Director General: Eduardo Goycoolea Nocetti. Subdirectora: Julieta E. Rocha Hernández.
sábado , 25 septiembre 2021
Inicio » Noticias » Ciencia » Tratarán de cuidar ecosistema con mecanismo de agricultura

Tratarán de cuidar ecosistema con mecanismo de agricultura

Compartir es bueno:

EL PORVENIR.

Académicos de la UANL le apuestan a cuidar la tierra y sobre todo el no agotar los recursos naturales.

MONTERREY, Nuevo León. De una manera muy dinámica y hasta práctica académicos y operadores en pro del medio ambiente, desean cuidar del ecosistema creando mecanismo de agricultura vertical, lo que sería una especia de acciones “de altura” en pro de preservar los recursos naturales.

Y es que en pro del ecosistema regio académicos de la UANL le apuestan a cuidar la tierra y sobre todo el no agotar los recursos naturales.

Dicho ello controlando con precisión el crecimiento de las plantas, el doctor Humberto Rodríguez Fuentes propone la agricultura vertical, o Plant Factory, como un planteamiento ejemplar en pro del consumo de alimentos vegetales, rentable y en pro del medio ambiente.

En el marco del Día Mundial del Medio Ambiente, celebrado el 5 de junio, la propuesta del catedrático y coordinador de la Unidad Académica Marín de la Facultad de Agronomía, es muy atractiva, pues los beneficios ambientales, y de rentabilidad, son muchos.

Desde hace cinco años el ingeniero agrónomo se ha especializado en la agricultura vertical en Nuevo León y en México. Este sistema tiene poco más de 15 años en desarrollo progresivo en países como Japón, Holanda, China y Taiwán.

Su atractivo es que en un espacio reducido de bandejas organizadas sobre anaqueles se controlan todos los procesos del crecimiento de las plantas como la humedad, temperatura, iluminación, los nutrientes y hasta un 10 por ciento menos de uso de agua.

“En el Plant Factory todo es exponencial, o cúbico. Cada bandeja forma una hilera y cada hilera se separa 33 centímetros en hasta tres metros de altura por cada anaquel. Así, en un cuarto cerrado se tienen varios anaqueles, decenas de bandejas y miles de plantas”.

El doctor Rodríguez Fuentes es encargado del Laboratorio de Suelos, Plantas y Aguas y del Laboratorio Sistemas de Control Ambiental Total, en el Campus de Ciencias Agropecuarias de la Facultad de Agronomía, ubicado en General Escobedo.

“Mi fábrica es una planta, me produce lo que ya sé qué me va a producir. No tendré problemas de variación. Si el sistema trabaja en continuo tendré la biomasa que programé”, comentó el investigador y coordinador de la Unidad Marín.

Se ha especializado en la lechuga baby porque es la más rentable, pero también ha cultivado cilantro, perejil, apio, berro, acelga, espinaca, chile habanero, romero, orégano, cebollín, y cempaxúchitl. Y también podría cultivar otras legumbres y leguminosas.

“Este tipo de lechuguitas te cuesta unos 30 pesos en tiendas de conveniencia. En un metro cúbico puedo producir 60 mil lechugas en 23 días. En un año tendríamos 720 mil lechugas en esos 300 metros cúbicos. Y pueden ser hasta 14 ciclos en un año”, expuso.

 

Compartir es bueno:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *