martes , 19 noviembre 2019
Inicio » Carrusel » Transformación molecular del pez diablo ayudaría a su comercialización

Transformación molecular del pez diablo ayudaría a su comercialización

ANDRÉS DOMÍNGUEZ. CHIAPAS PARALELO.

Su aspecto, piel dura y carne oscura han hecho que sea un animal no consumible en la mayor parte de Chiapas.

El pez diablo (hypostomus plecostomu), es especie invasiva, altamente reproductiva y sin un depredador natural en Chiapas, lo que representa un peligro para la actividad pesquera en el estado, ya que en ciertos municipios ya se encuentra presente hasta en un 70 por ciento por cada intento de pesca, por lo que, investigadores del Instituto Tecnológico de Tuxtla Gutiérrez (ITTG) han desarrollado estudios para poder comercializar a dicha especie desde su extracción molecular.

El pez oriundo de Brasil, fue introducido como una especie exótica en menos de una década, sin embargo, por sus cualidades de alimentación se adaptaron perfecto a los arroyos y lagos del estado, así mismo, su nivel alto de reproducción hace que actualmente sea una especie con sobrepoblación que pone en riesgo a la cadena alimentaria local.

Pez diablo.

El pez ya se encuentra presente en toda la geografía chiapaneca, sin embargo, en el centro y sur aún no se comercializa ni consume, a diferencia del norte del estado quien ya se encuentra un comercio importante, afirmó Rocío Meza Gordillo, docente e investigadora del Instituto.

La docente indicó que debido al aspecto, la dificultad de su procesamiento y su carne oscura han hecho que la mayoría de la ciudadanía chiapaneca no lo consuma, al punto de existir una sobrepoblación, como en la región de la presa “Peñitas” y el municipio de Catazajá, en la que se han registrado, que en cada intento de pesca, el 70 por ciento de lo recogido es pez diablo.

Por tanto, el pez diablo es un producto ampliamente rechazado para su consumo y comercialización,  sin embargo, dentro del Instituto se desarrollan investigaciones en la Maestría en Ciencias en Ingeniería Bioquímica y del Doctorado en Ciencias de los Alimentos y Biotecnología para buscar una salida a su sobrepoblación y la generación de un comercio para los pobladores.

Separación de la carne.

Rodrigo Gutiérrez Santiago, investigador a cargo del estudio molecular, manifestó que productores chiapanecos ya ven disminuidos sus ingresos por la sobrepoblación de pez diablo, ya que desplazada a peces como la tilapia y la mojarra, debido a que al alimentarse llega a comer los huevos de las demás especies.

Ante ello, su estudio pretende extraer moléculas de interés para convertirlas en un producto comercializable y así combatir la sobrepoblación.

Procesado molecular.

Dicho procedimiento consta de toma la carne seca del pez y mediante procesos químicos desarrollar colágeno en polvo, que ayudaría a comercializar productos que ayuden a cuidar la piel y los huesos, lo que aportaría a la economía de los pescadores y la mitigación de su población.

Extracción de colágeno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *