que mantener ese programa, porque en la misma Constitución quedó escrito que cada año el presupuesto tiene que ir creciendo para la pensión a adultos mayores, la pensión a niñas, a niños con discapacidad, las becas a estudiantes de familias pobres y para la atención médica, garantizar el derecho a la salud.

Pero en el caso de estos programas está más difícil dejarlos bien amarrados. Los pueden desatar, pueden desaparecerlos, cuando termine nuestro gobierno. Por eso, insisto, hay que aprovechar el tiempo, hay que sembrar, hay que utilizar el apoyo para cultivar las parcelas, porque es un patrimonio que se deja a los hijos hacia adelante.

El durazno, el aguacate, lo que ustedes están sembrando, pues van a poder ya empezar a cultivar los ensayos, como se le dice, a los tres, a los cuatro años. Todo lo que sembremos este año alcanza a cosecharse, a ver el fruto en el 24.

Por eso también ya estamos en los límites, ya no vamos a poder ampliar más el programa el año próximo porque ya no nos va a alcanzar el tiempo de ver los frutos. Este año aquí en Oaxaca, por petición del gobernador Murat y además por justicia, porque nos lo están demandando los pueblos aquí, en valles centrales y en otras regiones de Oaxaca, se va a ampliar el programa Sembrando Vida.

Como aquí se ha dicho, ya se están trabajando 75 mil hectáreas con cerca de 30 mil sembradores, vamos este mismo año a ampliar para que sean otras 35 mil hectáreas más y que se incremente a 10 mil sembradores.

Y vamos a apoyar mucho la siembra del maguey en Oaxaca, vamos a orientar mucho la ampliación del programa a ese cultivo por la demanda que tiene el mezcal, porque es la forma de que haya más ingresos en el campo, ingresos para los productores de mezcal en Oaxaca, que es una bebida de los dioses y es el mejor mezcal de México.

No quiero herir susceptibilidades, crear celos y sentimientos, pero ya ven cómo está lo de la denominación de origen y de dónde es el mejor mezcal. Yo respeto a todos los productores, creo que todos los mexicanos producen buen mezcal, pero la verdad es que el mezcal de Oaxaca es de primer orden, es de lo mejor que hay en nuestro país.

Entonces, vamos a ampliar el programa Sembrando Vida este año y vamos a seguir ayudando.

No es sólo un programa. En el caso de todos los municipios de Oaxaca y de México, así como Etlatongo, hay varias acciones, se puede hablar de varios beneficios, no sólo es Sembrando Vida.

Aquí, por ejemplo, me da gusto que en San Mateo Etlatongo, en este municipio al que pertenece esta comunidad de San Antonio, aquí hay cuatro jóvenes que están en el programa Jóvenes Construyendo el Futuro que están trabajando como aprendices, eso es muy importante.

Aquí ya hay una escuela en el municipio que está recibiendo de manera directa su presupuesto para el mantenimiento. Y así tiene que ser con las cinco escuelas que hay en el municipio. Apenas una está recibiendo ya su presupuesto, que se entrega de manera directa a las sociedades de madres, de padres de familia y que ellos deciden cómo utilizar el dinero.

Aquí en este municipio de Etlatongo, de San Mateo, hay 116 adultos mayores que tienen su pensión, 25 niñas y niños que también tienen su pensión, niñas, niños con discapacidad.

Aquí, como ya lo constatamos, se está apoyando a los productores, no sólo con este programa Sembrando Vida, lo que era el Procampo, que ahora es Producción para el Bienestar, el que se entrega un apoyo de manera directa. Me dicen, de acuerdo al informe, que reciben este apoyo 105 productores.

Y aquí también está este programa Sembrando Vida que está pensado en el municipio para 72 sembradores, tres grupos, aquí estamos nada más en San Antonio, hay dos grupos más; en total, aquí son 300… No, en total se van a destinar este año en el municipio tres millones de pesos para este programa, para los 72 sembradores, es lo que se tiene estimado.

Y se me pasaba también decir que ahora con la pandemia, el año pasado, se entregaron aquí en Etlatongo 11 créditos para pequeños empresarios, los que tienen un pequeño negocio, un taller, a 11 se les entregaron créditos de 25 mil pesos para ayudarlos.

En suma, en Etlatongo hay 317 viviendas, según el censo, y hay 416 personas beneficiadas. Casi en todas las casas, en todos los hogares, llega cuando menos un apoyo.

Esto es lo que queremos que siga sucediendo y lo que vamos a fortalecer en el tiempo que estemos en el gobierno: repartir con justicia el presupuesto, que es dinero del pueblo. Y alcanza el presupuesto.

El problema no es la falta de presupuesto, el problema que se tenía era que se robaban el presupuesto y por eso no se distribuía el presupuesto, no le llegaba a la gente, no había beneficios para el pueblo, se quedaba el presupuesto arriba.

Ya lo dije y lo repito, era un gobierno al servicio de una minoría. Los de mero arriba, los que estaban en la punta o están de la pirámide, del cerro, esos eran los privilegiados. Grandes empresas, grandes bancos no pagaban impuestos, se les condonaban los impuestos. Estoy hablando de miles de millones de pesos que se les condonaban año con año.

Y miren la injusticia. Se pedía que pagaran impuestos y se tenía que hacer con el pueblo raso. Los campesinos, a pagar impuestos, porque cuando se compra una mercancía ahí va incluido el impuesto, ahí va el IVA; los obreros, los maestros, los pequeños, medianos comerciantes, pequeños, medianos empresarios, todos a pagar impuestos, menos los de mero arriba.

También ustedes deben de saber que ya se reformó la Constitución y ahora en el artículo 28 de la Constitución quedó escrito que están prohibidos en México los monopolios y la condonación de impuestos, se terminó con ese privilegio.

Entonces, cuando no hay corrupción, el presupuesto alcanza, rinde.

Ahora enfrentamos esta tremenda crisis por la pandemia del COVID que produjo también la caída de la economía, pero no recurrimos a endeudar al país, a créditos. No, fue distinto. En 1995, que hubo una crisis, ni siquiera fue por pandemia, sino por corrupción y mal manejo de la economía.

¿Qué se hizo en ese entonces, cuando se cae la economía nacional?

Se convierten las deudas de unos cuantos, las deudas privadas en deuda pública, un billón de pesos. Todavía se debe ese dinero y hay que estar pagando 40 mil millones de pesos al año sólo de intereses, eso fue el Fobaproa.

Ahora fue distinto, ya no se rescató a los arriba. Me lo plantearon cuando comenzó la crisis, fueron a verme, a decirme: ‘Es necesario pedir prestado, hay que solicitar créditos’; además, esa era la fórmula que se seguía siempre, se volvió a aplicar, muchos países se endeudaron, crecieron en deuda porque se fueron por el camino fácil.

Pero imagínense, si nosotros solicitamos deuda, pues ¿qué significa?, significa dejar hipotecado a nuestro país, dejarles toda esa deuda a las nuevas generaciones, porque la deuda pública no se desparece. La deuda que uno tiene en lo personal, cuando uno fallece, ya no hay la obligación de los hijos de pagar la deuda de los padres, ahí se terminó; pero la deuda de los gobiernos, la deuda pública, esa se hereda de generación en generación.

Por eso es muy irresponsable decir: ‘Vamos a endeudar al país’. Lo que dijimos: Vamos a seguir combatiendo la corrupción y vamos a ser un gobierno austero, como nos lo enseñó el presidente Juárez. No puede haber gobierno rico con pueblo pobre. Nada de aviones lujosos, nada de lujos en el gobierno, sueldos elevadísimos para los altos funcionarios públicos. Todo esto se terminó.

Ya no hay, nada más que no se nota porque ni servían, ya no hay Estado Mayor Presidencial.

¿Saben cuántos cuidaban al presidente?

Ocho mil soldados. Miren quiénes están aquí. Nos ahorramos todo eso.

¿Dónde están estos elementos de la Secretaría de la Defensa?

Están ahora en la Guardia Nacional, cuidando al pueblo, garantizando que haya seguridad en nuestro país. Entonces, por eso es que nos alcanza el presupuesto.

Termino con un ejemplo. El último año del pasado gobierno, la Presidencia de la República ejerció un presupuesto de tres mil 600 millones de pesos; la Presidencia, tres mil 600 millones de pesos.

¿Sabe cuánto ejercimos nosotros el año pasado?

Seiscientos millones. Tres mil millones menos, de ahorro.

¿Y a dónde va ese dinero?

Al pueblo, a la gente. Por eso hay estos programas y van a seguir habiendo estos programas. Nunca van a faltar los apoyos, los recursos, en beneficio de nuestro pueblo.

Me dio mucho gusto estar aquí con ustedes también.

Concluyo informándoles, aunque mañana ya se va a saber, pero ustedes tienen la primicia, porque venimos a visitarles y nos da mucho gusto, decirles que ya empieza la campaña nacional de vacunación contra el COVID. Se va a anunciar mañana en la mañana, muy temprano en Oaxaca. Ya se va a empezar a vacunar a todo el pueblo de México, empezando con los adultos mayores. Y esto nos va a proteger para no enfermarnos, para no padecer, para no seguir sufriendo de esta pandemia, de este virus. Esto nos va a ayudar mucho, el que ya se tenga adquirida toda la vacuna, 140 millones de dosis, 32 mil millones de pesos que ya se tienen, ya se compró toda la vacuna que se necesita para proteger a nuestro pueblo.

Y ya concluyo, termino diciendo que aquí en Oaxaca llevamos muy buena relación con el gobernador Alejandro Murat. Estamos trabajando de manera coordinada; lo mismo, con las autoridades municipales y las autoridades de los pueblos de usos y costumbres, de todas las comunidades, de todas las regiones de este gran estado que es Oaxaca, la cuna, la tierra que vio nacer al mejor presidente de México en toda la historia: Benito Juárez García.

Muchas gracias, amigas y amigos.

 

Compartir es bueno:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *